Sedena debe transparentar información sobre uso de la fuerza militar desde 2006

en Investigaciones Especiales/Seguridad

El INAI ordenó a la Secretaría de la Defensa Nacional que transparente información relacionada con su actuar durante el combate al crimen organizado, en los años 2006-2018: número de civiles y policías muertos y heridos así como informes policiales e informes de uso de la fuerza elaborados por militares.

Texto: Daniela Rea | Pie de Página
Foto: Ximena Natera | Pie de Página

México. 27 de marzo de 2019. (Letra Fría); El Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública (INAI) ordenó a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), entregar información relacionada con su participación en las tareas de seguridad pública desde el año 2006 al 2018.

Lo anterior, debido a que el proyecto Cadena de Mando  (del cual forma parte Pie de Página), el Programa de Política de Drogas del CIDE  y Artículo 10 solicitaron: 

  • El número de civiles muertos, heridos o detenidos en enfrentamientos en los que ha participado el Ejército desde abril de 2014 a la actualidad;
  • El número de policías muertos, heridos y detenidos en enfrentamientos en los que ha participado el Ejército;
  • Los informes policiales homologados o informes de uso de la fuerza elaborados por militares luego de su participación en enfrentamientos.

La Sedena tiene de plazo hasta este viernes para entregar la primera parte de la información, de lo contrario estaría incumpliendo con sus obligaciones de transparencia y el derecho al acceso a información pública

En el año 2016 se publicó el proyecto Cadena de Mando en el que se analizó la fuerza letal de los soldados mexicanos. Con la información proporcionada por la Sedena hasta ese entonces, de diciembre del 2006 a abril del 2014, se supo que hubo 3 mil 520 tiroteos entre soldados y personas donde murieron 3 mil 907 personas y 200 soldados. Estos enfrentamientos ocurrieron en 553 municipios, casi una cuarta parte del total del territorio nacional.

Sin embargo, la Sedena ha negado contar con la información de civiles detenidos, heridos y muertos en esos encuentros con soldados, pues, dice, ya no recaba esa información. Sin embargo, durante su participación en las audiencias públicas sobre la Guardia Nacional a principios de año, el propio secretario de la Defensa Nacional, el general Luis Crescencio Sandoval González, reconoció que en 2018 murieron en enfrentamientos con el ejército “como 700 civiles”.

Cada año, en promedio, 50 mil soldados patrullan las calles del país, según datos entregados por la Sedena a través de transparencia.

Al no entregar información, además de incumplir las leyes de transparencia, la SEDENA incumple con la Directiva que regula el uso legítimo de la fuerza por parte del personal del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, en cumplimiento del ejercicio de sus funciones en apoyo a las autoridades civiles y en aplicación de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, con el Protocolo Nacional de Actuación Primer Respondiente y con el Manual de Uso de la Fuerza, de Aplicación Común a las Tres Fuerzas Armadas. Estas normatividades obligan a recolectar y sistematizar este tipo de información.

“La información sobre la actuación del Ejército durante los últimos dos sexenios es vital para analizar el desempeño de esta institución. También permite conocer qué tan oportuna, proporcional y racional ha sido el uso de la fuerza de los militares en operaciones de seguridad pública. La rendición de cuentas es una premisa básica de toda institución que funciona en un régimen democrático. Asimismo, la transparencia es fundamental para consolidar el Estado de derecho en México”, informaron en un comunicado PPD del CIDE, Cadena de Mando y Artículo 19. 

Pablo Ferri, integrante del proyecto Cadena de Mando, señala que, en un contexto de creación de la Guardia Nacional, en donde el Ejército capacitará y organizará jerárquicamente a los nuevos reclutas, la Sedena  “tiene que demostrar que de verdad maneja una lógica nueva, porque no puede estar diciendo que va a capacitar a un nuevo cuerpo con lógica civil y a la vez negarse a dar datos de enfrentamientos de civiles”.

Y agrega que es importante que la Sedena transparente esa información “básicamente estamos hablando de miles de muertos. El secretario de la Defensa dijo que habían muerto unos 700 civiles en enfrentamientos con militares en el 2018, si asumimos que la cifra es 700 cada año, son más de 3 mil. En un estado democrático no puedes obviar la muerte de 3 mil personas a balazos porque contraviene lo que significa ser un estado democrático;  segundo porque estás diciendo que hay muertos que no importan; y tercero porque compramos la narrativa de que los muertos estaban en el narco y que hay buenos y malos y que los malos merecen el mal”.

En el contexto de rendición de cuentas, tanto la Policía Federal como la Secretaría de Marina han cumplido con su obligación de transparentar los datos de enfrentamientos, información que han entregado actualizada hasta diciembre del 2018, incluyendo los datos de policías, marinos y civiles heridos y muertos. 

Letra Fría replica íntegro el texto de la periodista Daniela Rea, publicado en Pie de Página.

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio