Municipios desconocen cuántos cuerpos se han sepultado en sus panteones

by Mayra Vargas 0

En Autlán de Navarro, tres de los cuatro cementerios de la cabecera municipal están llenos, el panteón de El Grullo está al 87 por ciento de su capacidad.

Mayra Vargas | Región

29/diciembre/2017 Autlán, Jalisco. (LF) Una de las problemáticas que enfrentan los municipios de las regiones Sierra de Amula y Costa Sur en los panteones, es la saturación. Los cementerios están llenos o a punto de llegar a su máxima capacidad. En el caso de Autlán de Navarro, tres de los cuatro que existen en la cabecera municipal, están al tope. Se trata del Parque Funeral Autlán, La Soledad y Los Dolores.

De acuerdo a información obtenida vía transparencia, 860 son los espacios que existen en el Parque Funeral Autlán, de los cuales están ocupados todos. En el caso del panteón La Soledad, están ocupados los 2 mil 337 lugares que tiene y en Los Dolores, que es el panteón más antiguo – fue inaugurado en 1852- con 165 años en funcionamiento, su capacidad es de 1 mil 386 espacios que también están repleto.

El único panteón que tiene espacios disponibles es Colomos, que además de ser es el más nuevo -inaugurado en 1994-, es también el más grande con una extensión de 30,122.59 m2, sin embargo, en estos 23 años de funcionamiento, está al 44.8% de su capacidad. Si la tendencia se mantiene, en tres décadas estaría abarrotado.

Cuatro de cinco delegaciones tienen un cementerio: El Chante, Ahuacapán, El Corcovado y Chacaltepec (Chacalito); de éstos el más antiguo es el de Ahuacapán, inaugurado en 1890. Ninguno está saturado todavía, pero el porcentaje de ocupación ronda desde el 25 hasta el 51%.

El Grullo tiene sólo 500 espacios disponibles

La Misericordia está al 87% de su capacidad: está compuesto por 6 secciones y 29 manzanas. (Foto: Mayra Vargas)

El Grullo tiene un cementerio. Se llama La Misericordia y se encuentra a un costado de la carretera estatal 427 que conduce a Ciudad Guzmán, metros después de la glorieta conocida como “El Violín” o “De los Músicos”. Mide 43,885.97 m2 y tiene una antigüedad de 55 años, pues fue inaugurado en 1962.

La Misericordia está al 87% de su capacidad: está compuesto por 6 secciones y 29 manzanas. A este cementerio le caben 3 mil 690 espacios para fosa, de los cuales solamente quedan 500.

Desconocen cuántos cuerpos se han sepultado en sus panteones

Esta redacción solicitó vía transparencia el número de inhumaciones en cada uno de los panteones de la región. Autlán de Navarro no la tiene. (Foto: Mayra Vargas)

Los municipios de la región, en su mayoría, no cuentan con una cifra exacta y fidedigna que nos permita saber cuántos cuerpos han sido sepultados (inhumaciones) en los panteones. Esta redacción solicitó vía transparencia el número de inhumaciones en cada uno de los panteones de la región. Autlán de Navarro no la tiene.

Enrique Ulises Peralta Uribe, recientemente nombrado como Jefe de Cementerios en Autlán, explicó en entrevista que cuando entró como titular de dicha área, encontró descontrol estadístico de las inhumaciones: “Entro a la administración de cementerios y me doy cuenta que no se llevaba desde hace 10 o 15 años un buen control de la administración de cementerios, en el sentido de datos estadísticos, por ejemplo, inhumaciones, exhumaciones. No se llevaba un buen registro, ni control”, reconoció el funcionario.

El panorama es similar en El Grullo, en donde su único panteón, La Misericordia, no tiene registro sobre el número de cadáveres que tiene.

Unión de Tula ignora la antigüedad de sus cementerios

Casimiro Castillo tiene la misma problemática: no lleva un registro de las inhumaciones y desconoce el año en el que empezaron su función. (Foto: Especial)

El municipio Unión de Tula, enclavado en la Sierra de Amula, ignora cuántos años tienen en funcionamiento cada uno de sus cuatro cementerios. Esta redacción solicitó las fechas de la inauguración de los panteones y no las otorgó argumentando que no contaban con dicha información. Es desconocida. Tampoco saben cuántos cuerpos han sido sepultados.

En la cabecera municipal hay un cementerio dividido en tres: Recinto La Esperanza y Recinto La Paz con una extensión de 5,934 m2 y el anexo al Recinto La Paz de 856 m2.

Del Recinto La Paz y La Esperanza, el Ayuntamiento de Unión de Tula no cuenta con la información de los espacios para fosa, en el caso del anexo del Recinto La Paz se tiene el dato de que existen 31 espacios ocupados y 460 disponibles para inhumación.

El segundo cementerio se encuentra en la localidad de San Gaspar, el tercero en la localidad de Ixtlahuacán de Santiago. De estos dos, el Ayuntamiento tampoco cuenta con el dato de los espacios que caben en cada cementerio. El cuarto panteón está en la localidad de San Clemente, en él quedan 400 espacios disponibles para inhumación.

Casimiro Castillo tiene la misma problemática: no lleva un registro de las inhumaciones y desconoce el año en el que empezaron su función. Ahí existen ocho cementerios en total, dos en la cabecera municipal La Resolana, uno en Lo Arado, uno en Tecomates, uno en Piedra Pesada, uno en El Chico, otro en El Coyame y uno más en El Zapotillo.

El panteón más grande es el Juan Pablo Segundo, que mide 30,458.29 m2. Fue inaugurado en junio de este año y cuenta con 5 mil 259 espacios para fosas, de las cuales están ocupados dos espacios y hay tres cuerpos inhumados. Del resto de los panteones, el Ayuntamiento de Casimiro Castillo nunca llevó un registro de los espacios que caben en cada panteón y tampoco de los espacios que están ocupados.

A La Huerta, se le llenan sus cementerios municipales

El camposanto de La Concepción está al 53% de su capacidad con 604 cuerpos inhumados. (Foto: Especial)

Hay once panteones en el municipio costero de La Huerta, su cementerio principal está al 67% de su capacidad. Tiene extensión territorial de 15,715.30 m2 y le caben 2 mil 082 fosas, de las cuales están ocupadas 1 mil 396 con 4 mil 656 cuerpos inhumados. El camposanto de La Concepción está al 53% de su capacidad con 604 cuerpos inhumados.

El de Mazatán enfrenta un problema más grande: se encuentra al 95%, con 530 cuerpos inhumados.

Los demás cementerios se encuentran en La Cofradía, La Manzanilla, San Mateo, El Rebalsito, Emiliano Zapata, Miguel Hidalgo Viejo, Juan Gil Preciado y La Fortuna, de estos, el Ayuntamiento de La Huerta no tiene información del de Miguel Hidalgo Viejo ni de La Fortuna en cuanto a los metros cuadrados que miden dichos panteones, ni tampoco tiene el dato de los espacios (fosas) con los que cuentan.

El camposanto principal de Cihuatlán está casi al tope

En algunos años el cementerio principal de Cihuatlán no tendrá espacio suficiente para sepultar más muertos: Está al 95% de su capacidad, en cuanto a fosas existentes. Esto motivó a las autoridades locales, habilitar un nuevo espacio con una superficie disponible 423.90 m2, actualmente tiene un 20% de ocupación.

En el caso del cementerio ubicado en Barra de Navidad, cuenta con una extensión de 1,125 m2 y hay 450 fosas desocupadas. En San Patricio la extensión del terreno destinada a panteón es de 537.50 m2 y cuenta con 215 fosas desocupadas.

El municipio sí aportó información sobre inhumaciones: Del año 2016 hasta lo que va del 2017 van 244 inhumaciones en el cementerio de Cihuatlán, 34 en Barra de Navidad y 96 en Melaque.

Villa Purificación sepulta 23 cadáveres por año

En los últimos 14 años en Villa Purificación –de 2003 a primera semana de octubre 2017- han sepultado 323 cadáveres. Es decir, en este municipio, cada mes entierran alrededor de dos cuerpos, 23 por año, de acuerdo a información recibida vía transparencia.

En Villa hay dos panteones en la cabecera y once en las diferentes localidades. Uno de ellos ya está lleno, mientras que el otro, que fue inaugurado en 2009, cuenta con 1 mil 400 espacios disponibles y 3 ocupados.

En las localidades también se han inhumado cuerpos en el mismo periodo de tiempo:

Localidad Cuerpos inhumados
Pabelo 37
Zapotán 27
Llano del higo 1
La Eca 22
Mezcales 16
Alcihuatl 22
E. Judío 34
Divisadero 18
Jirosto 18
Jocotlán 7
Manguito 14
Lo Arado 4
La Estancia 1
San Miguel 24
Tomateán 1
Total 256

Sobre la extensión territorial de los panteones de las localidades, el Ayuntamiento de Villa Purificación no cuenta con el dato, ni tampoco lleva un registro de los espacios disponibles y ocupados ni de los años en que se inauguraron los cementerios de las localidades.

Varios dueños de una misma fosa, otro problema en panteones

En los cementerios ocurre otra problemática: más de dos personas reclaman ser los titulares de un mismo espacio o fosa y el problema se agrava cuando uno de los que se ostentan como propietarios, necesitan inhumar un cuerpo: “Supongo que en alguna administración se les hizo fácil hacer un reconocimiento de derechos de un espacio mediante dos testigos, donde un testigo reconoce -sí tu compraste y ya te reconozco el derecho-, pero inhuman a una persona y el propietario paga por el espacio, pero 15 años después sale la necesidad de quien tenía el título de propiedad de inhumar a una persona, saca su título original y se da cuenta que ahí hay una persona inhumada y que no es de su familia”, explicó el Jefe de Panteones de Aután, Enrique Ulises Peralta Uribe.

Ante esta situación el funcionario recomienda a las personas a que acudan a la administración de cementerios para actualizar y regularizar sus propiedades, y con esto evitarse problemas: “Algunas personas tienen en sus casas guardados títulos de propiedad  porque afortunadamente no ha necesitado la inhumación de alguien, hasta que necesitan el espacio es cuando acuden ahora sí a reclamar el espacio con su título de propiedad, pero hay personas que tienen esos títulos de propiedad desde hace bastantes años y la administración de cementerios, como apenas está haciendo esa regularización no tiene en orden sus propiedades”, enfatizó.

Esta investigación especial fue publicada en la edición impresa de noviembre. 

 

Leave a Reply