/

«Autlán es una mejor ciudad para vivir y seguimos pensando en grande», Miguel Íñiguez

(Foto: Esther Armenta León)

«Con mucho orgullo y la frente en alto podemos afirmar que con la participación de los ciudadanos y el esfuerzo de todos, Autlán es una mejor ciudad para vivir y seguimos pensando en grande», dijo el presidente municipal de Autlán, Miguel Ángel Íñiguez Brambila, en el cierre de su mensaje en el tercer y último informe de gobierno.

Por: Carmen Aggi Cabrera

Autlán de Navarro, Jalisco. 13 de septiembre de 2021. (Letra Fría) En medio de una crisis de gobernabilidad el presidente municipal de Autlán, Miguel Ángel Íñiguez Brambila, rindió su tercer y último informe de gobierno desde el salón «Ernesto Medina Lima», en el edificio de la presidencia. Tras una lectura accidentada, el alcalde cerró su discurso con una frase que no es compartida por la población autlense: «Autlán es una mejor ciudad para vivir y seguimos pensando en grande».

El presidente municipal habló de los impactos de la pandemia y la desaparición del Ramo General 28 Participaciones a Entidades Federativas y Municipios. Dijo que, bajo estas circunstancias, fue el sector empresarial el que contribuyó directamente para apoyar a los sectores vulnerables.

«Hoy presento mi tercer informe de gobierno. Esta etapa importante por los grandes retos que estamos superando, conjunto sociedad y gobierno, enfrentando las dificultades y cambios que tuvimos que sortear desde el inicio y en el transcurso de la administración derivados de más de un año y medio de pandemia y de la importancia de optimizar al máximo los recursos públicos, siempre conscientes que Autlán requiere establecer innovadoras políticas públicas. Desde los recortes presupuestales a nivel federal por la desaparición del ramo 28, básico para los municipios y el crecimiento en infraestructura y así mismo al desarrollo económico. Nos enfrentamos, pues, junto con el sector empresarial para contribuir directamente y realmente a la economía de los más vulnerables, recorriendo varias colonias, fraccionamientos, agencias, delegaciones, beneficiando a más de 2 mil familias en la entrega de despensas, cobijas y comida caliente y entregados de manera gratuita a personas de bajos recursos», dijo el alcalde.

Miguel Íñiguez destacó el arreglo de los jardines y la entrega de 10 mil bolos en navidad, mediante dos trineos navideños. Agradeció a los regidores y a su equipo de trabajo «por haber hecho suyo el compromiso que adquirimos».

Ciudadanos y políticos han calificado a esta administración municipal como la más deficiente en la historia reciente. Durante tres años los funcionarios que integran esta administración encabezada por Íñiguez Brambila no fueron capaces de resolver las problemáticas más sentidas de la población y éstas se agudizaron a niveles no vistos. En el 2018 cuando esta administración entró en funciones se topó con una contingencia derivada del mediocre servicio de recolección de basura. Los esfuerzos y las estrategias implementadas por este gobierno no funcionaron. El problema no se resolvió.

«Sin duda alguna hay servicios básicos que se requiere optimizar como la recolección de basura, un servicio que recibimos con gran déficit y que se han buscado estrategias y opciones para replantear la recolección. Durante este periodo el gobierno municipal se ha integrado al Sistema Intermunicipal de Manejo de Residuos (SIMAR) con quienes se trabajará por etapas, entrando en esta primera etapa como órgano gestor para conseguir maquinaria, camiones de recolección, entre otros. Posteriormente se comenzará a recoger a grandes generadores de basura, aquellas empresas que general arriba de 10 toneladas de basura por año», expuso.

El servicio de agua potable tocó fondo en esta administración. Al menos 25 colonias del municipio padecieron durante estos tres años las consecuencias de un servicio insuficiente. Las fallas en los pozos de agua se convirtieron en una constante y quedarse sin agua hasta por tres meses en los hogares se volvió costumbre.

A esto hay que sumarle el insatisfactorio servicio de alcantarillado y drenaje. Los brotes de aguas negras también es una tarea pendiente de esta administración. En las últimas semanas la zona sur de la ciudad ha tenido que soportar los olores que emanan de las aguas residuales que corren por las calles de la colonia El Vergel y se estanca en las cunetas que están a los costados de la prolongación Guadalupe Victoria, salida a la costa sur de Jalisco.

Para el presidente municipal Autlán es una mejor ciudad para vivir, pero no mostró evidencias que sustentaran su dicho. Si hablamos de la infraestructura urbana, ésta no tuvo un cambio importante. Al contrario: la falta de mantenimiento de las calles agravaron los baches que apenas comenzaban a formarse cuando él entró como alcalde. Otro reclamo de la población es el ingreso de la ciudad, justo en la entrada de la colonia «Marcelino García Barragán» conocida como «La Azucarera» que está en pésimas condiciones.

Dar mensajes a la población no fue una práctica utilizada por el alcalde durante su gobierno. Por ello, esta frase podría ser la última que emita como alcalde, ya que faltan 17 días para que concluya esta administración. El 30 de septiembre deberá pasarle la estafeta al presidente municipal electo, Gustavo Robles Martínez, quien entrará en funciones el 01 de octubre: «Con mucho orgullo y la frente en alto podemos afirmar que con la participación de los ciudadanos y el esfuerzo de todos, Autlán es una mejor ciudad para vivir y seguimos pensando en grande. Muchas gracias compañeros, con su permiso», cerró su discurso.

Ma/Ma

*Queda prohibida la reproducción total o parcial. El contenido es propiedad de Letra Fría*

Es Licenciada en Derecho por el Centro Universitario de la Costa Sur, de la Universidad de Guadalajara. Tiene 15 años de experiencia en medios de comunicación. Ha publicado en medios como Milenio Jalisco, Notisistema, Proceso Jalisco, Aristegui Noticias, Radio Costa y La 100.

Es cofundadora de Letra Fría y ahora funge como Directora Editorial.

Deja una respuesta