La impunidad en torno a los hallazgos de fosas clandestinas en Jalisco

(Foto: ZonaDocs)

La Fiscalía General de Jalisco, en rueda de prensa, aseguró que han localizado 800 bolsas plásticas con indicios de restos humanos y, aproximadamente, 245 cuerpos en 12 fosas clandestinas procesadas de enero a junio de este año.
¿Pero qué hay de las personas que hacen dichas fosas y de la maquinaria de muerte que está detrás de cada hallazgo? Sobre eso, en realidad, se sabe muy poco, pero ahí está la clave para comprender el por qué de la proliferación de sitios de inhumación clandestina en el estado.

Por: Darwin Franco | ZonaDocs

Guadalajara, Jalisco. 23 de julio de 2020. (Letra Fría) Ninguna fosa clandestina aparece sólo de la nada. Su confección, planificación y ejecución requiere no sólo de un buen número de personas sino también de maquinaria para realizar las fosas donde se inhumarán ilegalmente a las personas; así como un esquema de seguridad que permita, por ejemplo, colocar 104 cuerpos sin vida dentro de una gran fosa clandestina. 

Al menos eso debió pasar en las colonias El Mirador I y II en Tlajomulco de Zúñiga donde entre diciembre de 2019 y enero de 2020 se localizaron dos fosas clandestinas de las que, a la fecha, se han exhumado 154 cuerpos.

Entre ambas fosas existe una separación de 80 metros. Su localización ocurrió a consecuencia de un operativo de la Guardia Nacional que derivó en la localización, el 6 de noviembre de 2019, de una bodega en Toluquilla, San Pedro Tlaquepaque, de donde se detuvo a 15 personas y se liberó a otras ocho que se encontraban privadas de su libertad. 

En ese lugar a pie de Periférico Sur, avenida con gran afluente vehicular, también se localizaron 15 bolsas con restos humanos y dos cuerpos completos 

Estas 15 detenciones son de las pocas que se han realizado en el marco del hallazgo de fosas clandestinas en la entidad; sin embargo, a los 12 adultos y tres menores implicados en este hecho únicamente se les imputó su participación en los delitos de desaparición y privación ilegal de la libertad. Sobre su participación en el delito de inhumación clandestina no se les dictó ninguna pena. 

La detención de estas personas también ocasionó la localización de una finca en El Zapote Del Valle donde, el 8 de noviembre de 2019, se exhumaron 31 cuerpos.

Sin que se haya dado más información sobre el modus operandis de este grupo, la detención de estas personas ha estado vinculada con, al menos, cuatro sitios de inhumación clandestina donde se exhumaron 197 cuerpos y se localizaron 15 bolsas con restos humanos.

Tampoco se ha dado a conocer el análisis del contexto alrededor de estas fosas, lo que sería de gran relevancia para conocer la manera en que el entorno socio-histórico, socio-económico y delincuencial generaron las condiciones para que en dichas zonas existieran y operaran los sitios de inhumación clandestina durante varios meses.

Una de las demandas del colectivo Por Amor A Ellxs ha sido, justamente, el que la Fiscalía de verdad transparente toda la información que tiene sobre el hallazgo, procesamiento, identificación e investigación de cada una de las fosas clandestinas, pues sin esto la información a la que acceden las familias que buscan a sus seres queridos desaparecidos está incompleta.

Sobre las fosas localizadas en este año, la Fiscalía General no ha informado sobre la detención de ninguna persona, lo cual genera un escenario de impunidad para la comisión del delito de inhumación clandestina que conforme al Código de Procedimientos Penales de Jalisco, en su artículo 186, precisa que se impondrán de un mes a dos años de prisión al que incurra en alguno de los casos siguientes:

I. Que ilegalmente destruya, mutile, oculte o sepulte un cadáver o un feto humano, o parte de éstos;

II. Que ilegalmente exhume un cadáver; y

III. Que retenga o se apodere de un cadáver, sin la anuencia de los deudos del fallecido, entendiéndose por tales, en orden de preferencia, el cónyuge, descendientes, ascendientes, concubina o concubinario y demás parientes en los términos de ley.

A nivel federal, en el Código de Procedimientos Penales, en el Artículo 280, las sanciones son de tres días a dos años o de 30 a 90 días multa:

I.- Al que oculte, destruya o sepulte un cadáver o un feto humano, sin la orden de la autoridad que deba darla o sin los requisitos que exijan los Códigos Civil y Sanitario o leyes especiales;

II.- Al que oculte, destruya, o sin la licencia correspondiente sepulte el cadáver de una persona, siempre que la muerte haya sido a consecuencia de golpes, heridas u otras lesiones, si el reo sabía esa circunstancia.

Así mismo en el Artículo 280 Bis, se añade una penade cinco a ocho años de prisión y de quinientos a mil días multa, a quien incinere, sepulte, desintegre o destruya total o parcial el cadáver o restos humanos de una persona no identificada, sin autorización de las autoridades competentes en la materia.

Jalisco: tierra de fosas clandestinas

En los últimos años, Jalisco ha tomado notoriedad nacional por la cantidad de fosas clandestinas que se han localizado en la entidad, principalmente, en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Una de sus principales características es que éstas se han localizado dentro de fincas o terrenos privados que se localizan en zonas periféricas y con poco vigilancia policial. 

De acuerdo al Registro Nacional de Fosas Clandestinas y Cuerpos Exhumados, presentado el pasado 13 de julio por la Secretaría de Gobernación, en Jalisco del 01 de diciembre de 2018 al 15 de junio de 2020 se localizaron mil 143 fosas clandestinas y de éstas se exhumaron: mil 682 cuerpos

Estos terribles datos posicionaron a Jalisco con el estado con mayor número de exhumación de cuerpos de fosas clandestinas de todo el país al concentrar – en ese periodo de tiempo- el 28.95% de todos los cuerpos recuperados de fosas clandestinas en el país.  A Jalisco, le siguen: Sinaloa (15.04%); Colima (10.64%); Sonora (8.50%) y Michoacán  (6.18%). 

En lo que va de este año, la Fiscalía General de Jalisco ha ofrecido un par de rueda de prensa para dar información sobre las fosas clandestinas localizadas y el número de cuerpos o restos humanos que de ellas se exhuman; sin embargo, ofrece poco detalles de cómo se llegó a la localización de los sitios, por lo que es difícil saber si los hallazgos corresponden a resultados de pesquisas o labores de inteligencia, o sí se llega a ellas mediante la denuncia ciudadana.

La información oficial señala que de enero a junio de este año, se han localizado 12 fosas clandestinas de las que se han exhumado 800 bolsas plásticas con indicios de restos humanos y, aproximadamente, 245 cuerpos. 

En el mes de julio de tres sitios de inhumación clandestina: La Higuera, Zapopan; El Mirador II, Tlajomulco de Zúñiga; y El Pedregal, El Salto; en éstas se han inhumado, a la fecha, 118 cuerpos y 50 bolsas plásticas, informó la Fiscalía de Jalisco.

Conforme a los peritajes del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, los cuerpos de las personas localizados en algunas de estas fosas tenían entre tres y seis meses de haber sido inhumados.

Por ello, algunos de los cuerpos aún presentaban indicios que sirvieron para su identificación, tal y como ocurrió en la fosa de El Pedregal en donde ya se han identificado a tres personas, las cuales habían sido reportadas como desaparecidas.

Sobre la manera en cómo se realizaron las fosas clandestinas se podría asegurar que existe experiencia tanto en la edificación de las fosas como la realización de inhumaciones, pues hay conocimiento de cómo hacer las excavaciones, sobre cómo acomodar los cuerpos e, incluso, qué tipo de químicos emplear para evitar que los olores fétidos delaten el lugar, tal y como pasó con la fosa localizada en La Higuera donde se utilizó una mezcla de amoníaco.

Para Guadalupe Aguilar de Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (FUNDEJ), es necesario que las autoridades no sólo se preocupen por la exhumación, la cual es de vital importancia, sino que también dediquen tiempo para comprender:

“Todo lo que hay alrededor de las fosas, las condiciones que coexisten en esos lugares y la manera en que las hacen porque ahí considero que hay indicios que podrían llevarnos a los responsables de estos crímenes… porque lo hay en esas fosas es el horror”.

Finalmente, el Fiscal General, Gerardo Octavio Solís Gómez, precisó que aún se trabaja en la búsqueda de más cuerpos en las tres fosas clandestinas localizadas en julio; sin embargo, aclaró que aún faltan por procesar otros lugares por lo que se podrían llegar a 10 sitios de inhumación bajo investigación. 

Deja una respuesta