Agenda Ciudadana | Un debate que dejó intacto al puntero

in David Chávez Camacho

Por: David Chávez Camacho

Autlán de Navarro, Jalisco. (16 de mayo 2018) Tras el debate del 13 de mayo entre candidatos al gobierno de Jalisco, ocurrió como siempre sucede el mini-debate en la opinión pública para decidir quién lo ganó. En esta ocasión se coincide en que el triunfador fue Enrique Alfaro Ramírez, el candidato de MC, aunque los equipos de comunicación se apresuraron por redes sociales en dar por vencedor a sus respectivos jefes, pues tal es su trabajo.

Por supuesto, ya que nobleza obliga, hay que hablar con respeto de la y los candidatos, cada uno hizo lo suyo, en un formato con el corsé de los temas a tratar y a veces obligados, ya que no siempre se notó el deseo de hacerlo, de cuestionar a una u otro, por sorteo.

El más señalado negativamente fue el doctor Carlos Lomelí, un empresario de éxito rápido, y candidato de MORENA. Cada quien habrá de calificarlo, pues no es el caso hacerlo aquí, pero siento que fue un error de su parte derivar las respuestas clarificadoras a su página web, lo que equivale a nombrarla como vocera. Ante señalamientos como los que recibió el doctor Lomelí, es más eficaz responder personal y contundentemente.

Hay que reconocer que el minuto de silencio que el candidato del PVEM, Salvador Cosío, dedicó a las víctimas de la inseguridad y de la violencia que sufrimos los jaliscienses, fue pertinente y muy intenso por su significado.

Sin embargo, siento que el candidato del Verde, la candidata del PANAL, el candidato del PRD y el del PAN, no lograron destacar considerablemente. Es una percepción, la anterior, pero los comentarios al respecto parecen coincidir.

Miguel Castro, el candidato del PRI, desde mi punto de vista, desaprovechó el debate, pues careció de la capacidad de expresar un proyecto claro de gobierno, distraído en lanzar golpes sin precisión al candidato de MC y en su propuesta difusa de crear una nueva universidad pública. A Castro parece que lo convencieron de querer emular a Alfaro en la fuerza expresiva, pero no es lo suyo. Lo digo con mucho respeto, porque además todo mundo lo dice. Castro tiene también en contra una carga negativa, la de su marca. Ser del PRI no parece ser lo más conveniente.

El debate no movió nada, todo quedó igual. Por ello, el ganador fue Enrique Alfaro, quien salió fortalecido, inmune a los ataques. El candidato de MC fue el más claro en su exposición de propuestas. Mucho de ello se debe a su capacidad expresiva, lo que incluye aclarar de inmediato y directamente los supuestos de sus contendientes.

Todo debate se agradece. En los asuntos públicos, el silencio nada cura. Los ciudadanos ganan.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from David Chávez Camacho

inicio letra fria