Del amor y otras cosas posibles | Limpieza profunda

by Carmen Aggi Cabrera 724

Por: Rafael Gómez Macedo

rafaelgomezmacedo200x20020/octubre/2016 Autlán, Jalisco. (LF) Algunos rayos de sol penetraban por la ventana, justo cuando ingresé a una oficina desde donde comúnmente organizo mis actividades para trabajar durante la semana. Era un poco más tarde de lo habitual. Siempre he tenido la sensación que  dicho espacio se mantiene libre de polvo por sí solo, así que ocasionalmente paso un trapo sobre los muebles y parece ser suficiente.

Pero ese día la luz proporcionada por el sol y mi ubicación momentánea me permitió observar la realidad desde otro ángulo.  Entonces miré polvo sobre la cubierta de la mesa, sobre  el escritorio y en los bordes inferiores de la ventana.  Minúsculas partículas se sostenían en el aire como bailando una danza en cámara lenta.   Hasta una telaraña tendía un interesante puente entre la mesa y la ventana. ¡De dónde salió eso!

Comencé afanosamente a limpiar las superficies, tallé con un trapo húmedo el mobiliario y las estructuras de las ventanas. Limpiaba y volvía de nuevo a posicionarme cerca de la puerta de entrada, desde donde,  con ayuda de la iluminación del astro rey, percibía claramente si aún lucía sucio o ya se apreciaba higiénico el lugar.    De repente la luz cambió de dirección y con ello también se modificó la escena ante mis ojos.

Me senté por fin en la silla frente al escritorio, donde se sienta la gente que me visita por cualquier motivo,  y comenzaron a desfilar por las avenidas de mi mente, las formas más comunes en que me relaciono con las personas, sean parte de mi labor profesional o de mi vida familiar. Las inercias cotidianas me llevan a dejar de buscar otros ángulos, a ubicarme en los mismos  espacios, a no mirar a contraluz, a no recibir y enviar mensajes corporales desde otras perspectivas, a no utilizar la potencia de la luz para encontrar realidades que habitan entre las sombras.

Es más fácil y cómodo pensar que vivimos mejor sin sobresaltos ni sorpresas, viendo sólo lo que nos interesa ver y ocultando aquello que representa un riesgo, en lugar de   enfrentar con arrojo situaciones naturales que nos retan a probar nuestra capacidad de aprender a reinventarnos, a reconstruirnos desde lo que somos y a transformar los modos pasivos en que vivimos.

No es el polvo ni la telaraña lo que tendría que ocuparnos tanto, sí es lo que nos estamos perdiendo de conocer, de sentir, de vivir, lo que realmente tendría que movilizarnos.  La telaraña y el polvo al fin son elementos tangibles que descubrimos aprovechando los resplandores y una vez identificados nos resulta sencillo eliminar.   El reto profundo es movernos en otras direcciones, presentarnos de otras maneras, abordar el viaje vital desde diversas estaciones y con diferentes equipajes, generar destellos luminosos que nos permitan ver lo que hemos ignorado tantas veces, aceptarnos y aceptar a los demás como seres en continúa autoconstrucción y encontrar nuestra mejor posición personal como distribuidores de esperanza.

No es el espacio físico, ni el mobiliario,  ni la realidad existente; lo que determina el tamaño de persona que eres y la felicidad que generas, es la pasión personal para atreverte a saber quién eres, donde estas,  que buscas  y  que haces con lo que encuentras.

SEMILLAS AL CORAZÓN: “Para limpiar el polvo necesito sólo un trapo, para limpiar el sarro emocional que me inmoviliza necesito lavarme por completo el corazón”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments (724)

  1. I would like to thank you for the efforts you’ve put in writing this website. I’m hoping the same high-grade blog post from you in the upcoming as well. Actually your creative writing abilities has encouraged me to get my own site now. Really the blogging is spreading its wings quickly. Your write up is a great example of it.

  2. Hello there, just became alert to your blog through Google, and found that it is really informative. I’m gonna watch out for brussels. I’ll appreciate if you continue this in future. Many people will be benefited from your writing. Cheers!

  3. Carthagini-ANS, ha chiesto al Senato per il permesso di tornare a casa sua per guardare afterhis allevatori che sono stati essere viziati dai suoi operai. Da dove è clearerthan il sole, che, se l’uomo aveva praticato la guerra come la sua professione, e bymeans di esso pensato di ottenere qualche vantaggio per se stesso, avendo province somany cui poteva saccheggiare, non avrebbe chiesto per-missione per tornare a prendere cura dei suoi campi, ogni giorno che avrebbe potuto ob-nuto più che il valore di tutti i suoi beni. Ma mentre questi uomini buoni, che non praticano la guerra come la loro professione, non aspettatevi di ottenere qualsiasi-cosa da esso tranne duro lavoro, il pericolo, e la gloria, n catalogo burberry on appena aresufficiently gloriosa, desiderio di tornare alle loro case e vivere da thepractice della propria professione. Per quanto riguarda gli uomini di catalogo burberry status inferiore e gregari-ous
    burberry abiti donna http://www.califoria-88.info/burberry-abiti-donna.html

  4. great points altogether, you simply won a logo new reader. What could you recommend in regards to your publish that you made a few days in the past? Any positive?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>