Promueven escuelas del campo para lograr una ganadería sustentable

(Foto: Especial)

El proyecto BioPASOS inició con un grupo de ganaderos de las regiones Costa y Sierra de Amula. Es nuevo en Jalisco. La meta en el corto plazo es establecer diez Escuelas de Campo con 300 ganaderos integrados.

Por: Redacción.

Autlán de Navarro, Jalisco. 19 de junio de 2018. (Letra Fría).-El proyecto BioPASOS: Biodiversidad y Paisajes Ganaderos Agrosilvopastoriles Sostenibles, se lleva a cabo en Jalisco con el objetivo de crear Escuelas del Campo, una alternativa de interacción de grupos de ganaderos con facilitadores externos para concretar acciones de actividades amigables con el medio ambiente, sin perder la eficiencia productiva.

Este proyecto es nuevo en la entidad.

La Secretaría de Desarrollo Rural (SEDER) decidió comenzar a aplicarlo en las regiones Sierra de Amula y Costa Sur por considerarlas zonas prioritarias, informó la titular de la Coordinación de Sistemas Productivos Sustentables de la SEDER en Jalisco, Carmen Gómez Lozano.

El proyecto ya inició en ambas regiones, luego de un taller realizado en Autlán de Navarro en el Centro Universitario de la Costa Sur de la Universidad de Guadalajara. Gómez Lozano dijo que los ganaderos reconocen sus problemáticas:

los ganaderos (reconocieron como) sus principales problemas que identificaron ellos solitos fue el tema de organización y el tema de alimento para el ganado. Probablemente, los primeros temas que tratará esa escuela de campo es el tema del ensilado (aprovechamiento del forraje del maíz) y la diversificación de especies forrajeras de sus potreros, el aprovechamiento del tema del mezquite que tienen mucho y temas de organización.

En este modelo de Escuelas del Campo es importante el aprovechamiento de la flora de los ranchos ganaderos, tanto de las especies nativas, como guásimas, mezquites, capomos y guajes, como ejemplos; y de otras que pueden inducirse, como ha ocurrido en años recientes con el zacate maralfalfa, un pasto que se ha adaptado muy bien en las praderas jaliscienses y que es una importante fuente de nutrición del ganado.

La funcionaria estatal puntualizó que este modelo de inducir la participación de los ganaderos en acciones encaminadas a contrarrestar el cambio climático, se sustenta en una metodología aportada por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y es impulsado por el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), con sede en Costa Rica, en coordinación con el Gobierno Federal de México.

Este modelo se aplica en forma complementaria a las acciones de extensionismo ganadero y al programa de ganadería silvopastoril que se ha iniciado en Jalisco en años recientes.

El proyecto “BioPASOS: Biodiversidad y Paisajes Ganaderos Agrosilvopastoriles Sostenibles” cuenta con financiamiento de la Iniciativa Climática Internacional (IKI) 2016 de Alemania y para que se aplicara en Jalisco, se firmó un Acuerdo Internacional de Colaboración con el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) y la SEDER, con la finalidad de impulsar actividades en conjunto y promover una ganadería sustentable en el estado.

Un consorcio de organizaciones integrado por el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), SAGARPA y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) son las encargadas de promover el proyecto “BioPASOS: Biodiversidad y Paisajes Ganaderos Agrosilvopastoriles Sostenibles” que aplica en forma piloto en Campeche, Chiapas y Jalisco.

AJEM

Deja una respuesta