Ilustración de portada: El Definido.

Niñez en Jalisco bajo el estrés, abuso y violencia

en Investigaciones Especiales

Menos del 1 por ciento de todo el prepupuesto del estado se invierte en la protección de los derechos de las niñas y los niños de Jalisco; a la par, las estadísticas sobre la violencia cometida contra estos menores ha crecido de manera consistente en los últimos tres años, y con ella también: la impunidad.

En el marco del Día del Niño y la Niña, en ZonaDocs cruzamos estadísticas en materia de salud, justicia y protección a menores para comprender cómo se utilizan los recursos para atender a esta población, lo que hallamos es que las acciones y fondos resultan totalmente insuficientes.

Por Sara Leos / @SaraLeosA / ZonaDocs

Ilustración de portada: El Definido.

Guadalajara, Jalisco. 30 de abril de 2019. (Letra Fría) En Jalisco es inevitable señalar que los niños y las niñas están siendo víctimas de abuso físico, como golpes y quemaduras, pero también padecen abandono, violaciones sexuales, acoso escolar, maltrato psicológico e, incluso, también fetal; estas acciones, en muchos casos, les han provocado muertes violentas.

Como si lo anterior fuera poco, además, se enfrentan a un sistema judicial que desestima su dicho, los jueces y ministerios públicos, no les creen; la impunidad en los casos de menores de edad víctimas de abusos, impera en todo el estado.

Hoy los niños deberían estar celebrando la magia de la infancia, entre juegos y golosinas, acompañados por padres, abuelos, maestros, tíos, primos; sin embargo, en estos momentos hay menores que están siendo violentados de diversas maneras por, quienes suponen, son los adultos que les quieren y protegen.

En los últimos tres años y hasta marzo del 2019, la Fiscalía General de Jalisco ha registrado un total de 5 mil 413 niños y niñas víctimas de abuso sexual, la atención otorgada por parte del personal adscrito a Ciudad Niñez, instancia encargada de velar y proteger los derechos de los menores, ha sido deficiente.

Entre estas víctimas, las niñas resultan ser las más afectadas, pues 8 de cada 10 denuncias por agresión sexual es cometida contra estas menores. En total, 4 mil 481 niñas y 932 niños han sido víctimas de este delito.

Las estadísticas del maltrato infantil, las afectaciones de este delito son muy similares en niñas y niños, pues sobre el maltrato a las menores se han presentado 3 mil 448 denuncias y 3 mil 349 en varones. Destaca también que en 600 denuncias, la Fiscalía General de Jalisco, no logró determinar el género de los menores maltratados.

“El 80 por ciento de los niños sufren cotidianamente de algún tipo de maltrato”, así lo precisó, Javier Álvaro Barriga Marín, Jefe del Servicio de Urgencias de Pediatría del Hospital Civil Nuevo de Guadalajara Dr. Juan I. Menchaca, quien, además, señaló que “las instituciones en general dejan mucho que desear en cuanto a trabajar de manera adecuado con el maltrato infantil”.

En cualquier institución pública de salud donde se atiende en emergencias a un adulto o a una mujer víctima de violencia, los Ministerios Públicos ambulantes inician un procedimiento para que conste dicha agresión tanto en la denuncia que se hace por oficio como en el parte médico donde se apuntala esto con la descripción de las lesiones detectadas; sin embargo, esto no siempre ocurre cuando los agredidos o maltratados son menores de edad.

El Hospital Civil de Guadalajara atendió, en el 2018, un total de 647 niñas y niños por el delito de maltrato infantil, de los cuales, 245 fueron niños y 271 niñas.

Incluso, algunos de los niños que han sido maltratados física o sexualmente han llegado por su propio pie al Hospital: “algunos llegan acompañados por algún familiar, o los canaliza alguna institución pública; los maltratos que más presentan son: abandono, maltrato físico, como golpes, pellizcos, quemaduras, mordidas, moretones, abuso sexual y el mas abundante es la negligencia”, explicó a ZonaDocs, el médico Barriga Marín.

Otro tema preocupante en la infancia son las tentativas de suicidio; el año pasado, el Hospital Civil registró 21 tentativas suicidas de niñas y niños: “la mayor parte de las tentativas suicidas son por maltrato infantil, sobre todo por abuso sexual, aunque también Bullying”, puntualizó el Jefe del Servicio de Urgencias de Pediatría del Hospital Civil Nuevo de Guadalajara.

El maltrato fetal es otro tipo de violencia que proviene de “aquella madre que no va a control prenatal o va menos de cinco veces, que es lo que marca la norma oficial mexicana, así como madres que no consumen vitamínicos o ácido fólico, y ponen en riesgo el producto de la gestación(…) El maltrato fetal también se da por fumar durante el embarazo, o consumir alcohol o drogas”, precisó Javier Álvaro Barriga Marín, quien afirmóque esta violencia fetal también se extiende a cuando una “madre es violentada, maltratada física o psicológicamente por un tercero, por ejemplo, su pareja”, explicó el médico. El 2018, en el Nuevo Hospital Civil, se registraron 93 casos de maltrato fetal.

Una de las soluciones para aminorar el maltrato infantil, a decir del doctor Javier Álvaro Barriga Marín, es implementar la “prevención primaria, blindar al niño, empezando por el hogar y siguiendo con la escuela y luego con todas las instituciones”, de este modo tener un cuidado integral.

Un sistema judicial que no cree en la palabra de niñas y niños

Los niños y las niñas de Jalisco son víctimas de abuso sexual, principalmente, por familiares o amigos cercanos; sin embargo, el dicho del pequeño no es válido para las autoridades judiciales, incluso, algunos pequeños son obligados a continuar viviendo con sus agresores, lo cual ocurre porque las autoridades no otorgan medidas de protección o alejamiento. Al no creerles no sólo los ponen en riesgo sino también los revictimizandejándolos, así, en total indefensión.

La impunidad impera en los casos de violación infantil, aún cuando son los menores sean separados de la familia.

La directorade Cuepalitzi A.C., organización civil pro la defensa de los derechos de niñas y niños,Claudia Angélica Rangel Martínez informó que actualmente dan acompañamiento a 13 casos por el delito de abuso sexual; no obstante, afirma que “lamentablemente (el delito) solamente llega a la parte de la denuncia; ahí retienen los procesos, no hay un seguimiento, no hay investigación ministerial, en virtud de que son menores de cinco años, entre 2 y 5 años de edad, entonces, los ministerios públicos desestiman los dichos de estos menores, niñas o niños, porque según el personal adscrito a la Fiscalía en Ciudad Niñez, son niños y niñas que no tienen la capacidad psicológica, mental y moral para señalar un acto de estas características”, fustigó la defensora.

Además precisó que: “hay una reiterada violencia a las madres que van a denunciar y piden justicia, señalan a las madres, dicen que ellas son las que inducen este tipo de información a las niñas y a los niños”.

El argumento y la lógica de los Ministerios Públicos de Ciudad Niñez es que como son niñas y niños tan pequeños: “podrían estar mintiendo, entonces, no pueden emitir una medida cautelar contra un fantasma, o contra alguien al que no se le ha comprobado la comisión de algún delito”.

La defensora da un ejemplo de las complejidad de los casos donde los agresores están dentro de la misma familia: “tenemos el caso de un agresor sexual que violentó con tocamientos a su hija, pero al momento de ir a denunciarlo con la madre, nos damos cuenta que ya existía otra denuncia hacia este mismo sujeto por haber agredido a su sobrina; es decir, ahí en plena denuncia, la familia se entera que el hermano del agresor ya lo había denunciado por haber violentado a la sobrina”

Sin importar que son ya dos denuncias contra el mismo sujeto, la autoridad señaló que las víctimas “están muy chiquitas y no saben lo que están diciendo”, así que su solución es pedirle a la familia que esperen a que las niñas cumplan seis años”, recapituló, la directorade Cuepalitzi A.C..

En Ciudad Niñez, a decir de Rangel Martínez, aplican hasta 22 entrevistas a niñas y niños que han sido violentados; es decir, lossometimeten a contar una y otra vez lo que sufrieron, lo cual se podría traducir como tortura psicológica.

En agosto de 2018, Cuepalitzi A.C. interpuso una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, donde expusieron cinco casos de niños menores de cinco años de edad víctimas de abuso sexual que acudieron a Ciudad Niñez.

En la queja señalaron que: “ellos mismos (las autoridades) se envuelven en una serie de procedimientos irregulares donde no gestionan la protección, las medidas cautelares y, lamentablemente, también existe una desacreditación total a lo que es el abuso sexual infantil de parte también de las autoridades encargadas de los peritajes.

El pretexto del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses para desestimar el dicho de la víctima, es que “en México no hay especialistas en abuso sexual infantil y , por ende, no hay pruebas que señalen y/o verifiquen científicamente que estos niños fueron tocados o abusados sexualmente”, explicó Claudia Angélica Rangel, quien pertenece a una red de 50 especialistas dedicados a probar casos de abuso sexual, lo cual sí puede hacerse y demostrarse a través de pruebas psicométricas.

Agregó que de los casos que han dado acompañamiento desde el año 2006: “no existe ni una sola una sentencia; no tenemos ni un vinculado a proceso, esto nos habla de una deficiencia tremenda que hay en el sistema para la administración de justicia en el caso de los abusos contra menores de edad”.

Ciudad Niñez fue inaugurada en enero del 2016 por el ex Gobernador, Jorge Aristóteles Sandoval, esta instancia tras entrar en funciones sería la encargada de proteger a las niñas, niños y adolecentes en el estado: por lo tanto, se le diofacultad para: 1) Integrar e investigar las denuncias por la violación a los derechos de los menores; 2) Expedirórdenes de protección para menores a través de la Procuraduría de Protección, y 3) Generar procesos de mediación en casos de abuso de autoridad en escuelas y de bullying.

Bajo presupuesto para la atención y protección de niños y niñas en Jalisco

De los 116 mil 946 millones de pesos que se asignaron como presupuesto para Jalisco para el año 2019, sólo el 0.85 por cientose otorgó a instituciones y programas dedicados a la protección de la niñezMenos del 1%.

En Jalisco, actualmente, viven 2 millones 208 mil 094 niños y niñas de 0 a 14 años, los cuales representan el 27% de la población en la entidad; por ello, resulta totalmente desproporcionado el presupuesto que se asignó para la protección, cuidado y vigilancia del respeto de los derechos de la infancia en el estado.

Los programas e instituciones con los que cuentan las niñas y niños en Jalisco son:

  • La Secretaria General de Gobierno cuenta con el “Programa Estatal de Protección Integral de niñas, niños, y adolescentes”, su presupuesto fue de 1millón 916 mil 800
  • La Secretaria de Educación invierte en el programa “Prevención de la problemática psicopedagógica, de violencia y desgaste emocional atendida en la comunidad educativa (alumnos, docentes, padres) para su solución y/o prevención”: 62 millones 486mil 441
  • El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia Jalisco (DIF) destina para la protección y el acompañamiento del menor un presupuesto de 822 millones 537 mil 350 pesos; parte de este recurso es el que se asigna a Ciudad Niñez, el cual, sin embargo, este presupuesto aún no está publicado en el sitio oficial de la dependencia
  • El Hogar Cabañas cuenta con 92millones 948 mil 930
  • La Fiscalía General del Estado cuenta con el programa de “Condiciones a niñas, niños y adolescentes víctimas de delitos con protección garantizada”, el presupuesto es de 15 millones 195 mil 815 pesos, pero no es clara la manera en que se usan tales recursos.

Otra de las instancias encargadas de la protección de la niñez es laSecretaria de Educación, quien informó que tan solo han atendido a 96 niños y niñas víctimas de abuso sexual, físico o mental del año 2013 hasta marzo del 2019

Según sus registros: en 2013 atendieron cuatro casos de abuso a menores, para el 2014, la atención se incrementó a 30 pequeños; en 2015, las víctimas fueron 20; 2016 se registraron seis casos; en 2017, fueron 13 niños abusados; en 2018 ocurrieron 21 agresiones; en lo que va de este año sólo han atendido a un menor.

Cabe decir, que el mayor número de víctimas por abuso sexual y físico, fueron las niñas.

A pesar de las denuncias por abuso a menores dentro de los planteles educativo, la Secretaria de Educación informó que no otorgan ni un solo peso a Ciudad Niñez.

Por su parte, la Fiscalía General del estado, respondió que no otorga ningún presupuesto a Ciudad Niñez, ya que esta instancia pertenece al DIF Estatal; por tanto, la relación de esta institución conla Fiscalía General del Estado es que “solamente se le prestan dichas instalaciones para ser receptores de denuncias”, según explican en la solicitud de transparencia donde aclaran que: “el presupuesto asignado a la Fiscalía Estatal para el ejercicio 2019 es de más de 2 mil 248 millones de pesos”.

Incrementan las enfermedades mentales en niñas y niños

Aproximadamente 13 de cada cien niños y niñas en el país padecen algún tipo de depresión o ansiedad.

La depresión y la ansiedad son los principales padecimientos por los que acuden niñas y niños al Instituto Jalisciense de Salud Mental (SALME), los especialistas de dicha institución han registrado que los pequeños padecen estrés por déficit de atención, por enfermedad física, tanto de ellos mismos como de sus cuidadores, lo cual se deriva tanto de problemas económicos, cambios de vivienda, de escuela, problemas entre los padres, divorcios, como del acoso escolar o Bullying que padecen los menores, así lo explicó Julio Horacio Villegas Olguín, responsable de Comunicación Social del SALME.

El estrés infantil era algo que no se detectaba porque se consideraba que los niños no tenían preocupaciones, entonces cuando los niños se orinaban en la cama y volvían hacerlo tiempo después, no le daban importancia”, el funcionario público, además, precisó que las exigencias sobre la niñez han incrementado, ya que ahora además de ir a la escuela tienen que asistir actividades artísticas, culturales o deportivas con dosis de competencia, lo cual también incide en el desarrollo de estrés por no cumplir con todas las exigencias de los adultos; “el primer síntoma de estrés es la disminución en su rendimiento escolar”.

En la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica señala que el 50% de los trastornos mentales inician antes de los 21 años de edad. 

Un niño que fue víctima de abuso sexual, “va estar retraído, tendrá dificultades  para conciliar el sueño, tendrá pesadillas, y sentirá temor al salir a la calle, pero sobre todo manifestará: temor por perder a los padres, y esto sucede así porque las personas que cometieron abuso amenazan a los niños de que si dicen algo van a dañar a los progenitores o a los cuidadores”, afirmó Villegas Olguín.

Otros de los síntomas físicos de la depresión son: dolor, irritación, sangrado, lesiones en diferentes partes del cuerpo, no solamente en los genitales.

Niñas y niños manifiestan estrés, abusos o malestar a través de los juegos, y esto es una manera de saciar los transitorios emocionales de la enfermedad mental; por ello, los especialistas afirman que: “tienden a ser agresivos con sus juguetes, en el contenido y el discurso de sus juegos y con otros niños”.

Una forma para identificar que un menor que ha sido víctima de abuso sexual es a través de juegos con muñecos o juguetes, con los cuales éstos pueden ejemplificar aquello que les han hecho experimentar sin su consentimiento.

Los niños, niñas y adolescentes “normalizan la violencia o el sometimiento, pues como están acostumbrados a que los violenten, agredan o falten al respecto… se adaptan y entonces lo experimenta como si esto fuera parte de su la vida”; por ello, para Julio Horacio Villegas Olguín es fundamental que la población deje de normalizar el abuso a los menores de edad. 

Sin una política clara para atender a las niñas y niños violentados en Jalisco, sin un presupuesto acorde a la emergencia de la violencia que a diario padecen menores, y con instituciones que desacreditan su dicho, las autoridades de Jalisco incumplen la obligación que tienen de velar por el respeto y cuidado de quienes son poco más de la cuarta parte de la población del estado: las niñas, niños y adolescentes. 

Letra Fría cuenta con la autorización de ZonaDocs para replicar este contenido.

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio