Realidad Alterna | Gángsters contra cuellos blancos

in Lourdes Cano Vázquez

Por: Lourdes Cano Vázquez.

Guadalajara, Jalisco. 14 de noviembre 2018. (Letra Fría) En 2006 la guerra  contra el narco estalló; Felipe Calderón necesitaba legitimar su llegada a la presidencia y encontró en el narco la excusa perfecta. La sangre corrió y aún hoy sigue derramándose por todo el territorio, sin embargo, los cárteles siguen ahí, con nuevos líderes, cada vez más fragmentados pero funcionales aún.

Casi dos sexenios, dos escapes de prisión y una extradición a Estados Unidos han transcurrido y finalmente El Chapo Guzmán se encuentra en una corte siendo juzgado por narcotráfico, pero él ha decidido también que si se está hundiendo no se irá solo y por eso comenzó a dar nombres, empezando por los más altos, dos presidentes: Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

Esto quiere decir que las garras corruptoras han llegado ya hasta el nivel más alto posible, que entonces, cualquier intento por extinguir el narcotráfico y su violencia, así como erradicar la corrupción son inútiles, porque hasta el más importante y adinerado está dispuesto a todo por más dinero.

¿Qué nos sorprende si aquí todos han cometido un acto de corrupción durante su vida? ¿Cómo esperamos que quienes nos representan brillen por su honestidad cuando son el reflejo de su pueblo?

No es en narco y su defensa lo que debe importar, él podría señalar a su propia madre si con eso lo dejan libre, lo más perturbador es imaginar la escena: un presidente atendiendo en el  teléfono al capo, concediéndole territorio, dando su venia para mover sus mercancías y recibiendo el dinero a puños. Qué difícil debe ser conciliar el sueño cuando permites que la sangre siga corriendo, con tal de ver más ceros en tu cuenta de banco.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from Lourdes Cano Vázquez

inicio letra fria