Autlán y Cihuatlán, focos rojos en desaparición de personas

En Autlán o la región, pese a la incidencia de casos de desaparición, no hay un sólo colectivo de familiares. Esto, combinado con la falta de instituciones cercanas para denunciar o que realicen búsquedas, pone a las familias en un predicamento.

Imagen: Lauro Rodríguez

Por: Lauro Rodríguez.

Autlán de Navarro, Jalisco.- «Estoy muriendo lentamente», ese es el sentimiento de Moni Pelayo, madre de Ignacio Aréchiga Pelayo, desaparecido en Autlán desde el 7 de julio. El sentir de esta madre, se replica en miles y miles más. En Jalisco, al 31 de julio de 2023, había 14 mil 78 personas desaparecidas. Autlán no se salva de la desaparición de personas.

Anuncios

MEJORAVIT

Moni es una de tantas madres buscadoras que tienen la fe y esperanza puesta en encontrar a su hijo y, de nuevo, poderlo ver, abrazar. Según datos del Sistema de Información sobre Víctimas de Desaparición (Sisovid), en 124 de los 125 municipio del estado, hay denuncias por desaparición. Sólo en Bolaños no hay denuncia alguna.

Esto significa que en todos los municipios de las regiones Costa Sur y Sierra de Amula hay personas desaparecidas. Ninguno se salva, la crisis impacta en todos. Sin embargo, Autlán y Cihuatlán son los focos rojos en la zona.

Los datos dicen que, al menos, en los 21 municipios de las dos regiones hay un total de 609 personas que fueron denunciadas como desaparecidas y, al día de hoy no han sido encontradas. De estas, 560 son hombres y 49 mujeres. Uno de ellos es Ignacio.

El salió de su casa el 7 de julio y la última ubicación que tuvieron de él fue el centro de Autlán. Desde entonces, su madre lo busca de manera incansable.

«Estoy muriendo lentamente, llena de angustia, dolor e incertidumbre al no saber nada de ti. No sé dónde estás, en dónde te metiste, si ya comiste, si estás enfermo, si te encuentras bien. Regresa por favor», suplica Moni Pelayo en redes sociales.

Ignacio es uno de los 96 desaparecidos que registra Autlán. Al día de hoy, más de un mes de su desaparición, su madre lo sigue buscando.

En Autlán, esta historia de terror ya alcanzó a al menos 96 familias. En este municipio, hasta el 31 de julio, había 89 hombres y 7 mujeres desaparecidas. Es el municipio, de los 21, que más casos presenta.

Después de Autlán, Cihuatlán El municipio costero acumula 93 denuncias por desaparición de personas: 84 hombres y 9 mujeres. Pero en zonas como La Huerta, Tomatlán, Casimiro Castillo y El Grullo, las cosas no son muy distintas.

Toda desaparición de personas es forzada

Legalmente, una desaparición puede catalogarse como forzada cuando un servidor público, regularmente un agente, está involucrado. Al resto le denominan la Ley como desaparición cometida por particulares. Sin embargo, para Héctor Flores González, vocero del Colectivo Luz de Esperanza Desaparecidos Jalisco, todas las desapariciones son forzadas.

Este 30 de agosto es el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas. En este marco, el buscador precisó que el Estado es el responsable de todas las desapariciones, de ahí su afirmación. Mencionó que ya sea por acción o por omisión, el Estado incumple su obligación de garantizar la seguridad de las personas.

“En Jalisco todas las desapariciones son forzadas por la insuficiencia del Estado, por la falta de avance. Es un día (el 30 de agosto) un poco más doloroso que los demás. Se nos recuerda cómo esta crisis no ha terminado, todas las trabas, zancadillas que nos han metido las autoridades y el largo peregrinar que llevamos, este caminar tan pesado”

Héctor Flores González

Él busca a su hijo, Héctor Flores Fernández, víctima de desaparición forzada en mayo de 2021 en Guadalajara. Forma parte de un colectivo, algo casi imposible o impensado para las familias que buscan a sus desaparecidos fuera de la ciudad.

Héctor Flores coloca una lona con la fotografía de su hijo desaparecido

En Autlán o la región, pese a la incidencia de casos, no hay un sólo colectivo de familiares. Esto, combinado con la falta de instituciones cercanas para denunciar o que realicen búsquedas, pone a las familias en un predicamento.

«En las regiones familiares de personas desaparecidas en muchas ocasiones han estado en situación de amenaza, de riesgo o temor a represalias en momento de no sólo buscar o abonar a que se investigue el caso pero también para poder denunciar o reportar la desaparición entonces esa invisibilización ha sido más compleja integral».

Ana Karolina Chimiak, codirectora del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad)

La defensora de derechos humanos criticó que las autoridades, hablando de la Comisión de Búsqueda de Personas del Estado de Jalisco (Cobupej) y la Fiscalía Especial en Personas Desaparecidas (FEPD), tienen en el abandono a las regiones.

«El abandono institucional lo hemos señalado en múltiples ocasiones. Las autoridades principalmente se enfocan en cuanto al seguimiento a sus labores en la Zona Metropolitana de Guadalajara».

Ana Karolina Chimiak

De hecho, según datos de la propia Cobupej, en 2022 sólo tuvo actividades en el municipio de Autlán, olvidando por completo los otros 20 de la zona.

Sin castigo

La desaparición de personas creció como cáncer hasta convertirse en metástasis e invadir todo el estado, todo el país. Una clave que permitió que llegara a cada rincón, es la impunidad. En Jalisco, entre 2018 y 2023, la FEPD consiguió sólo seis sentencias por desaparición forzada… pero tres fueron absolutorias.

En el tiempo que lleva operando la Fiscalía ha tenido que liberar más policías acusados de desaparecer ciudadanos, que los que ha conseguido condenar. Mientras seis recibieron condena, a nueve tuvo que liberarlos.

Jorge Ramírez Plascencia, integrante del Comité de Análisis sobre Desaparición de Personas, consideró que la impunidad y la falta de pericia al crear las carpetas de investigación, son las causantes de esta situación.

En el caso de la región, se tiene una de las pocas condenas que ha conseguido la FEPD. Ésta ocurrió en 2022 por una carpeta abierta desde 2018. Dos policías municipales fueron condenados a 40 años de prisión y una multa de 10 mil UMAS por desaparición forzada de personas en Autlán.

José Luis y María Lorena recibieron la pena por su participación en la desaparición de cuatro comerciantes de Veracruz desaparecidos el 29 de enero de 2018 en el municipio.

MV

Periodista egresado del Centro Universitario del Sur. En medios de comunicación desde 2015. Actualmente, reportero en NTR Guadalajara, Letra Fría y cofundador de El Suspicaz. Integrante de #ConnectasHub.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad