Una sombra en el tendido de sol | La Academia Taurina Municipal de Autlán

by soporte_pa652wzf 822

LuisAlbertoSanchezAguirre

Por Luis Alberto Sánchez Aguirre

LuisAlbertoSanchezAguirre05//mayo/2014 Autlán Jalisco. (LF) Hace ya varios años se fundó la Escuela Taurina del Municipio de Autlán, dirigida por el maestro, o como le conocemos sus amigos “el profe” Pedro Rosas Quezada, quien en sus años mozos, trató de ser torero y emigró a la capital del país en búsqueda de cumplir ese sueño.

El camino para llegar a ser Matador de Toros es muy difícil, todavía más en aquellos años en los que las rivalidades entre las figuras existían y los insipientes soñadores de gloria debían “correr la legua” como maletillas buscando una oportunidad, un padrino, brincándose lienzos de las ganaderías por las noches para “echar la capa” a campo abierto bajo el riesgo de recibir una cornada o un balazo de los caporales e infinidad de obstáculos y sinsabores más.

Los tiempos cambian, pero las mafias que están detrás siguen existiendo. Antes, los toreros tenían personalidad propia y la manifestaban en su interpretación particular del toreo dadas las circunstancias que les había tocado vivir y el carácter de cada uno. En la actualidad, aunque sigue siendo muy difícil llegar al doctorado en tauromaquia, los chavales cuentan con una herramienta a la mano que les servirá como aprendizaje para defenderse a la hora de enfrentar un astado: las escuelas taurinas.

Muchos aficionados argumentan, y muy bien, que las escuelas terminan interfiriendo en el desarrollo de un estilo propio. Que repercute en toreros sistematizados, mecánicos e inexpresivos que pueden ser buenos técnicamente, pero no expresan un sentimiento personal. De cualquier modo los fundamentos básicos ahora los aprenden ahí. El saber defenderse de las embestidas por principio de cuentas; someter a la res; asimilar los tiempos, que muchos dicen: “parar, templar y mandar”, otros “parar, templar, cargar y mandar”, “parar, templar, mandar y ligar”, etcétera.

Supongo que la creación de la escuela de Autlán, obedeció en su momento, a la necesidad de sustentar que nuestro municipio es taurino por tradición y mucho arraigo, brindar la oportunidad a los jóvenes con ansias de ser toreros, educar a la afición (dado que asistir a las clases no implicaba ponerse delante de un animal, sino simplemente aprender más de la fiesta), así como buscar que surgiera un torero de nuestra tierra.

Como muchos proyectos de cualquier índole, se comenzó con apoyo y respaldo de las autoridades, no olvidemos que la academia tiene el apellido: “municipal”. No obstante, al transcurrir del tiempo, fuimos siendo testigos de cómo se iba diluyendo y abandonando. De primera mano, nos tocó escuchar la desilusión del profe Pedro por el escaso, y en ocasiones nulo apoyo.

La Escuela Taurina Municipal de Autlán, solamente ha debutado como novilleros a dos alumnos: Alejandro Tapia “El Loco de la Quinta” y a Eduardo Ortega “El Autlán” (este último realmente tuvo que mudarse a Aguascalientes para aspirar a un mejor futuro). Ambos, sin éxito y sin continuidad por diferentes razones.

Administraciones van y administraciones vienen. Cuando llega el momento de una rueda de prensa para presentar carteles o cualquier evento público en el que se toque el tema, todos coinciden y aseguran que el maestro Pedro y la escuela cuentan con el mencionado apoyo.

Pero la triste realidad, es que estos muchachos le ven la cara a los astados una o dos veces por año solamente, y eso es gracias a la afición y el empeño de don Pedro que no quita el dedo del renglón y consigue de alguna manera que sean tomados en cuenta para alguna becerrada o festival en Colima o cualquier población cercana.

Hace unos meses atrás, cuando se celebró el 470 aniversario de la fundación de nuestro querido Autlán, la peña taurina local sostuvo encuentros con algunas autoridades para solicitar que se realizara un festival benéfico y obviamente gratuito, en el que tomarían parte tres matadores de toros tapatíos (que muy amable y desinteresadamente accedieron) así como alumnos de la academia municipal. Los servidores públicos dieron el espaldarazo y se comprometieron a que se llevaría a cabo. A la postre, de última e “inesperada” hora, se canceló dicho evento y en su lugar entró la empresa que se encarga de organizar el serial taurino de nuestro carnaval para traer al capricho y compromiso de algunos, llamado Julián López “El Juli”, para que al finalizar esa “lujosa” corrida de toros, el resultado fuera un sonoro abucheo hacia el madrileño y el descontento y hartazgo de miles de aficionados que pagaron un boleto caro para presenciar un bochornoso espectáculo.

La Academia Taurina Municipal de Autlán necesita apoyo serio, no promesas incumplidas. Si se desaparece el festival de escuelas taurinas de nuestro carnaval, si se les prometen vacas o becerros para entrenar y al final de cuentas lo único que se les otorga es alternar con “enanitos toreros” y una res con resabios o asistir a una ganadería a que traten de humillarlos una vez por año, entonces mejor desengáñenlos de una vez y así todos se ahorran tiempo, trabajo, esfuerzo y dinero.

Comments (822)

  1. I am also writing to make you understand what a awesome discovery my friend’s child found using your web site. She figured out such a lot of things, which included what it is like to have a marvelous helping nature to make other people very easily know some tortuous issues. You undoubtedly exceeded our own expectations. Many thanks for presenting these warm and friendly, trusted, explanatory and even cool thoughts on this topic to Sandra.
    longchamp bags http://www.bagslongchamp.uk

  2. we came across a cool site that you just may possibly love. Take a search when you want

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>