La Troje de la mar | México solidario

by Maricela Páez Gutiérrez 4

Por: Maricela Páez

21/septiembre/2017 Guadalajara, Jalisco. (LF) La tragedia unió al país. Ante un México dividido por temas políticos e ideológicos, la naturaleza llegó a mostrarnos lo  vulnerables  y  frágiles que somos. El temblor del pasado martes  nos hizo olvidar nuestras diferencias; lo común, la tragedia,  se impuso para mostrarnos que somos un país solidario.

El sismo ha demostrado que en tiempos de gran vulnerabilidad  los mexicanos sabemos reconocer  que somos uno, lo que vale es entregarnos a la causa para la supervivencia y el milagro que siempre se espera. Por fin olvidamos por un momento lo que nos separa, lo estéril a veces de nuestras guerras cotidianas, la intolerancia que se vuelve violenta hacia el otro, que lo niega, que lo separa; hoy penosamente es la naturaleza la que pone orden humanitario en medio del caos, hoy los mexicanos, nos  organizamos, nos  ayudamos, y al mismo tiempo rogamos,  oramos y tenemos fe.

¿Lamentable que tenga que llegar la catástrofe para valorarnos como sociedad? Quizás sí, pero también, el sismo en medio del dolor de tantas familias nos muestra de lo  que somos capaces; la cadena de ayuda no ha parado, el impacto  y el desconcierto no han paralizado la voluntad de servicio de muchas personas que han ofrecido todo lo que está en sus manos para socorrer a los demás.

Ante la naturaleza que no disculpa, que no dispensa ni reconoce condición y categoría, nos queda aprender, impredecible y alegre nos llama irremediablemente a la comprensión de nuestra existencia y quizás nos llame también a estar y vivir para el servicio y la ayuda de los demás, actitud de vida que olvidamos por  egocentrismo, indiferencia y el cansancio que impone vivir constantemente en la competitividad.

El sismo quizás nos  ha obligó a mirarnos con más humanidad, pero también ha movilizado el interés político genuino de ver por los otros sin distinción.

Que la confianza crezca, que los motivos de vida estén presentes y que una vez más nos demostremos como ciudadanos que México es mucho más que sus problemas,  sus desafíos y sus diferencias.

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.