Novena sesión de "Conversaciones sobre Autlán" en el Museo Regional de las Artes de Autlán (Foto: Mayra Vargas)

Conversaron sobre la llegada de los primeros trabajadores del ingenio Melchor Ocampo hace 50 años

en Cultura e Identidad

Se trató de la novena sesión de “Conversaciones sobre Autlán” del Museo y Centro Regional de las Artes de Autlán, organizadas por el cronista de la ciudad, y que abordan temas de relevancia histórica para el municipio y la región.

Por: Mayra Vargas

Autlán de Navarro, Jalisco. 27 de septiembre de 2019 (Letra Fría) Este miércoles, el Museo y Centro Regional de las Artes en Autlán fue sede de la novena sesión de “Conversaciones sobre Autlán”, organizado por el cronista municipal Guillermo Tovar Vázquez, en la que hablaron sobre la llegada de los primeros trabajadores del ingenio Melchor Ocampo hace 50 años.

El cronista municipal dio una breve introducción donde habló de la importancia del ingenio Melchor Ocampo para la región:

Llegó justamente después de la compañía minera Autlán, al año siguiente de que trasladara sus operaciones al estado de Hidalgo después de 15 años de estar trabajando en Autlán y haber significado una derrama económica importante para la región. Llega el ingenio y se convierte en un factor importante también para la economía de Autlán, es innegable el impacto positivo que ha tenido en la economía de toda la región.

Tovar Vázquez también recordó brevemente algunos acontecimientos ambientales importantes como los problemas de monocultivo, la cosecha de la caña a través de la quema y accidentes como el derrame de melaza al río Ayuquila en 1998.

El 05 de octubre de 1969 arribó a Autlán el primer grupo de trabajadores del ingenio Melchor Ocampo; el señor Leónides Flores Orduñez, una de las personas que llegó con ese grupo y que desde entonces radica en Autlán, habló del origen que se remonta a Sayula, donde trabajaron originalmente:

Estaba el general Manuel Ávila Camacho en Sayula, se casó con una muchacha de allá y él queriendo beneficiar la zona de su esposa, que es una zona cañera, invitó como padrino de matrimonio al hacendado que se llamaba don Julio de la Peña. Don Manuel le dijo ‘le voy a regalar un ingenio grande’, y sí, se lo regaló. Empezaron a llegar las piezas en 1940 y en cuatro años construyeron el ingenio.

El ingenio tuvo problemas en su producción, por lo que el dueño decidió venderlo. Sin embargo, hubo una venta fallida al cacique de Casimiro Castillo quien murió asesinado antes de completar la venta. El ingenio fue finalmente vendido para la zona de Veracruz, estuvo instalado en el municipio de Martínez de la Torre donde estuvo hasta 1969.

Ese ingenio instalado en Veracruz también pasó por diversas problemáticas, entre ellas, el paro en las operaciones durante meses, por lo que el líder sindical de ese momento ayudó a don Leónides y otros trabajadores a moverse para laborar en Autlán, específicamente al recién construido ingenio Melchor Ocampo, instalado en 1969.

Veníamos 113; 102 de Jalisco y los otros once eran jarochos, nativos de Veracruz, los azucareros fuimos los primeros, pero el ingenio ya estaba construido, ya estaban terminándolo.

Una de las primeras actividades realizadas tras asentarse en Autlán, fue intervenir en la remodelación de las casas de la colonia Guadalupe, que estaban muy deterioradas y que es donde se quedarían a vivir. También se dio la capacitación de personal para el manejo maquinaria del ingenio.

Don Leónides señaló que, en su momento, el Melchor Ocampo fue montado con tecnología francesa que incluía diversas innovaciones.

Además, comentó que en 45 años de trabajo no le tocó vivir o participar de una manifestación o huelga en el ingenio, pues todo se pudo arreglar en momentos clave, con lo que se evitó este tipo de eventos que ahora son más comunes en los ingenios de todo el país.

LL/LL

*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Egresada de la Licenciatura en Periodismo del Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara. Ganó el Premio Especial James Rowe al Periodismo de Investigación 2015, en la categoría estudiantes universitarios, otorgado por el Foro de Periodismo Argentino, en Buenos Aires. Recibió mención honorífica en el 2do. Hackatón de Periodismo Científico e Innovación, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Guadalajara, Jalisco, también en 2015. Ha publicado trabajos en diversos medios como Aristegui Noticias, en la revista digital Votán MX y Zona Docs. Desde 2017 es miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia (Red MPC), con sede en la Ciudad de México y es miembro activo del Capítulo Juvenil Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco (BSGEEJ) desde junio de 2018. Ganó el Premio Juventud 2019 en Autlán, Jalisco. Periodista en Letra Fría desde 2013.

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio