Foto: Armando Curiel. (Facebook).

Armando Curiel, el jazzista que sueña en grande

in Cotidianos

El grullense, ganador del Jalisco Jazz Festival 2018 quiere exportar su arte y seguir creando.

Por: Mayra Vargas | El Grullo, Jalisco.

Músico, baterista y compositor. Así se autodefine el jazzista grullense Armando Curiel, quien a sus 27 años de edad ha conquistado diversos logros, entre ellos ganar el concurso del Jalisco Jazz Festival y presentar su primer álbum como compositor, titulado “Familia”.

Aunque Armando estudió la licenciatura en Medios Audiovisuales, en la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV) de Guadalajara, desde los siete años de edad ya manifestaba un gusto particular por la música, en especial por tocar la batería.

El joven compositor experimentó los diversos géneros musicales, empezando con el rock, el reggae, la música instrumental y clásica, hasta encontrar lo que quería encontrar, el jazz:

“El jazz creo que me atrapó sobre todo por la sonoridad. Además cuando encontré a el Jazz  fue algo que nunca había escuchado, totalmente distinto y que me llamaba mucho la atención cómo una música sin letra, que no fuera canción, podría transmitir tanto. Lo que a mí me pasaba cuando empecé a escuchar jazz, es que me imaginaba muchas historias y me era como muy narrativa la música y eso no la había encontrado en ningún otro género musical”.

El jazzista estadounidense Pat Metheny, formó parte de la motivación inicial de Armando al iniciarse en el mundo del jazz, entre otros artistas:

“Él fue una de los principales motivaciones que tuve cuando empecé a escuchar este tipo de música, y hasta la fecha es uno de mis artistas favoritos. También está por ejemplo Sade que es una cantante que si tiene música cantada pero que también su música me inspiró mucho como la sonoridad en general”.

Salir de El Grullo a encontrar el camino

Armando dejó el municipio de El Grullo en 2011, terminó la preparatoria en 2010 y decidió tomarse un año sabático para después ingresar a la carrera de Publicidad, sin embargo la dejó y fue cuando entró a la de Medios Audiovisuales, pues inicialmente tenía la idea de dedicarse a hacer música publicitaria, pero no fue así.

Encontrarse consigo mismo y plantearse qué era lo que realmente quería, crear algo con lo que sintiera que estaba siendo sincero, algo que lo reflejara a él desde el interior, eso ha sido lo más difícil para Armando, al incursionar en el mundo musical:

“Lo más difícil de todo esto es realmente uno mismo, ponerse a hacer las cosas. A veces esperamos que las cosas nos lleguen por fuera, pero realmente lo más difícil es tú sentarte a plantear qué es lo que buscas, qué realmente tienes en la mente y cómo quieres expresar todas estas ideas a todos estos planes que tienes, para hacerlo realidad”.

La música le ha dado muchas satisfacciones al joven jazzista, entre ellas el darse cuenta que puede vivir de lo que le apasiona hacer:

“Yo creo que la música me ha dado más de lo que yo le he podido dar, en el sentido de que tenemos esa creencia de que el músico o el artista no vive de su arte o se va a morir de hambre y creo que una de las mayores satisfacciones que me ha dado, esto de comprobarme a mí mismo, porque al final de cuentas es a uno mismo el que se tiene que rendir cuentas, es que sí se puede vivir de lo que te gusta hacer y de lo que te apasiona”.

Para Armando, en El Grullo hace falta apoyo para los jóvenes talentos, en el sentido de que el gobierno o autoridad con poder adquisitivo, ayuden a acercar proyectos artísticos y culturales a la región:

“Para llevar un proyecto profesional a la región se tiene que invertir en cuestión económica, creo que en ese lado sí hace falta apoyo y hace falta que las personas que pueden ayudar a pagar este tipo de inversión, pero también creo que más que eso, hace falta que los jóvenes y que la mayoría de las personas que vivimos allá pongamos atención a saber que, hay música diferente a la que generalmente escuchamos”.

Los frutos del álbum “Familia”

El primer álbum con composiciones de Armando Curiel terminó de gestarse en 2016, pero vio la luz hasta abril de 2018. Él, inspirado en las palabras de Pat Metheny, quien en una entrevista dijo que “uno no tiene que hacer música para pegar o para ser famoso”, decidió realizar su primer álbum:

“Yo pensaba en plasmar mis ideas musicales, quería grabar mis composiciones y más y así fue como nació la idea de hacer mi primer álbum como compositor y a partir de eso pues se dio todo una sinergia bien padre con los músicos que grabaron en el disco”.

Armando decidió ponerle el nombre “Familia” a su primer álbum, debido a que su padre le dijo en algún momento la palabra “concordia”, cuyo significado radica en la armonía entre las personas, en este sentido la familia del joven músico es la que siempre ha estado con él en los buenos y malos momentos:

“He tenido la suerte de que mi familia ha estado en buenos o malos momentos, los hemos pasado juntos y como que todo lo hemos sabido llevar en armonía, entonces justamente ese concepto de concordia me hizo pensar a mí en mi familia, en la que está conformada de músicos, de amigos, maestros y obviamente también de mi familia biológica, entonces pensé que todo se puede concretar en la palabra familia”.

Luego del lanzamiento del álbum, Armando se inscribió en el Jalisco Jazz Festival, del que salió victorioso, no lo esperaba pero ha sido algo satisfactorio para su carrera:

“Fue una muy grata sorpresa pues gané el premio, y creo que eso me ha traído otras cosas muy buenas y este premio me vino a decir que sí, efectivamente iba por buen camino”.

El jazzista sueña en grande. Armando quiere seguir dando a conocer su proyecto musical con presentaciones en vivo, también le interesa comenzar a exportar su arte y a largo plazo espera seguir creando música:

“Realmente lo que busco es seguir siendo fiel y seguir creando música muy sincera, poder vivir de lo que estoy haciendo y poder crear más”.

 

*Este texto fue publicado en la edición impresa de Letra Fría del mes de agosto de 2018*

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from Cotidianos

inicio letra fria