(Foto: Especial)

La violencia a la mujer está invisibilizada en Costa Sur y Sierra de Amula Mujeres, entre feminicidios y desapariciones. Parte 2

en Investigaciones Especiales

En tres años el Instituto Municipal de la Mujer en Autlán ha atendido a 553 mujeres que han sufrido algún tipo de violencia. El Grullo ha registrado 580 casos por violencia psicológica.

Por: Mayra Vargas.

Autlán de Navarro, Jalisco. 12 de junio de 2018. (Letra Fría).- En Jalisco, se presenta un contexto grave de violencia feminicida, en la que el Estado no trata como feminicidios los asesinatos de mujeres que reúnen las características para ser encuadrado como tal delito. Los encuadran como homicidios y no como feminicidios, lo que invisibiliza la situación real, así lo establece el informe de la solicitud AVGM/09/2016 de alerta de violencia de género contra las mujeres en el estado de Jalisco.

La Coordinadora Nacional del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem), Alejandra Cartagena López, explicó en entrevista que la violencia contra la mujer y de manera específica los casos de feminicidio son invisibilizados en la Zona Metropolitana de Guadalajara, y que por lo tanto los acontecimientos ocurridos en los municipios del interior del estado son aún más ignorados:

Lo que nos queda claro, es importante decirlo, parece que no pasa nada en los municipios, si se invisibiliza en la ZMG, en los municipios del interior del estado pues muchísimo más, porque no tienen esos alcances de comunicación para presionar como se tienen en esta zona y lo que nosotros hemos pedido en el caso del protocolo Alba, es que el protocolo no solo debe ser en la ZMG, sino en el interior del Estado, porque hemos identificado la desaparición de niñas, mujeres y feminicidios. Hemos presionado en que las acciones  de la alerta de violencia contra las mujeres deben de tener largo alcance y deben de ir más allá”, explicó la coordinadora de Cladem.

En el caso particular de las muertes de mujeres en los municipios del interior del estado de Jalisco, el Sistema Estadístico sobre Autopsias, disponible en el sitio web del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), arroja que durante los últimos tres años, es decir de enero de 2015 a enero de 2018, han ocurrido muertes de mujeres por diferentes causas: por arma de fuego, golpes, sumersión y por lesiones con objetos punzocortantes en las regiones Costa Sur y Sierra de Amula de Jalisco.

En este lapso de tiempo, en algunos de los municipios de dichas regiones se registra un total de 24 muertes por las razones mencionadas anteriormente, entre las que destaca Cihuatlán con siete muertes de mujeres, Autlán de Navarro con 5, Cuautitlán y La Huerta con tres cada uno y con una muerte por alguna de estas causas se encuentran los municipios de Tecolotlán, Ejutla, Juchitlán, Casimiro Castillo, Chiquilistlán y Villa purificación, siendo el municipio costero de Cihuatlán el que más muertes violentas de mujeres registra. En estas estadísticas no se especifican los casos de feminicidio, solo se muestran como muertes de mujeres por diferentes factores.

De acuerdo con el Reporte de Información delictiva y de emergencias con perspectiva de género elaborado con datos del Centro Nacional de Información (CNI), sobre las llamadas de emergencia relacionadas con incidentes de violencia de pareja, Jalisco registró 26 mil 726, siendo el cuarto estado a nivel nacional, con llamadas por emergencias de este tipo.

A partir de la información del Sistema Nacional de Información en Salud (SINAIS), el grupo AVGM, pudo observar que de 2010 a 2014, la Secretaría de Salud registró un total de 43 mil 446 atenciones a mujeres por lesiones y violencia en Jalisco, cantidad que representa el 4.5 por ciento de las atenciones brindadas a mujeres a nivel nacional.

De enero a diciembre de 2017 se denunciaron en México 1 millón 817 mil 061 diferentes delitos en México, en los que se registraron 297 mil 299 víctimas, de éstas, el 32.1%, fueron mujeres las víctimas de delitos como homicidio (doloso y culposo), feminicidio, secuestro, extorsión, lesiones (dolosas y culposas), rapto, tráfico de menores, trata de personas, corrupción de menores, así como otros delitos que atentan contra la vida y la integridad corporal, de acuerdo con el Reporte de Información delictiva y de emergencias con perspectiva de género elaborado con datos del Centro Nacional de Información (CNI).

En El Grullo, en tres años: un feminicidio y 580 mujeres violentadas psicológicamente

Para violentar a la mujer no existe edad, ni clase social, ni educación; esta situación es muy general, es un fenómeno que afecta a mujeres por igual. Hay mujeres que se dan cuenta que están siendo violentadas y dicen –no, esto no es normal, voy a pedir ayuda- , esta situación puede llegar a cualquier mujer, reconoció en entrevista la Directora del Instituto Municipal de la Mujer de El Grullo (IMMG), Eurise Jazmín González González.

En este municipio, enclavado en la región Sierra de Amula, el Instituto Municipal de la Mujer ha documentado de 2015 hasta febrero de 2018, 580 casos de violencia psicológica hacia las mujeres, provocadas por su pareja. El periodo más intenso fue de agosto de 2016 a julio de 2017, donde se atendieron a 236 mujeres.

González explicó que la atención que brindan en el IMMG es  general para hombres y mujeres, sin embargo, la mayoría de los usuarios atendidos son mujeres:

Nuestro acompañamiento termina en el momento en que llevamos el caso a Seguridad Pública o al Ministerio Público, cuando ellas levantan su denuncia, pero nosotros quedamos en la disposición de ayudarlas en cualquier cosa que ellas necesiten, abundó.

En El Grullo han existido casos extremos de violencia, la directora del Instituto explicó que los ataques no han sido solo hacia la mujer, sino también a los hijos de la pareja: “Cuando yo llegué aquí supe de un caso, se trataba de violencia física hacia ella y sus hijos, entonces la persona sale, se escapa de su casa y viene y pide apoyo. Le dimos seguimiento, asesoría y la llevamos a que hiciera la denuncia, concientizada del peligro no solo de ella, si no de los hijos también”.

El IMM de El Grullo, tuvo el conocimiento de un caso de feminicidio en 2015, se trató de una pareja donde el hombre agredió físicamente a su esposa y ella murió. Después de este caso, la directora aseguró que no han tenido conocimiento de otra situación similar.

En Autlán no hay casos documentados de feminicidio

En Autlán de Navarro existe el registro de mujeres y niñas violentadas, de acuerdo con los servicios médicos municipales. Durante el periodo de 2015 a 2018 se han reportado 553 casos de mujeres que han sido víctimas de violencia, siendo 2015 el año con más reportes, pues se registraron los casos de 241 mujeres.

En el Instituto Municipal de la Mujer (IMM) en Autlán dan acompañamiento psicológico y asesoría jurídica a las víctimas de violencia, explicó su directora Mireya Flores Jiménez:

Se acercan ellas o algún familiar solicitando el apoyo, entonces nosotros iniciamos una especie de investigación para ver la veracidad, primero, y luego qué tan dispuesta está la víctima a acercarse, a denunciar para recibir apoyo u otra cuestión, porque a veces por miedo ellas siguen negando el maltrato y cuando se acerca la victima de forma directa ahí sí, inmediatamente procedemos con atención psicológica para que ella logre tener la fortaleza para lo que viene. Nosotros le  recomendamos hacer la denuncia de forma inmediata y si tienen pruebas con mayor razón.

Flores Jiménez explicó que la psicológica y física son los tipos de violencia que más atienden como institución en Autlán: “Directamente en el Instituto no nos han tocado que nos deriven casos muy extremos, pero sí hemos tenido casos de mujeres que estuvieron hospitalizadas y que luego nos las derivaron, o después de un tiempo se acercaron, pero que, debido a maltrato físico llegaron a estar en el hospital por varios días internadas”, reconoció.

Mientras que en la dependencia de El Grullo se tiene el registro de un caso de feminicidio, el Instituto Municipal de la Mujer en Autlán no tiene conocimiento de que se haya dado algún caso de feminicidio en el municipio, sin embargo, la directora del instituto señala que sí ha habido muerte de mujeres por otras causas y que éstas se tienen registradas en otras dependencias: “En Autlán el reporte que nosotros tenemos es que no hay casos de feminicidio, nosotros hemos investigado a través del Ministerio Público, Seguridad Pública, en la oficina forense también. Se tiene el dato de muerte de mujeres, pero han sido generalmente por accidentes o por cuestiones que no tienen que ver con un feminicidio como tal, han sido accidentes o suicidios”, aseguró.

El grupo de trabajo de la solicitud AVGM/09/2016 de alerta de violencia de género contra las mujeres en el estado de Jalisco, explica que las mujeres en Jalisco enfrentan condiciones sociales y culturales adversas, principalmente, para ciertos sectores de la población, enmarcadas en un contexto complejo de prácticas culturales que las coloca en una situación de alta vulnerabilidad. En este sentido, se advierte un contexto general de violencia social enraizado, que si bien no es determinante, contribuye a que se generen las condiciones idóneas para que se produzca y reproduzca la violencia contra las mujeres en la entidad.

Un porcentaje de mujeres que han sido víctimas de violencia y que no se han atrevido a denunciar o señalar a su agresor, tienden a justificar e incluso a normalizar una agresión: “Se tiende a justificar los hechos  y yo creo que es por lo mismo de la cultura que se nos ha impuesto a lo largo de la historia, de una cultura patriarcal y que consideran normal que los hombres hagan este tipo de acciones, muchas veces ven normal la violencia como parte de la vida, desgraciadamente”.

El miedo, es un obstáculo para las mujeres que viven en violencia: Anteriormente decíamos que mucho tenía que ver en que se callaran, a que les diera vergüenza socialmente, que supiera el resto de la gente que era violentada o qué iba a decir la gente porque les pegaban  el marido o el novio, pero ahorita esa parte la hemos superado, ahorita va más enfocado al miedo, por temor, cuando ya reciben amenazas y sobretodo con los hijos, entonces la mujer se detiene. Cuando hay hijos la mujer no se anima a denunciar.

Ambas titulares consideraron importante que las mujeres no se queden calladas, que denuncien cuando sean víctimas de una agresión, aunque se trate de la primera vez que suceda, pues es un acto que si sucedió una vez, en algún momento volverá a repetirse y podría ser peor, podrían perder la vida.

Egresada de la Licenciatura en Periodismo del Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara. Ganó el Premio Especial James Rowe al Periodismo de Investigación 2015, en la categoría estudiantes universitarios, otorgado por el Foro de Periodismo Argentino, en Buenos Aires. Recibió mención honorífica en el 2do. Hackatón de Periodismo Científico e Innovación, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Guadalajara, Jalisco, también en 2015. Ha publicado trabajos en diversos medios como Aristegui Noticias, en la revista digital Votán MX y Zona Docs. Desde 2017 es miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia (Red MPC), con sede en la Ciudad de México y es miembro activo del Capítulo Juvenil Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco (BSGEEJ) desde junio de 2018. Ganó el Premio Juventud 2019 en Autlán, Jalisco. Periodista en Letra Fría desde 2013.

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio