-Agenda Ciudadana- Alfaro en precampaña

by David Chávez Camacho 0

08/enero/2018 (LF) El precandidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura de Jalisco, Enrique Alfaro, realiza su precampaña. Nadie falta a la imparcialidad si se afirma que Alfaro Ramírez es el político más interesante, innovador, de los últimos años en el estado. Digo, si encabeza las preferencias electorales y simpatías ciudadanas, es que interesa a los ciudadanos, no sin algunas
resistencias, pues siempre los conservadores se oponen a los cambios.

Enrique Alfaro tiene sus cualidades y además suma causas y movimientos sociales. Es, pues, el político más actualizado, ajeno a la vieja política basada en corporativismos que aún hoy, en los partidos políticos tradicionales, desdibujan al individuo, lo borran.

Es fácil entender la simpatía por Alfaro, personifica el ánimo de la gente que siente la necesidad urgente de cambiar a la política, de entender y practicar nuestras relaciones sociales y económicas de manera distinta. Hay muchos problemas que llevan a querer dichos cambios, los principales se llaman pobreza, inseguridad e ineficiencia de las instituciones públicas, que son intolerables.

Como siempre desde que inició su movimiento social, Alfaro invita a las mujeres y a los hombres libres. Y uno se pregunta: ¿libres de qué? Libres de petrificaciones partidistas que ya no respetan a los individuos ni dejan que emerjan soluciones; libres de una cultura política que en automático reproduce corrupción.

Durante una entrevista en Radio Metrópoli, realizada el 3 de enero en Guadalajara, el periodista Jorge Octavio Navarro le dijo a Enrique  Alfaro: “usted marca agenda”. Ese es el asunto, Alfaro Ramírez marca la agenda política en Jalisco, la encabeza, la lidera.

Lo suyo es cambiar las formas, las viejas formas políticas que no sirven ya. Es de notar, por ejemplo, que los programas sociales que Enrique Alfaro impulsó y realizó en Tlajomulco de Zúñiga, cuando fue presidente municipal por vez primera, fueron mal imitados por gobiernos de otros partidos.

A Alfaro lo intentan imitar y, cuando la copia nos les resulta bien, otros políticos tienden a criticarlo con ataques infundados.

Pero a Alfaro vale escucharlo, analizarlo, valorarlo. Por supuesto, son los ciudadanos quienes tienen la primera y la última palabra.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de Letra Fría*

Leave a Reply