Sierra de Amula, una región de desaparecidos [Investigación Especial]

by Letra Fría 51

Autlán de Navarro es el municipio de la Sierra de Amula en donde más desapariciones han acontecido, 42 hombres y siete mujeres, lo que significa que una de cada tres desapariciones en la región, sucede en este municipio

Por: Darwin Franco

15/agosto/2017 Autlán, Jalisco. (LF) A Carlos Arturo Ruiz Puerto se le vio por última vez el tres de marzo de 2017 en el municipio de El Grullo. Él prometió que el cuatro de marzo iría a recoger a sus hijos en Unión de Tula para pasar el fin de semana con ellos, sin embargo, no llegó a la cita. A casi cinco meses de su desaparición su familia ha utilizado Facebook como una plataforma de búsqueda solicitando toda información que pueda llevarlos a su paradero.

La desaparición de Carlos Arturo representa el drama y la angustia de 152 familias originarias de alguno de los municipios que conforman la región Sierra de Amula, ya que aquí –conforme al Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas (RNPED) de la Secretaría de Gobernación- se reconocen 152 desapariciones (134 hombres y 18 de mujeres). Tan sólo en El Grullo, donde desapareció este joven de 28 años, se reconocen 25 desapariciones.

El municipio de la Sierra de Amula donde más desapariciones han acontecido es Autlán de Navarro con 49 (42 hombres y 7 mujeres), lo que significa que una de cada tres desapariciones en la región sucede en este municipio. En esta lista de horror le siguen El Grullo con 25 (21 hombres y cuatro mujeres) y Tuxcacuesco con 22 desapariciones (todos hombres). Conforme al RNPED, la edad promedio de todos los desaparecidos de la región es de 28 años de edad y los años que más denuncias se presentaron, fueron 2011 y 2014.

En el RNPED se reconoce que en Jalisco existen únicamente 2 mil 744 desapariciones; sin embargo, en información solicitada por este reportero a la Unidad de Transparencia de la Fiscalía General de Jalisco entre enero de 2006 y el 31 de mayo de 2017, en todo el Estado existen 4 mil 461 desaparecidos, lo cual coloca a Jalisco como el segundo Estado con más desaparecidos del país. Tamaulipas es el primero con 5 mil 567 desaparecidos.

Investigación archivada

Rusia Michel Zamora Hernández, de 26 años y José Eduardo López Hernández, 23 años, desaparecieron el 23 de abril de 2014 mientras viajaban en la carretera que une los municipios de El Grullo y El Limón. La distancia entre ambos municipios es de 6 kilómetros, una distancia corta que para sus familiares es hoy, un largo abismo.

Rusia es la tía de José Eduardo. Ese día ella se ofreció a llevarlo a El Grullo. En el trayecto tuvieron comunicación con sus familiares pero ninguno de los dos llegó a su destino. La familia de ambos rápidamente se movilizó para buscarlos; sin embargo, no hubo rastro alguno ni de ellos, ni del carro en el que viajaban.

A los tres meses de su desaparición, personal de la Dirección Regional Sierra de Amula de la Fiscalía General de Jalisco, con sede en El Grullo, les informaron que localizaron el vehículo donde fueron vistos por última vez. La familia tuvo esperanzas porque en el carro podría haber pistas o datos que llevaran al paradero de sus familiares, pero no fue así porque nadie en la Fiscalía hizo un peritaje del vehículo:

“Estamos muy decepcionados de las autoridades porque de ellas no hemos recibido ninguna llamada o ayuda. La investigación, nos dicen, ya está archivada”, expresó la madre de Rusia.

Rusia nació en Autlán de Navarro y es múltiple campeona en ciclismo de montaña y de pista. Si se busca información de ella en internet se puede saber que dos años antes de su desaparición, en 2012, ella ganó la novena edición de la competencia nocturna “La Macabrona”, la cual año con año reúne a los mejores ciclistas de montaña del país en Tlaxcala. Rusia ganó esa carrera, así como también resultó victoriosa en diversas competencias centroamericanas y panamericanas.

Ejutla, la evasión de la responsabilidad

Sergio Granados Padilla salió de su casa en el municipio de Ejutla para ir a trabajar. Ese 20 de abril de 2013, él volvió a ir a la ranchería en la que un día antes había trabajado descargando un camión. Ese 20 de abril, él y unos amigos no sólo descargarían más forraje sino que también recibirían el pago por los dos días.

“Al rato vengo”, fue lo último que Sergio dijo a su madre; sin embargo, Sergio no volvió a casa y ahí fue cuando su madre comenzó a buscarlo con la novia y los amigos. Éstos fueron los últimos quienes lo vieron. Ella les dijo esto a los agentes del Ministerio Público de Unión de Tula, donde ella puso su denuncia porque en Ejutla, las autoridades le dijeron que ese tema no les correspondía; sin embargo, para obtener información sobre la investigación, debe trasladarse hasta El Grullo, en la Dirección Regional de la Fiscalía. En ambos sitios (Unión de Tula y El Grullo), pidió que llamaran a declarar a los amigos de Sergio, cosa que sucedió cuando éstos habían huido.

“Yo no sé qué pensar de todo esto, pues nadie me dice dónde está mi hijo. Nosotros hemos sido los que hemos investigado qué fue lo que pudo haber pasado. Fuimos al lugar donde él fue a descargar el camión y el señor que los contrató nos dijo que mi hijo sí estuvo ahí pero que después se fue con los otros chicos cuando éste les pagó. Luego me fui enterando que de ahí se fueron a comer a una carnicería donde recibieron una llamada de otra persona que les pidió ayuda porque su camioneta se le había descompuesto en El Grullo…”, contó la madre.

Son tan sólo 19 kilómetros los que separan a Ejutla de El Grullo, así que el viaje que emprendieron Sergio y sus amigos no les llevaría más de media hora. Su madre, no obstante, cree que algo raro pasó en el trayecto porque al preguntar a los amigos de Sergio qué había pasado, encontró diferentes versiones:

“Yo supe que a medio camino, el supuesto amigo les marcó para decirles que ya no fueran, pero ellos dicen que sí llegaron pero que rápido regresaron a Ejutla, además dijeron que a Sergio lo dejaron cerca de la casa pero otras personas comentaron que cuando los vieron entrar al pueblo, Sergio ya no venía con ellos. Por eso pedí que los llamarán a declarar pero se fueron a los días del pueblo”, explicó.

El RNPED precisa que en Ejutla sólo hay una desaparición; sin embargo, ésta no es la de Sergio Granados Padilla sino la de un hombre de 28 años que desapareció el seis de febrero de 2012. Esta omisión desaparece a Sergio una vez más.

Muertos en vida…

El Grullo es uno de los municipios en la Sierra de Amula con más denuncias por desaparición. En este mismo territorio, tras la violencia desatada en el Estado el pasado 1 de mayo de 2015, se mantiene una fuerte presencia de fuerzas federales agrupadas alrededor de la Operación Jalisco. Sin embargo, esto no ha minado ni la violencia, ni en las desapariciones, tal y como ocurrió con Carlos Arturo Ruiz Puerto, el 3 de marzo de 2017.

Su madre asegura que no han sabido nada de él ni para bien, ni para mal, porque la información otorgada de su búsqueda de parte de la Fiscalía ha sido muy poca, lo mismo le ha pasado con el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), donde le tomaron hace tres meses la prueba de ADN, pero es fecha que no le entregan los resultados, ni le dan razón sobre, si su ADN ha sido cotejado con alguno de los cuerpos de personas no identificadas localizadas en la región. Ha tenido dos policías investigadores que la han tratado muy bien pero no le dan ningún resultado importante sobre la búsqueda de su hijo.

“Sé que ellos hacen lo que pueden y hasta donde pueden porque como están acá las cosas… Los veo y creo que no tienen el apoyo ni el entrenamiento adecuado de un investigador, son solo gente queriendo ayudar pero eso no es suficiente”, expresó la madre de Carlos Arturo a quien muchas personas le piden que ya no busque más, pero para ella no se está buscando a una mascota, sino a su propia sangre: “Yo solo sé que cualquiera en nuestro lugar quisiera saber dónde está y el por qué se lo llevaron… Mis hijos, hermanos, papás y sobrinos estamos muertos en vida. Es muy lamentable todo esto, y ni siquiera saben la cantidad de gente desaparecida que existe, porque la mayoría no denuncia”.

Oficialmente en la Sierra de Amula se reconocen sólo 152 desapariciones.

La Huerta, el municipio con más desaparecidos en la Costa Sur

Por: Cristian Rodríguez Pinto

Famosa por sus playas de arenas suaves con aguas cristalinas que reciben a turismo internacional, promovida por el Gobierno Local en su sitio oficial por contar con “paisajes de ensueño”, La Huerta sobresale en la Costa Sur por sus litorales y también por ser el municipio que más desaparecidos registra en toda la región, con 41 casos, de acuerdo con el RNPED. Cihuatlán ocupa el segundo lugar con 36 casos y Casimiro Castillo el tercero con 29.

La Costa Sur concentra 128 desapariciones: 118 hombres y 10 mujeres. Del total, 5% son menores de 18 años; 51.5% con edades entre los 18 y 35 años y 43.1% mayores de 35 años.

Antes del 11 de diciembre del 2006, fecha en que el entonces presidente Felipe Calderón desplegó al Ejército Mexicano y a la Fuerza Aérea Nacional en el Operativo Michoacán, en México había 221 personas desaparecidas. El RNPED indica que al mes de mayo de este año hay 31 mil 53 desaparecidos.

 Esta Investigación Especial forma parte del contenido de la primera edición impresa de Letra Fría. 

Comments (51)

  1. I’ve been browsing on-line more than 3 hours as of late, but I never discovered any fascinating article like yours. It is beautiful value sufficient for me. In my view, if all webmasters and bloggers made just right content material as you did, the web will likely be much more helpful than ever before.|
    Grupo Serval presidios https://plus.google.com/103346223503363914408

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>