Agenda Ciudadana | No se crea ni se destruye, solo se transforma

en Plumas

Por: David Chávez Camacho

Autlán, Jalisco; 15 de julio de 2019. (Letra Fría) La renuncia de Carlos Lomelí sorprendió a pocos, el tuit de la Secretaría de la Función Pública la significa en su justa dimensión. Éste tuit indica que “los trabajos del equipo liderado por Irma Sandoval, la secretaria, “dan otro fruto rumbo a la nueva ética pública”.

Tal mensaje por Twitter, con su tono involuntariamente irónico, le da significado a la renuncia de Lomelí, el empresario farmacéutico, proveedor de gobiernos, y súper delegado de Andrés Manuel López Obrador en Jalisco, en el sentido de que es una renuncia política y no ética. 

En los tuits de Carlos Lomelí, éste afirma que renuncia para que la Secretaría de la Función Pública realice las investigaciones correspondientes. Ello evidencia que ésta secretaría apenas investigará o terminará de investigar. Las presiones en la opinión pública a Lomelí Bolaños tuvieron que venir de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.

Ésta asociación civil, MCCI, tiene como aliados estratégicos a entes como el Instituto Mexicano para la Competitividad, el Consejo de la Comunicación Voz de las Empresas, el Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada y etcétera, la derecha empresarial, pues. Su presidente fundador es Claudio X. González Guajardo.

Como sea, para los militantes de MORENA en Jalisco, Carlos Lomelí resultaba no sólo insostenible, sino insoportable. Lo que sorprendió a muchos, por la incongruencia del caso, es que Lomelí fuese el candidato a la gubernatura –muy deficiente, por cierto- y luego delegado –aún más deficiente y revisable-. Su candidatura fue una ofensa a los verdaderos luchadores sociales en Jalisco.

Ahora, se advierte, ya lo ha advertido un periodista jalisciense, la posibilidad de una segunda ofensa a la lucha social, el riesgo de que a Lomelí Bolaños lo sustituya el abogado Juan José Soltero Meza, representante legal de Lomelí en sus empresas y quien fue el defensor de María Alejandrina Salazar Hernández, primera esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán, y del hijo de éste, Iván Archivaldo Guzmán Salazar.

Antonio Neri, el periodista, indica también que al abogado Soltero Meza se le señala también por presunto tráfico de influencias, modo con el que ha metido a la cárcel a deudores de una empresa de la familia Bours, a la que pertenece el ex gobernador de Sonora con tal apellido.

El asunto es que hay quien se toma en serio lo de la Cuarta Transformación, pues hay motivos suficientes para hacerlo en la necesaria lucha contra la inequidad, la violencia y la corrupción. Pero pervive la duda de si en los altos niveles políticos y gubernamentales también se toman en serio o permanecen en la simulación aderezada con un discurso que apela a la justicia.

La corrupción no ha sido el único problema de México, lo ha sido también su hermana la demagogia, para la que son muy hábiles más que un personaje entre los transformadores y los refundadores, y ni citar a priistas, panistas, perredistas y estos y aquellos. Por cierto, no somos ingenuos: los empresarios no cantan mal las rancheras.

MA/MA

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio