[La Troje de la Mar] El “nuevo” PRI no quiere cambiar

by Maricela Páez Gutiérrez 11

Por: Maricela Páez Gutiérrez

30/marzo/2017 Guadalajara, Jalisco. (LF) Las instituciones políticas partidistas, son instrumentos pensados  con el ideal y la misión de soportar la vida democrática de nuestro país, de alimentar la construcción de una ciudadanía responsable, comprometida, despierta en los temas de interés público; se piensan como medio de influencia cívica, instancias educadoras, defensoras del desarrollo social, de la paz, la justicia y la igualdad. Su deber moral, su deber ético es elevado porque fueron creadas para ser motores de transformaciones sociales a través de la nobleza de la política.

No hay pretexto, no hay fatalidad social que los salve, no hay discurso justificable, no hay mediocridad política que pueda argumentar el desvío de esta misión, aunque se crea que es utopía, aunque se piense que es irrealizable, la política no puede abaratarse aunque por muchos años los partidos en el poder lo hayan hecho, si ya se acostumbraron, es tiempo de desacostumbrarse, y esto sólo puede ocurrir con el señalamiento social, con la crítica dura y punzante a prácticas partidistas perversas y mediocres como las que viven muchos partidos políticos empezando por el más poderoso de este país como lo es el PRI, el Partido Revolucionario Institucional.

Los comicios electorales que se avecinan para junio de este año en algunos estados del país, están sacando lo peor del PRI, las prácticas arcaicas de toda su  vida institucional, la manipulación, el condicionamiento, el uso de recursos públicos para promociones electorales descaradas y vergonzosas no paran, de manera particular el Estado de México encabeza el mayor número de denuncias por compra y coacción de voto, amenazas a subordinados, condicionamiento de programas sociales y peculado electoral según lo informado por Santiago Nieto Castillo, titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE).

Santiago Nieto señaló que están   investigando hechos ilícitos  en el Estado de México que se han desarrollado a partir de la entrega de programas sociales del gobierno de dicha entidad, 198 órdenes de aprehensión por delitos electorales tendrá que enfrentar el tricolor situación que sin duda los tiene sin cuidado, porque a costa de lo que sea, de sus propios principios partidistas, muera quien muera, violenten las veces que quieran la ley electoral, están programados para ganar y el Estado de México para perder, el país para perder, porque tanta perversidad  institucional habla de un poder conseguido a costa de la propia democracia, y este, es un costo muy alto que ya no queremos pagar.

En medio de la impunidad el PRI del Estado de México seguirá restregando los delitos electorales como medio para llegar a los más débiles, a los más desfavorecidos y condicionar lo que por ley, lo que por derecho les corresponde; entregará como dádivas recursos públicos en nombre del PRI, en nombre de un partido que en pleno siglo XXI no quiere cambiar, no quiere entender que las nuevas generaciones y las no tan nuevas estamos hartos de que nos insulten la inteligencia.

Sí, estamos hartos de vivir procesos electorales sucios, perversos, ventajosos con resultados más penosos todavía, porque no hay autoridad electoral que pare tanto cinismo partidista, tanta impunidad; no hay ley electoral que los alcance porque estamos en el país de no pasa nada, donde el entonces IFE (Instituto Federal Electoral) ahora INE, en el 2012 permitió, solapó que el actual presidente de la República gastara 13 veces más de lo permitido  en su campaña electoral, ¿con recursos de dónde? ¿Con recursos de quién? Las sanciones póstumas al delito, porque es un delito, fueron de risa, dejaron en claro que en este país se puede ganar una campaña electoral burlando la ley sin tener mayores consecuencias, sin mayores sanciones, y eso habla de impunidad, y un gobierno que llega al poder con semejante lastre moral está condenado al fracaso y ya lo estamos viendo. Peña Nieto no tiene credibilidad, no tiene legitimidad.

La tradición fundada en la mediocridad puede argumentar que todos los partidos son iguales, que el PRI sólo hace lo que por mucho años le hemos soportado, pero con esta mentalidad no se puede avanzar, no se trata de ver quién es el más corrupto, se trata de que en la responsabilidad política que implica la militancia tengan el valor cívico para pensar la democracia de este país desde otro  lugar; no hay que acostumbrarnos a una corrupción cínica, a instituciones corrompidas a gobiernos que son producto de la impunidad, no hay que acostumbrarnos, aunque nos exija riesgos, rompimientos y quizás “derrotas”, no hay que acostumbrarnos porque  México será lo que nosotros alimentemos en el presente y en el presente, estamos todos, incluso un PRI que no quiere cambiar.

Comments (11)

  1. I would like to point out my gratitude for your kindness for those people that require guidance on this content. Your personal commitment to getting the solution all through had become particularly informative and has consistently permitted guys like me to reach their aims. This invaluable information entails a lot to me and substantially more to my fellow workers. Warm regards; from all of us.
    fitflops clearance http://www.fitflops.cc

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>