Jalisco, la tierra donde los estudiantes desaparecen

Área Metropolitana

Por: Darwin Franco (@darwinfranco)/ Reverso.

En tres días, seis estudiantes han desaparecido en Jalisco. El 19 de marzo, Javier Aceves, Marco Avalos y Daniel Díaz, todos estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV), fueron desaparecidos por un grupo de hombres armados en el fraccionamiento Colinas de Tonalá, ubicado en el municipio del mismo nombre.

Ese mismo día, en el municipio de Tala, César Ulises Arellano desapareció mientras esperaba el camión que lo traería de regreso a Guadalajara. Él es estudiante de Medicina en la Universidad de Guadalajara (UdeG). El 20 de marzo, Pedro Ruiz Guerrero, estudiante de la Secundaria Técnica 45, también desapareció en el municipio de Zapopan.

Un día después, el 21 de marzo, también estudiante de la UdeG, Susana Carolina Gutiérrez Flores, desapareció en el trayecto entre su casa en la colonia Oblatos y el Centro Universitario de Ciencias de la Salud, ambos en ubicados en Guadalajara. De ellos, sólo Susana Carolina ha sido localizada.

Protesta por los estudiantes del CAAV desaparecidos. Foto: Darwin Franco.

 

La Fiscalía General de Jalisco ha anunciado la activación de los protocolos de búsqueda para localizar a los cinco estudiantes; en tanto que alumnos de la Universidad de Guadalajara y la Universidad de Medios Audiovisuales anunciaron un paro de labores para el día de mañana (23 de marzo) como un acto de protesta por la desaparición de sus compañeros.

El Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente, ITESO, también realizó una manifestación en repudio de la desaparición de Javier, Marco, Daniel, César y Susana. En tanto, la sociedad de alumnos de esta universidad anunció que mañana también se sumará al paro estudiantil.

Los jóvenes entre los 16 y 28 años de edad representan al 36 por ciento de las víctimas de desaparición en Jalisco al existir mil 107 jóvenes desaparecidos en ese rango de edad, esto conforme a los datos del Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas de la Secretaría de Gobernación y a los datos estadísticos de la Fiscalía General de Jalisco.

Protesta por los estudiantes del CAAV desaparecidos. Foto: Darwin Franco.

 

La desaparición de estos cinco jóvenes ocurre en un marco de violencia generalizada que padece Jaliscodesde que inició este 2018; de hecho, este año se rompió el récord en el mayor número de denuncias por desaparición presentadas ante la Fiscalía General con 309, esto en relación a los primeros meses de los años 2015, 2016 y 2017. Con datos de la Unidad de Transparencia de la Fiscalía General de Jalisco, existen en el estado 5 mil 392 desaparecidos.

Esta situación provocó que estudiantes de Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV) convocaran a una manifestación pública cuyo objetivo central fue la exigencia de búsqueda y presentación con vida de sus compañeros: Javier, Marco y Daniel, todos estudiantes del segundo cuatrimestre de la carrera de cine. Los jóvenes fueron desaparecidos por un grupo de hombres armados en un tramo el nuevo periférico, donde se detuvieron un momento para revisar el desperfecto de uno de los vehículos en el que viajaban, tras concluir una grabación fílmica en el municipio de Tonalá.

La información sobre su desaparición fue confirmada por otros compañeros que también habían acudido a la grabación y quienes a la distancia observaron cómo éstos fueron llevados por hombres que utilizaban uniformes de cuerpos policíacos.

Protesta por los estudiantes del CAAV desaparecidos. Foto: Darwin Franco.

 

En el caso de César Ulises Arellano, de 18 años y estudiante de la Medicina de la UdeG, lo que se sabe es que fue visto por última vez en la parada de autobuses frente al Instituto Mexicano del Seguro Social en el municipio de Tala. Ahí, César debía de tomar un autobús que lo condujera a su casa en la Zona Metropolitana de Guadalajara. César no llegó a casa.

Susana Carolina Gutiérrez Flores, de 20 años, salió de su casa en la colonia Oblatos con rumbo al Centro Universitario de Ciencias de la Salud donde actualmente estudia; de ahí debía trasladarse a su trabajo; sin embargo, no llegó a ninguno de los sitios.

César Ulises Arellano Camacho, estudiante de la UdeG desaparecido.

 

Su familia supo de su desaparición cuando no llegó a casa la noche del 21 de marzo. Fue ahí cuando comenzaron a llamar a compañeros de la escuela y el trabajo de Susana, éstos les confirmaron que no se había presentado. El único dato que se tenía es que al salir de casa se escuchó la puerta de un auto y la manera en que este arrancó de manera intempestiva.

Sin dar muchos detalles, a través de las cuentas de redes sociales del Gobierno de Jalisco, horas después se informó que Susana había sido localizada con vida.

Sobre la desaparición de Pedro Ruiz Guerrero, de 14 años, se tienen pocos datos más allá de lo que el colectivo Por Amor a Ellxs publicó en su ficha de búsqueda; sin embargo, este mismo colectivo de familiares de desaparecidos señaló que el estudiante de la Secundaria Técnica 45 había sido localizado con vida la noche del 22 de marzo.

No obstante, se trató de un error pues lo confundieron con un joven que fue atropellado en el Hospital Civil de Guadalajara, el cual tenía las mismas características físicas que Pedro. Así lo confirmaron sus padres luego de acudir al hospital para saber si ese joven era o no su hijo. Hasta ahora Pedro sigue desaparecido.

Marcha por los estudiantes del CAAV desaparecidos. Foto: Darwin Franco.

 

“No son tres, somos todos”

La desaparición de Javier, Marco y Daniel sacó a las calles a sus compañeros de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV), quienes con una gran conmoción e indignación recorrieron la Avenida Chapultepec hasta el Monumento de los Niños Héroes donde realizaron un acto de protesta encabezados por los padres de los tres jóvenes desaparecidos e integrantes de colectivos de familiares de desaparecidos de Jalisco, específicamente, Familias por Nuestros Desaparecidos de Jalisco (FUNDEJ).

Las protestas de más de 500 jóvenes fueron claras y contundentes: “Quieren a sus compañeros vivos” porque cada uno de ellos “son estudiantes, no delincuentes”. Con pancartas y consignas que dejaban ver su ira y zozobra, estos estudiantes mostraron la preocupación que tienen porque un delito como la desaparición tocó las puertas de su escuela. Ya no eran las desapariciones de otros estudiantes sino la de sus tres compañeros; por ello, el clamor que se generó tras las consigna de: “No son tres, somos todos”caló el sentir de un contingente que no imaginó “que tendrían que salir a la calle a pedir el regreso de los suyos”, tal y como lo precisó la directora del CAAV, Margarita Sierra.

En el acto final, en el Monumento a los Niños Héroes, tomaron la palabra los familiares de los jóvenes desaparecidos. En su turno al habla, la madre de Marco García precisó: “Mi hijo es una persona sana que sólo se dedicó a cumplir sus sueños… no se vale que una gente que no tiene corazón los prive de su libertad. Mi hijo ni sus compañeros son delincuentes son estudiantes. Yo les exijo a las autoridades y a quienes se los llevaron que nos los regresen con vida porque aquí los queremos y los amamos”; en tanto que Edith, madre de Daniel, encomendó a su hijo y compañeros a Dios asegurando: “Estos jóvenes que son personas con talentos serán encontrados, así que confiamos en que las autoridades harán su trabajo y cada uno de ellos recuperará su libertad”.

El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz. Foto: Especial.

 

“El estado estará a tope en la búsqueda”: Aristóteles Sandoval

En rueda de prensa celebrada el 22 de marzo, el gobernador Aristóteles Sandoval ofreció una explicación sobre lo que la Fiscalía General de Jalisco está realizando para buscar a los estudiantes desaparecidos; precisó que comparte la rabia de la comunidad estudiantil pero les aseguró que “el Estado estará a tope en la búsqueda de los estudiantes”.

Sin dar mayores detalles sobre las acciones implementadas por su gobierno, Aristóteles Sandoval se dedicó a precisar que ya entró en comunicación directa con la familia de los cinco estudiantes y les aseguró que ya está en funciones un operativo especial para buscar y localizar a sus hijos: “En este operativo emplearemos toda la capacidad de fuerza e inteligencia del Estado al tiempo que seremos y tendremos permanente comunicación con los familiares; los estudiantes de Jalisco no deben de tener ninguna duda de que estamos compartiendo la indignación… también compartimos esta rabia e indignación que sienten, y desde luego a nosotros nos toca hacer justicia”, señaló.

Las labores de búsqueda de los estudiantes serán encabezadas por la Fiscalía de Derechos Humanos y su Fiscal, Dante Haro, quien ahora está también al frente de la Fiscalía Especializada en Desaparición de Personas ante la ausencia de un Fiscal en esta dependencia desde noviembre de 2017.

Rueda de prensa del Gobierno de Jalisco sobre las desapariciones de los estudiantes. Foto: Especial.

 

Dante Haro en la rueda de prensa señaló que se ha dado seguimiento a las investigaciones desde que se presentaron las denuncias pero que no existe por ahora una línea de investigación que pueda compartirse de manera pública pues esto entorpecería las actuales labores de búsqueda.

Los jóvenes entre los 16 y 28 años de edad representan al 36 por ciento de todas las víctimas de desaparición en Jalisco. El clamor por la localización con vida de Javier, Marco, Daniel, César y Pedro ha provocado que estudiantes de diversas universidades convoquen a una Asamblea Universitaria que se realizará a las 18:30 horas en el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, y a una nueva marcha a realizarse el próximo sábado 24 de marzo.

De los seis estudiantes desaparecidos, sólo Susana ha sido localizada con vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *