Comunidades protegen sus saberes de la explotación

En la experiencia propia de Lizeth Sevilla, en muchos casos quienes terminan aprendiendo y deconstruyendo sus conocimientos son las y los especialistas, a partir del diálogo con los saberes que se construyen desde las comunidades.

Las comunidades de manera respetuosa defienden sus saberes piden ser reconocidas. Foto: Lizeth Sevilla

Autlán de Navarro, Jalisco.- Las comunidades piden a la academia replantear sus posturas metodológicas para evitar la explotación de saberes, conocimientos y experiencias sin dar el reconocimiento debido a quienes les pertenece, dijo en entrevista a Letra Fría la profesora del Centro Universitario del Sur (Cusur) de la Udg y doctorante en Recursos Naturales y Gestión Sostenible por la Universidad de Córdoba España, Yolanda Lizeth Sevilla García.

Agregó que esta es una tendencia no sólo en México si no a nivel internacional donde las diversas comunidades originarias protegen sus saberes y experiencias -que en muchos momentos anteriores utilizaron especialistas y personas de la academia- sin dar el crédito y reconocimiento debido.

Lizeth Sevilla lo experimentó directamente, compartió que en un momento determinado a ella le prohibieron la entrada en ciertas comunidades con el argumento de que anteriormente había investigadores que les habían robado sus ideas sin nombrarles.

Anuncios

JRA PROMOTORES INMOBILIARIOS

Esto es un hecho que ha socavado la confianza de mujeres y hombres en las comunidades, porque en muchas de las ocasiones la gente de la academia llega a estos lugares como “expertos” que van a enseñarles a las personas de los territorios.

En la experiencia propia de Lizeth Sevilla, en muchos casos quienes terminan aprendiendo y deconstruyendo sus conocimientos son las y los especialistas, a partir del diálogo con los saberes que se construyen desde las comunidades.

Anuncios

APYSA

Las comunidades -de manera muy especial las de mujeres– son espacios de trato respetuoso pero contundente, se les ponen límites a las personas y a cada quien se le llama por su nombre, Martha Elisa, Gloria, ahí los títulos no existen en un entorno de horizontalidad.

Tengo más de veinte años contando historias -o quizá a estas alturas del partido ellas me cuentan a mi-. He trabajado para diferentes medios, casi todos escritos y algunos radiofónicos. Busco que el periodismo mueva algo en mí, en las demás personas, en la sociedad. Creo en el periodismo hiperlocal, este que hacemos aquí, que impacta.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad