Seguro ganadero y escuelas de campo; estrategias para evitar depredación en Manantlán

Caso de depredación de ganado. (Foto: CONANP/DRSM).


En lo que va de este 2020 se han registrado nueve ataques de felinos silvestres hacia ganado en municipios de la Sierra de Manantlán: dos en Casimiro Castillo y siete en Cuautitlán de García Barragán.

Por: Mayra Vargas

Autlán de Navarro, Jalisco. 4 de agosto de 2020. (Letra Fría) Con la intención de establecer un vínculo de respeto y convivencia entre los felinos silvestres y productores ganaderos, la Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán impulsa las escuelas de campo y el seguro ganadero para cubrir la muerte de ganado por ataque de depredadores. La estrategia se implementa en los municipios donde se ha registrado mayor incidencia para que estos ataques no ocurran.

Campaña de Fondeo

En entrevista, Fernando Gavito Pérez, director de la Reserva de Biosfera, explicó que el seguro ganadero se impulsa desde la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y que en la Sierra de Manantlán se aplica aproximadamente desde 2011:

“Hemos estado atendiendo estos casos de depredación, no podemos atender todos por las condiciones en las que estamos y porque no nos enteramos a tiempo de todos estos casos, pero sí tratamos de darles atención, porque eso también es darle certeza a los productores para que puedan tener esta convivencia con los felinos, principalmente en Manantlán”, dijo.

En lo que va de este 2020 se han registrado nueve ataques de felinos silvestres hacia ganado en municipios de la Sierra de Manantlán: dos en Casimiro Castillo y siete en Cuautitlán de García Barragán. Estos ataques representaron una pérdida de 51 cabezas de ganado.

Aunque estos dos municipios son los de mayor incidencia, hay otros donde también se han presentado casos. Gavito Pérez detalló que en 2019 se registraron cuatro ataques, tres de ellos fueron en Autlán de Navarro. También se han reportado casos en Tuxcacuesco y en El Grullo, la mayoría corresponde a ganado menor, como cabras o borregos.

De acuerdo con el titular del Área Natural Protegida (ANP), los ataques parecen estar asociados con diferentes factores, uno de ellos es la temporada de incendios forestales:

“Cuando hay una temporada fuerte vemos que meses después o semanas después empieza a haber un incremento en los casos de depredación. En este año, la temporada de incendios pasada fue bastante buena, sin embargo, no fue un año bueno en temporada de lluvias, esto hace que algunos depredadores bajen hacia las zonas donde se encuentran estos productores o en ocasiones los productores sueltan al ganado, llevan a cabo lo que se conoce como ganadería extensiva, entonces el ganado se adentra a las partes altas del ANP y es donde ocurren estos eventos de depredación”, detalló.

Otro de los factores asociados es la cacería furtiva, pues de acuerdo con el biólogo en los sitios donde se lleva a cabo esta actividad, ocurren estos eventos de depredación semanas después:

“La gente está cazando venado, jabalíes, entonces esos felinos ya no encuentran presas en el medio silvestre, ellos buscan alimento y la verdad es que el ganado es un alimento fácil, porque no está acostumbrado a convivir con estos depredadores”, expresó.

Según datos de la dirección de la Reserva de la Biosfera, el 90 por ciento de los ataques son de puma, mientras que un 5 por ciento corresponden a jaguar y el otro 5 por ciento de otros felinos como gato montés o incluso ocelotes.

¿Cómo funciona el seguro ganadero?

Debido a la falta de recursos, la dirección de la Reserva se ve limitada en la atención de todos los casos. El biólogo explicó que, anteriormente, lo que hacían los ganaderos que padecían un ataque de fauna silvestre en su ganado era avisar directamente a la dirección:

“Nosotros la recomendación que hacíamos era que guardaran el arete pegado a las dos orejas o que guardaran los despojos del animal, lo que quedó, que le tomaran fotografías y que le pusieran hojas, ramas encima para nosotros levantar las coordenadas del sitio, tomar las fotografías, llenar un formato que posteriormente enviábamos a la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG) y ahí levantábamos un folio y le dábamos trámite”, mencionó.

Incluso si así lo consideraba el fondo del seguro ganadero, enviaban a un perito especialista para tomar más datos, y si no era necesario, se procesaba el trámite y se le pagaba al ganadero el monto por el individuo muerto.
Actualmente el proceso es distinto; la dirección del ANP trabaja en tratar de crear capacidades en los ayuntamientos municipales, a través de los directores de Ecología o de Desarrollo Rural, para que todos los incidentes de depredación que ocurran en sus municipios puedan atenderlos en coordinación con la Reserva.

Gavito Pérez añadió que lo primero que tiene que hacer un productor ganadero es avisar a la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG) al teléfono 55-9126-9400 y enviar toda la evidencia al correo electrónico: siniestros@fondocnog.com.mx para que les asignen un folio:

“Yo les recomiendo que previo a todo esto toquen base también con el director de Ecología de su municipio o con nosotros, para que los podamos apoyar, porque si es un proceso donde hay que llenar diferentes formatos, hay que tener cuidado con el llenado de todo esto, en cómo guardar las evidencias del ganado que se depredó y posteriormente si va el perito o si vamos nosotros al sitio seguir las recomendaciones”, resaltó.

Mencionó que es muy importante que los ganaderos tomen en cuenta y apliquen las recomendaciones que se les den, pues en caso de no implementarlas y que el mismo productor padezca otro caso de depredación en el mismo predio, el fondo ya no aplica.

También enfatizó en que no existe ningún pago adicional, ni al perito ni a la dirección de la Reserva de la Biosfera, pues se trata de un proceso gratuito al que tienen derecho todos los productores ganaderos o cualquier persona que tenga ganado.

La importancia de las escuelas de campo

Además del seguro ganadero, otra de las estrategias que implementa la Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán para evitar casos de depredación son las escuelas de campo en coordinación con BioPasos:

“Hemos llevado a cabo once escuelas de campo dentro del Área Natural Protegida y en la zona de incidencia, ahí en esas escuelas de campo es donde se han brindado herramientas a los productores para que puedan tener una ganadería en menos espacio, pero una productividad mayor”, explicó el biólogo.

El titular del ANP detalló que están promoviendo un manejo al interior de los corrales, que el ganado esté rotando en diferentes potreros para que esté en mejores condiciones y pueda tener agua disponible de manera permanente, además de sombra, evitar el cansancio y que estos animales tengan un mayor volumen corporal, es decir carne de mejor calidad.

Recomiendan respetar los espacios

Fernando Gavito Pérez recomienda a los productores ganaderos que mantengan a sus animales dentro de los potreros, que hagan un manejo responsable de su ganado:

“Muchas veces llegamos a las parcelas y las personas ni los encuentran porque los traen sueltos, entonces es importante que los tengan agrupados en los potreros”.

En donde duermen los animales, se recomienda que pongan luces que prendan y se apaguen, por ejemplo, a través de celdas. Esta herramienta hace que algunos felinos no se acerquen a estos potreros, de acuerdo con el biólogo.

También recomienda a los productores que se lleven a cabo partos simultáneos, es decir, promover que sus animales puedan parir al mismo tiempo o en las mismas semanas, para que se haga un solo esfuerzo de cuidar a los becerros o a las crías y mantengan a su ganado dentro de los corrales. De esta manera, de acuerdo con Gavito Pérez, se reduce en gran medida la muerte por depredación de felinos.

Una recomendación que compañeros de Belice hicieron a personal del Área Natural Protegida principalmente para el caso de jaguar, es que dentro de los corrales de ganado haya burros, pues estos animales rebuznan cuando perciben el olor de los felinos, lo que provoca que estos se asusten y no se acerquen.

El director de la Reserva de la Biosfera invita a los productores a no dejar al ganado solo para evitar la depredación. Además, exhorta a evitar la caza furtiva de fauna silvestre, considerada un delito federal.


LL/LL
*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Egresada de la Licenciatura en Periodismo del Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara. Ganó el Premio Especial James Rowe al Periodismo de Investigación 2015, en la categoría estudiantes universitarios, otorgado por el Foro de Periodismo Argentino, en Buenos Aires.

Recibió mención honorífica en el 2do. Hackatón de Periodismo Científico e Innovación, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Guadalajara, Jalisco, también en 2015.

Ha publicado trabajos en diversos medios como Aristegui Noticias, en la revista digital Votán MX y Zona Docs.

Desde 2017 es miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia (Red MPC), con sede en la Ciudad de México y es miembro activo del Capítulo Juvenil Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco (BSGEEJ) desde junio de 2018.

Ganó el Premio Juventud 2019 en Autlán, Jalisco.

Periodista en Letra Fría desde 2013.

Deja una respuesta