Don Gabriel Lima leyendo "Nació para pintar". Foto: León González.

Compartieron datos biográficos de Atanasio Monroy en ciclo de conversaciones sobre Autlán

en Cultura e Identidad

Por: Mayra Vargas.

Autlán de Navarro, Jalisco (LF).- Don Gabriel Lima Velásquez, fue el invitado de la cuarta edición del ciclo de conferencias de conversaciones sobre Autlán, este miércoles en el Museo y Centro Regional de las Artes. En esta ocasión la charla giró en torno a la vida del pintor autlense José Atanasio Monroy.

El Cronista Municipal, Guillermo Tovar Vázquez dio la bienvenida a los presentes, a quienes les recordó el objetivo de realizar estas conversaciones sobre personajes, la historia y cultura de Autlán:

 “Abrimos un espacio para personas que han investigado algún tema específico sobre cultura o historia de Autlán, pero sobre todo para quienes conocieron a personajes importantes, a quienes vivieron un acontecimiento histórico en Autlán, lo puedan comentar con la comunidad”.

Por su parte, don Gabriel Lima, también pintor y quien conoció a Atanasio Monroy en su juventud, compartió con los presentes fragmentos del libro del que es autor, titulado “Nació para pintar”, donde menciona algunos datos del ilustre pintor:

 “Cuando viví en la Ciudad de México, tuve la oportunidad de amistar con varios pintores profesionales que nunca habían escuchado el nombre de Atanasio Monroy. Con excepción de quienes le ordenaron un retrato, adquirieron algunas de sus obras y un reducido número de autlenses, el nombre del artista, poco o nada tenía que decir a los habitantes de Jalisco y menos aún a los del país”.

Entre los datos biográficos del pintor, también mencionó que aunque los estudios de Monroy se limitaron a la primaria, era poseedor de una amplia cultura obtenida a través de la lectura de muchos libros, que lo convirtieron en un ameno conversador.

El invitado también habló de las cinco etapas en las que divide la obra de Atanasio Monroy, donde consideró como la mejor, cuando el pintor transitaba de los 30 a los 45 años de edad.

Además de convivir con Atanasio durante su juventud, don Gabriel también fue testigo de la técnica y estilo particular del pintor, en el que destaca que aunque se enfocó principalmente al trabajo en caballete, los murales que ejecutó fueron de alta calidad:

 “Aunque su obra es de caballete casi en su totalidad, los murales que ejecutó se encuentran entre los mejores de su género en México y sin lugar a dudas desde la perspectiva anatómica y estética son superiores a los que realizaron los tres grandes, Rivera, Orozco y Siqueiros”.

Al final de la sesión el Cronista Municipal mencionó, que el motivo de hablar sobre Monroy fue por el 110 aniversario del nacimiento del pintor el viernes pasado, además leyó un texto del libro “Biografía de pintores jaliscienses 1882-1940”, ahí describen a Atanasio Monroy como un retratista y con una gran influencia por la obra del pintor hidrocálido Saturnino Herrán.

Deja un comentario