Tomatlán busca primera red Ramsar de Jalisco

Municipios

Es el municipio con más sitios integrados a la convención de ONU en todo el país, y trabaja en establecer un manejo territorial ejemplar.

Por: Agustín del Castillo/Milenio Jalisco.

Tomatlán es el municipio mexicano, y probablemente del mundo, con más humedales registrados en la convención Ramsar de Naciones Unidas. Y tras años de abandono, sus habitantes han decidido que la integración de sus cinco esteros y lagunas costeras a la lista de cuerpos de agua prioritarios internacionales debe ser algo más que un reconocimiento de papel. Por eso, están en fase de integración para establecer la primera red de sitios reconocidos en el país, tal y como lo ordena la propia convención firmada por México hace 31 años.

“Está en generación todo un entramado institucional apoyado por la Semadet [Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial], la Junta Intermunicipal de la Costa Sur [Jicosur] y la Universidad de Guadalajara, basado en los ejidos, las cooperativas, las empresas, el ayuntamiento, y todos los actores políticos, económicos y sociales que tienen incidencia en el territorio, de manera que se logre integrar de forma eficiente un acuerdo que permita caminar en la conservación real de los sitios”, advirtió a MILENIO JALISCO el investigador de la UdeG, y asesor del proyecto, Francisco de Asís Silva Bátiz.

Destacó que de los ocho humedales Ramsar de la costa de Jalisco, los de Tomatlán, el municipio más grande, no tenían prácticamente trabajo efectivo para hacer realidad los programas de manejo, a diferencia de sitios que, si bien, tienen conflictos serios, como la Laguna de Navidad y La Manzanilla, cuentan con una fuerte base social de apoyo en pobladores locales, y relevancia económica en temas como pesca y turismo. El tercero, Cuixmala, se ubica en una de las reservas de la biosfera mejor gestionadas del país (Chamela-Cuixmala).

Lo primero, además de integrar los comités Ramsar respectivos, y un secretariado técnico que tiene funciones de vigilancia y capacidad de gestión (la UdeG y el Jicosur lo conforman), es actualizar los programas de manejo. “Tenemos que asumir que un sitio Ramsar es un área natural protegida, y eso significa que requiere el consenso y el concurso de los pobladores, los actores del territorio, que son los únicos que pueden garantizar que no sea letra muerta la conservación en el marco de una economía sostenible”, añadió.

Los sitios Ramsar de Tomatlán son el sistema lagunar estuarino Agua Dulce–El Ermitaño; el estero El Chorro; el estero Majahuas; la laguna Xola-Paramán y la laguna Chalacatepec. Silva Bátiz sostuvo que la convención no solamente ampara los cuerpos de agua y su ribera, sino que la totalidad de las cuencas, que se ubican en las montañas. La explicación es simple: no puede conservarse un vaso lacustre o un humedal cuando se da depredación del ambiente en el territorio de cuenca alta. La ruta del agua es la misma de la erosión y de la contaminación. “Por eso es fundamental el manejo completo del territorio, es un experimento que trataremos de llevar a fondo por primera vez en este tipo de áreas”, aunque a fin de cuentas, remite al modelo mexicano de conservación: con la gente, no al margen de la gente.

En las cuencas Ramsar de Tomatlán la vegetación que ha sido más impactada es la selva baja caducifolia, seguida de la selva mediana subcaducifolia, la vegetación halófila [“Se dice de las plantas que viven en terrenos donde abundan las sales”, define la Real Academia Española] y el matorral xerófilo [“Se dice de todas las plantas y asociaciones vegetales adaptadas a la vida en un medio seco”, íbid]; esta disminución fue a favor de la agricultura, los pastizales y los asentamientos humanos”, advierte en una investigación de 2010 el propio académico.

“Los incrementos en la agricultura y pastizales —y, a su vez, la disminución de las selvas baja y mediana— se presentan en los humedales cuyos terrenos colindantes son ejidos o bien sus posesionarios son ejidatarios: La Manzanilla, Chalacatepec, Xola-Paramán, Majahuas, El Chorro, Agua Dulce-El Ermitaño” (MILENIO JALISCO, 11 de julio de 2010).

Los integrantes de la red tendrán una primera reunión con encargados de dependencias, para gestión de proyectos, a mediados de este mes, en Guadalajara.

Claves

Sitios Ramsar de Jalisco

Costeros

1 Sistema Lagunar Estuarino Agua Dulce–El Ermitaño (2008). Tomatlán. Superficie: 1,281.44 ha

2 Estero El Chorro (2008). Tomatlán. Superficie: 267.05 ha

3 Estero Majahuas (2008). Tomatlán. Superficie: 786.13 ha

4 Laguna Xola-Paramán (2008). Tomatlán. Superficie: 703.98 ha

5 Laguna Chalacatepec (2008). Tomatlán. Superficie: 1,093.35 ha

6 Reserva de la Biosfera Chamela –Cuixmala (2004). La Huerta. Superficie: 13,142 ha (toda la reserva de la biosfera)

7 Estero La Manzanilla (2008). La Huerta. Superficie: 263.96 ha

8 Laguna Barra de Navidad (2008). Cihuatlán. Superficie: 794 ha

Continentales

9 Laguna de Atotonilco (2006). Villa Corona y Zacoalco de Torres. Superficie: 2,850 ha

10 Laguna de Sayula (2004). Zacoalco de Torres, Teocuitatlán de Corona, Atoyac, Sayula, Amacueca y Techaluta.

11 Laguna de Zapotlán (2005). Zapotlán el Grande y Gómez Farías

12 Lago de Chapala (2009). La Barca, Jamay, Ocotlán, Poncitlán, Chapala y Jocotepec, en Jalisco. Cojumatlán de Régules, Venustiano Carranza y Briseñas en Michoacán. Superficie: 114,659 ha

13 Presa La Vega (2010). Teuchitlán y Ameca. Superficie: 1,950 ha

SRN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *