Clausura PROFEPA 50 has a empresas en la Sierra de Quila

La lucha del colectivo Despierta Quila, de los ejidatarios y de la comunidad ha empezado a dar sus primeros frutos. PROFEPA clausura terrenos de Vitatellus y Aba Value.

(Foto: Turismo San Martín Hidalgo)

Quila El Grande, Jalisco.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) llevó a cabo la clausura de 50.2 hectáreas a las empresas agroindustriales establecidas en la Sierra de Quila. La lucha del colectivo Despierta Quila, de los ejidatarios y de la comunidad ha empezado a dar sus primeros frutos.

El 22 de noviembre, personal de la Profepa -incluyendo la Subdelegada de Inspección de Recursos Naturales y Encargada de Despacho de la Oficina de Representación de Protección Ambiental de la PROFEPA en el Estado de Jalisco, Lorena Minerva Barillas Arriaga- hicieron presencia en la comunidad de Quila El Grande.

De acuerdo a información compartida por Ignacio Luquin, ese día (22 de noviembre) el personal de la dependencia federal realizó dos actividades a la par, tuvieron un encuentro con integrantes de la comunidad para hablar del tema del Comité de Ordenamiento Ecológico Participativo y al mismo tiempo iniciaron una labor de inspección en los predios ocupados por las empresas agroindustriales.

Anuncios

JRA PROMOTORES INMOBILIARIOS

El colectivo Despierta Quila y los ejidatarios de la comunidad en 2021 iniciaron una lucha para evidenciar los efectos perjudiciales de la presencia de empresas agroindustriales productoras de berries y aguacate que hace aproximadamente ocho años, empezaron a instalarse en este territorio.

PROFEPA clausura terrenos de Vitatellus y Aba Value en Quila

Como resultado de la inspección de Profepa el 22 de noviembre, la dependencia informó a la comunidad que clausuraron 7.2 hectáreas pertenecientes a las empresas Vitatellus y Aba-Value, por falta de la documentación necesaria para el cambio de uso de suelo, según comentó el integrante de Despierta Quila.

Anuncios

APYSA

“Yo les reiteré, si ustedes en su próxima visita se trasladan más hacia al poniente de toda el área de los plantíos, se van a dar cuenta que existen no sólo 7.2 hectáreas sino muchísimas más que estoy seguro que no tienen y no cumplieron con ese requisito”, agregó Ignacio.

Al día siguiente (23 de noviembre), el personal de la procuraduría estuvo todo el día trabajando en campo y como resultado de su inspección hubo otra clausura de un poco más de 36 hectáreas, correspondientes a la totalidad del predio de la empresa productora de aguacates Triple R, que estaba invadiendo territorio del Área Natural Protegida de la Sierra de Quila.

Anuncios

Cuipala

“Eso fue un gran logro, fue extraordinario y lo vimos nosotros como un logro de nuestro movimiento que tanto trabajo nos ha costado, tiempo, esfuerzo, aquí en el campo todos estamos inmersos en nuestras propias actividades, pero esto es de vital importancia para todos”, comentó Ignacio.

Agradeció el acompañamiento del OPD Sierra de Quila y de su director, Marduck Bustamente, así como la presencia del presidente municipal de Tecolotlán, Eliud Saldaña Vázquez.

Otra clausura: 7 hectáreas a Campos Gaia

El sábado por la tarde-noche, integrantes del colectivo Despierta Quila compartieron con Letra Fría la notificación de una clausura más hecha por parte de la Profepa, en este caso fue de la empresa Campos Gaia, dedicada a la producción de fresa.

A continuación se incluye una relación de las empresas agroindustriales establecidas en Quila El Grande elaborada por los integrantes del colectivo a petición de la Comisión Nacional del Agua (Conagua). La dependencia, en la reunión del pasado 4 de octubre manifestó que no podía atender la problemática del lugar por «falta de información suficiente».

“Esos berries ya los soñamos”

En la entrevista Ignacio compartió que él no es ejidatario, pero desde un principio percibió el gran problema en el que los estaban involucrando las empresas cuando llegaron a instalarse a su territorio.

“Al llegar como empresas benefactoras y generadoras de empleo, fuente de trabajo y quien sabe que tanto dijeron ellos cuando llegaron en un principio, aduciendo que iban a traer progreso al pueblo y realmente fue todo lo contrario”.

Destruyeron la calle principal del pueblo y los caminos, a los que la comunidad les da mantenimiento constante por el deterioro provocado por los vehículos de alto tonelaje.

“Yo aquí nunca había visto que entrara un tráiler de veinte ruedas, con trabajos sube mi “pickupsita” y de repente ves llegar un monstruo de veinte ruedas y dices que está pasando, qué importante es Quila ahora, pues qué importante son ellos, porque el progreso y las ganancias se las llevan ellos, no sabemos el grado de productividad que tengan, pero de lo que estoy seguro es que les ha ido muy bien porque han crecido exponencialmente sus áreas de cultivos”, expresó con preocupación Ignacio.

El problema para la comunidad es que a mayor crecimiento las empresas requieren mayor uso de agua que le quitan a la comunidad. Y luego de las sequías extendidas de los últimos años, los manantiales, ojos de agua y arroyos han venido a menos y muchos de ellos se secaron ya.

Falta de conciencia

Para la población de Quila El Grande, el actuar de las empresas es una falta de conciencia, porque los propietarios no pueden ser ajenos al problema mundial del agua en el mundo. Además de la problemática local expresada de manera reiterada por los integrantes del colectivo Despierta Quila, así como por los ejidatarios y habitantes de la comunidad.

La llegada de las empresas agroindustriales a Quila El Grande ha constituido una gran problemática para el pueblo y eso lo han expresado las personas afectadas a los principales interesados que son los representantes de las empresas, las autoridades y a la sociedad en general.

El integrante del colectivo Despierta Quila expresó que -hasta este viernes 24 de noviembre- la Comisión Nacional del Agua (Conagua) seguía sin establecer contacto con la comunidad, después de la inspección realizada el pasado 9 de octubre y luego de reiteradas peticiones de información sobre los resultados de esta intervención.

“Vinieron (los de Conagua), ayer (23 de noviembre) anduvieron por aquí, pero no sabemos absolutamente nada de qué hicieron”.

Finalmente, Ignacio Luquin comentó que el personal de Profepa este viernes 24 de noviembre realizaría todavía una inspección más e hicieron el compromiso con la comunidad de informarles sobre los resultados.

La comunidad, dijo el campesino está agradecida con el actuar de la procuraduría y esperan que el proceso no pare ahí. El objetivo es acotar el crecimiento de las empresas para evitar el desabasto de agua, proteger los recursos naturales y preservar una vida armónica para quienes viven en la comunidad.

Tengo más de veinte años contando historias -o quizá a estas alturas del partido ellas me cuentan a mi-. He trabajado para diferentes medios, casi todos escritos y algunos radiofónicos. Busco que el periodismo mueva algo en mí, en las demás personas, en la sociedad. Creo en el periodismo hiperlocal, este que hacemos aquí, que impacta.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad