Author

Rodolfo González Figueroa

Rodolfo González Figueroa has 5 articles published.

Posted on en Plumas

Lo que miro desde el surco | Vacas, árboles y pasto

El sector pecuario, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), es el de mayor crecimiento en el mundo. Avanza sin impedimentos talando cada dos segundos lo equivalente a una cancha de fútbol. Sigue leyendo

Posted on en Región

Audio|Feria Nacional de Productores y Consumidores en Dolores Hidalgo, Guanajuato.

Autlán de Navarro, Jalisco (LF).- En su Punto de Vista que se trasmite cada lunes en el noticiero de La100 Autlán, Rodolfo González Figueroa nos habló sobre la vigésima Feria Nacional de Productores y Consumidores en Dolores Hidalgo, Guanajuato. En dicha feria se reunieron productores alternativos, agroecológicos, artesanos regionales de diferentes organizaciones de más de… Sigue leyendo

Posted on en Plumas

Lo que miro desde el surco | Estar vivo, sano y feliz

Qué desafío tremendo en tiempos de muerte, enfermedad, estrés y depresión. Qué locura lograr ese estatus. Y que osadía lograr ese cometido. Porque, ¿cómo estar vivo sin morir un poco día a día? Cuando desaparecen personas, especies de flora, de fauna así, como si nada. Sigue leyendo

Posted on en Plumas

Lo que miro desde el surco | Limpiezas

Según el diccionario, limpieza es la acción de limpiar la suciedad, lo superfluo o lo perjudicial de algo. Y la suciedad tiene que ver con aquello que presenta calidad de sucio, polvoriento, basuriento, con manchas e impurezas que hay en algo. Las manchas se suelen lavar, remover con el agua. A las impurezas hay que darles otra definición quizá otra categoría. Remitirla a aquella sustancia o partícula extraña o ajena a un cuerpo. Sigue leyendo

Posted on en Plumas

Lo que miro desde el surco | Detenerse

Antes, en la comunidad, la gente se dedicaba a sembrar, se mantenía feliz de lo que cultivaba, de su maicito, su frijol, su calabacita y se vivía tranquilamente y sobre todo sin moscas, ni plagas, ni tantas enfermedades aspirando únicamente al abastecimiento de alimento. Ahora nos han categorizado como un pueblito marginado. Aunque libre como el viento, este terruño ha donado su futuro a las decisiones de la política agropecuaria neoliberal. Sigue leyendo

Hacia Arriba Inicio