-Agenda Ciudadana- Ríos de impunidad en Jalisco

by David Chávez Camacho 0

04/diciembre/2017 (LF) El periódico El Informador publicó la semana pasada un amplio artículo que lamentablemente no reporta nada nuevo, sino el agravamiento de un problema serio: la impune contaminación del río Santiago.

Es de observar que al hablar de tal río no se habla sólo de una fuente de malos olores e imágenes que entristecen, sino de una fuente de infecciones para millones de personas vecinas a tan importante fluente, y para otras millones más, ya que es fuente también de riego e insumo de agua para actividades agropecuarias que generan productos que se consumen o se comercializan en la Zona Metropolitana de Guadalajara. Activistas en pro del río Santiago han advertido que lo anterior incluye pescados que son colectados y comercializados de manera clandestina.

El río Santiago y su contaminación impune y criminal es también un espejo al que debemos asomar los habitantes de la Zona Metropolitana de Autlán, pues acá los ríos no corren por mejor suerte.

En el caso del río Santiago, el asunto es de tal omisión gubernamental e industrial que de 90 plantas de tratamiento, 56 no funcionan, porque muchas de ellas ni siquiera sirven. Las autoridades estatales y municipales tienen mucho que aclarar al respecto. Por supuesto, los industriales que hicieron de tan importante río su fosa séptica, deben mucho más que explicaciones, pero para hacerles cumplir con sus obligaciones tendría que existir autoridades capaces y con voluntad de hacer respetar la ley y el sentido común.

El mismo medio informa de la existencia de 276 plantas de tratamiento por todo Jalisco. Luego agrega, para desencanto general, que 74 están fuera de operación y 66 dadas de baja.

Acá en Autlán, los medios locales publicaron por el mes  de abril de este año que el Departamento de Ecología y Recursos Naturales del Centro Universitario de la Costa Sur, advirtió a la población de los riesgos que supone bañarse en las aguas del río Ayuquila-Armería por sus altos grados de materia fecal. Ojo, la advertencia de expertos es de apenas hace seis meses.

No solo la capital de Jalisco y municipios aledaños sufren de los efectos de la contaminación del agua. El gobierno del estado y los gobiernos municipales tendrían que informar con responsabilidad y sensibilidad ante los riesgos que enfrenta la población de la Zona Metropolitana de Autlán y la región Costa Sur en general.

Las ferias ambientales, las campañas de educación ambiental y los estudios y estudios de la Junta Intermunicipal del río Ayuquila, ya no son suficientes. O dejan su zona de confort académica o se ponen manos a la obra con la solución más pragmática posible. Autlán contamina buena parte del río por encima del 60 por ciento, por eso es urgente la inversión en una planta tratadora de aguas residuales que satisfaga la demanda de la población, y poner un freno a los desarrolladores inmobiliarios del municipio o que cumplan a cabalidad la ley.

La naturaleza es resistente, generosa base de la vida, pero no se debe sobrevalorar tal resistencia. Los equilibrios ecológicos son frágiles en realidad y los seres humanos formamos parte de los ecosistemas; si éstos se degradan, nos degradamos nosotros.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>