-Realidad Alterna- Del respeto al elector

by Lourdes Cano Vázquez 0

Lulu1Por: Lourdes Cano Vázquez.

03/enero/2018 (LF) El dicho que reza prometer no empobrece se vuelve más común en tiempos electorales. Durante los meses por venir vamos a escuchar promesas y mas promesas, cambio, erradicar la pobreza, eliminar la violencia, acabar con la corrupción etc. Por una silla en el poder, muchos de nuestros candidatos serían capaces de empeñar a su propia madre, así que mucho mas fácil les resulta entonces hablar y hacer promesas sin sentido.

Empezando con AMLO, quien acaba de proponer dar amnistía a los criminales y narcotraficantes como solución para acabar con la violencia en el país. De entre las cosas disparatadas que ha dicho López Obrador en más de una década de campaña presidencial, creo que ésta es la peor, no sólo decide saltarse el Estado de Derecho que han costado mas de dos siglos de historia, sino que también hace una invitación a la impunidad, una muestra de tregua que en realidad sería rendirse ante los grupos criminales, sin hacer justicia a todas las víctimas que simplemente no pueden olvidar.

Ricardo Anaya, por su parte propone en un arranque de irracionalidad, la renta básica universal para todos los mexicanos, de nuevo sin ningún sustento ni lógica económica o estratégica, pues no tiene en mente que su propuesta requiere disponer de todo el presupuesto federal para ser posible, además, compara su proyecto con un programa que se realiza en Finlandia, con una muestra simbólica de su población.

La conclusión de estos ejemplos es entender que las promesas ilógicas tienen en el fondo campañas vacías y sin ideas, ni propuestas serias para venderse como la verdadera solución a los problemas que aquejan al país. Es fácil para quienes tienen la ambición del poder hablar con tal de convencer, buscan desesperadamente subir en números, superar al contrincante, que dejan de ver lo verdaderamente importante, sabemos qué es lo que hay que hacer, eso es evidente, la pobreza, la desigualdad, la corrupción o la violencia, pero nadie explica cómo lo piensan resolver y por qué su propuesta es posible de realizar.

Dicho esto, es de sentido común comprender que nuestros candidatos mienten con tal conseguir los números, por lo tanto lo más válido durante los meses por venir es cuestionar cada palabra que dirijan hacia nosotros, confrontar y exigir propuestas concretas y serias, que como ciudadanos es el mínimo respeto que merecemos.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de Letra Fría*

Leave a Reply