[Idas y Vueltas] Donald en Autlán…

by Néstor Daniel Santos Figueroa 432

NestorPor: Néstor Daniel Santos Figueroa

15/febrero/2017 Guadalajara, Jalisco. (LF) Hace unos días pasé por Autlán y la bienvenida me la dio un espectacular con publicidad de una gasolinera. El enorme cartel pone la imagen de Donald Trump y la rana René,  como en los conocidos memes del famoso “muppet” cuando dice que a veces le dan ganas de hacer algo pero por alguna razón se le pasa. Eso llamó mi atención y fue entonces que me sorprendí con el mensaje escrito: “A veces me gustaría decirle a Donald Trump que (y el conocido recordatorio materno mexicano)”

Pensé en todas las personas que involuntariamente se topan con este mensaje. Hombres, mujeres y niños. Sobre todo los niños. Expuestos a un mensaje que fomenta el odio por medio del lenguaje, de la ofensa disfrazada de chiste. No sé si en Autlán hay  reglamento de anuncios pero en el reglamento de policía y buen gobierno, un poco viejo por cierto,  podemos encontrar, por ejemplo que está prohibido “Exhibir o mandar publicar cartelones, anuncios, revistas o folletos con figuras o inscripciones que ofendan a la moral y a las buenas costumbres” y también “Proferir injurias de palabra o valiéndose de silbidos, señas, palmoteos o instrumentos mecánicos o realizar majaderías y proferir insolencias en la vía pública”

No voy a entrar en el tema de que averiguar que son la moral y las buenas costumbres, pero si es importante mencionar que es un mensaje que pretende hacer un chiste a partir de una ofensa al presidente de una nación, que si bien ha despertado muchos sentires adversos por las políticas que intenta implementar no deja de ser una persona digna de respeto por el simple hecho de ser humano.

Hay muchas justificaciones, argumentos para minimizarlo y apologizar la normalidad de este tipo de ofensas. En redes sociales se ofende mucho, el escudo del anonimato envalentona a cualquier cobarde, y no podemos aspirar a una sociedad en paz si no educamos a nuestros niños para esa paz empezando por el lenguaje.

No se trata de decir o no “malas palabras”, sino de no fomentar más la ofensa por medio de la lengua.

Desde una perspectiva socio-construccionista el lenguaje cumple una gran función en la construcción de realidades y del conocimiento sobre el mundo. En un proceso de construcción de cultura de paz debemos enseñar a cuidar la palabra, saber cuándo callar o cuándo decirla, cuidar los significantes que utilizamos para no generar más violencia con ellos, entender que llegó el tiempo del cuidado de la palabra, de la prudencia en lo que decimos, cómo lo decimos y cuándo lo decimos, de aprender a hacerlo en el momento justo y con las palabras adecuadas.

Esta es una invitación al dialogo, a la escucha, al cuidado en el uso de la palabra, a la escucha del silencio, para contribuir con la construcción de una sociedad que diga no a la violencia y si a una cultura de paz y bienestar.

(Porque un gobierno municipal que permite algo así simple y sencillamente es un gobierno que  no construye nada sino todo lo contrario…)

 

Comments (432)

  1. Thanks to my father who told me on the topic of this website, this weblog is in fact amazing.|

    https://foursquare.com/user/435993354/list/hunger-games-movie-video-of-peeta-professing-hi

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>