El Cártel Jalisco recibe protección de la policía, revelaron funcionarios del Gabinete de Seguridad Nacional.

in Seguridad

La agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) señala que el CJNG se ha convertido en poco tiempo en una de las bandas más poderosas tanto en territorio estadunidense como mexicano, y una de sus estrategias para expandirse de manera rápida ha sido el uso de la violencia tanto con las fuerzas de seguridad como con organizaciones rivales.

Ciudad de México (20 de abril 2018)  El secuestro y homicidio de dos integrantes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) en Nayarit, la desaparición de tres ciudadanos italianos en Jalisco y el asesinato del alcalde de Jilotlán de los Dolores, comunidad que se localiza en los límites de Jalisco y Michoacán, ha puesto al descubierto que el Cártel Jalisco Nueva generación (CJNG) recibe protección de corporaciones policiacas de esas entidades, además de que el líder de esa organización, Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, utiliza vehículos oficiales para ocultarse en sus traslados de una entidad a otra, revelaron funcionarios que participan en el Gabinete de Seguridad Nacional.

La agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) señala que el CJNG se ha convertido en poco tiempo en una de las bandas más poderosas tanto en territorio estadunidense como mexicano, y una de sus estrategias para expandirse de manera rápida ha sido el uso de la violencia tanto con las fuerzas de seguridad como con organizaciones rivales.

Las fuentes consultadas señalaron que los organismos de inteligencia de ambos países han establecido que el CJNG tiene operaciones en más de 14 entidades en México, y para la distribución de drogas sintéticas y derivados de fentanilo opera centros de distribución de medicamentos en las ciudades estadunidenses de Los Ángeles, Nueva York y Atlanta.

El CJNG es de las organizaciones delictivas mexicanas, la que mayor número de confrontaciones ha sostenido en años recientes con integrantes de las fuerzas armadas y policiales.

En mayo de 2015 se registró en México por primera vez el derribo de una aeronave que participaba en una operación antinarcóticos, por una organización delictiva, un helicóptero militar en la zona de Villa Purificación. El saldo fue de siete (militares y policías federales) muertos y 13 heridos.

La información proporcionada a La Jornada refiere que en este año el involucramiento de policías locales de Nayarit, Colima, Jalisco y Michoacán con el CJNG ha ido en aumento.

El 5 de febrero pasado dos integrantes de la AIC fueron privados de su libertad por policías de Nayarit y posteriormente fueron entregados a integrantes del CJNG y ejecutados. Uno de los secuestradores se desempeñaba como subdirector operativo de seguridad pública y tránsito en Puerto Vallarta y brindaban protección institucional al CJNG.

Asimismo, cuatro elementos de la policía municipal de Tecalitlán, privaron de la libertad a los ciudadanos italianos Raffaele Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimmino, y luego los entregaron al CJNG. Hasta el momento continúan las investigaciones para ubicar a los extranjeros.

Los funcionarios consultados resaltaron que la noche del pasado 15 de abril fue asesinado el alcalde con licencia de Jilotlán, Jalisco, Juan Carlos Andrade, quien fue agredido cuando viajaba en su camioneta en la carretera Jilotitlán-Tepalcatepec, lo que motivó que, poco después de la media noche, integrantes de la Secretaría de Marina Armada de México fueran desplegados a esa zona, al tener conocimiento de un convoy de varios vehículos con hombres armados.

Ello generó que se pusieran en operación dos helicópteros de la Semar para brindar apoyo aéreo y se detectó que el grupo de vehículos estaba integrado por unidades civiles y policiales, por lo que una aeronave les ordenó detener su marcha, pero al no acatar la petición se realizaron disparos de advertencia, y el grupo de hombres armados logró huir.

Según la información obtenida, al filo de las tres de la mañana del pasado 16 de abril, los marinos que se trasladaban por tierra llegaron a inmediaciones de la comunidad 18 de Marzo –que se localiza cerca del municipio de Tepalcatepec, ya en el estado de Michoacán–, y localizaron, abandonadas, tres patrullas de la Fuerza Única de Jalisco, que habían participado en el convoy de hombres armados, sin que se registrara ninguna detención ni personas lesionadas.

Las fuentes consultadas señalaron que los reportes de inteligencia referían que Nemesio Oseguera, vestido de policía viajaba en una de esas unidades y logró esconderse en Michoacán.

Información publicada en La Jornada UNAM

Originaria de Martínez de la Torre, Veracruz. Radica en Autlán de Navarro. Licenciada en Derecho por el Centro Universitario de la Costa Sur de la Universidad de Guadalajara. Reportera desde hace doce años en medios locales y estatales. En Letra Fría funge como Directora Editorial.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from Seguridad

inicio letra fria