(Foto: Especial)

Caña: Dulce esperanza, en el valle Autlán-Grullo-Limón

in Área Metropolitana/Medio Ambiente

Desde hace 18 meses aplican la “Estrategia para el Cultivo Sustentable de la Caña de Azúcar”, en el valle Autlán-Grullo-Limón. La dulce esperanza se finca en la posibilidad y el involucramiento de los productores en producir caña orgánica para que la industria produzca azúcar orgánica.

Por: Pedro Figueroa Bautista, Víctor Manuel Villalvazo López, Gerardo Cruz Sandoval y Víctor M. Sánchez Bernal.

Autlán de Navarro, Jalisco. 11 de enero del 2019. (Letra Fría) Desde hace más de una década profesores del Centro Universitario de la Costa Sur (CUCSUR) realizan actividades de vinculación en la región occidente de Jalisco, en la promoción de la agricultura orgánica, con el propósito de ir eliminando la dependencia de insumos externos (pesticidas), e integrando prácticas sostenibles y/o amigables con el medio ambiente con un fuerte componente de organización y empoderamiento de los actores sociales.

Desde hace 18 meses se participa en la “Estrategia para el Cultivo Sustentable de la Caña de Azúcar”, en el valle Autlán-Grullo-Limón, con la Unión Local de Productores de Caña de Azúcar, CNC del Ingenio Melchor Ocampo. La experiencia en este tiempo nos muestra la factibilidad de poder llegar a un futuro próximo a contar con caña orgánica. Pero, ¿Qué significaría esto para los productores y consumidores de este producto? Porque hablar de orgánico no solo requiere dejar de usar fertilizantes y pesticidas, requiere también dejar de quemar la caña, pero sobre todo, que los productores sean capaces de enfrentar esta nueva forma de realizar agricultura.

La estrategia implementa diversas propuestas, que van desde talleres de agricultura orgánica (uno por mes, en las instalaciones de la CNC del ingenio Melchor Ocampo), análisis de suelo (cromatografía), encuentros e intercambios de productores y al mismo tiempo giras para conocer nuevas experiencias en la elaboración de insumos o abonos orgánicos, así como los resultados en el cultivo. A la fecha se han realizado 12 talleres teóricos prácticos sobre agricultura orgánica en el auditorio de la CNC-Ingenio Melchor Ocampo, con una asistencia en promedio de 40 productores por taller, donde se han elaborado una diversidad de técnicas en Agricultura Orgánica, entre ellas: compostas, biofertilizantes, caldo minerales, reproducción de microorganismos, lombricultura y caldos repelentes. Estas técnicas ayudan a los productores a transitar el camino de lo orgánico. La propuesta es que los productores se involucren en el desarrollo de técnicas para volver a “saber hacer” y generar diferentes modos de producción que resulten alternos al modelo económico neoliberal industrializado.

La dulce esperanza se finca en la posibilidad y el involucramiento de los productores en producir caña orgánica para que la industria produzca azúcar orgánica, o en su caso producir otras alternativas con la caña, como puede ser piloncillo, cachaza, alfeñique, alcohol o ron para que al final el consumidor obtenga productos de alta calidad.

Invitamos no solo a los productores de caña a sumarme a esta estrategia, también a toda la población de consumidores en general que prefieran utiliza azúcar orgánica para endulzar alimentos y bebidas, o bien para aquella industria consumidora del dulce.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*