Este viernes 29 de mayo así lucía uno de los 8 puentes dañados por el desbordamiento del río Salsipuedes. (Foto: Esther Armenta)

Habitantes de San Gabriel temen otra tragedia; señalan que obras están inconclusas

en Región

A un año de que el río Salsipuedes saliera de su cauce natural, la incertidumbre de una nueva tragedia irrumpe la tranquilidad de sus habitantes; temen que las obras inconclusas en el río y el inminente temporal de lluvias, los pongan en riesgo de otro desastre.

Por: Esther Armenta

San Gabriel, Jalisco. 2 de junio de 2020. (Letra Fría) Los habitantes de San Gabriel viven con temor, principalmente quienes viven cerca del cauce del río Salsipuedes; piensan que con el temporal de lluvias crece el riesgo de volver a vivir una tragedia, como la del 02 de junio del 2019, cuando el río se desbordó y se llevó todo lo que encontró a su paso, quitándole la vida a al menos cinco personas, afectando a 3 mil habitantes y provocando daños en mil viviendas, de acuerdo a las cifras oficiales del Gobierno del Estado.

El temor de los pobladores no es infundado. El 03 de junio del año pasado el gobernador Enrique Alfaro prometió invertir 120 millones de pesos para construir 8 puentes, vehiculares y peatonales, así como el acondicionamiento de los 4.5 kilómetros que conforman el río. Estas obras de defensa que evitarían otro desbordamiento como el que vivieron los gabrielenses, aquel 02 de junio, no han sido terminadas.

Las afectaciones estimadas en San Gabriel tras el desbordamiento del río Salsipuedes, son en 200 metros en ambos lados del cauce, de los 4.5 km de extensión que tiene dentro del municipio. A los vecinos les preocupa que la rehabilitación del río ha sido muy lenta y desorganizada, además, aseguran que la presencia de material de construcción en el cauce, genera mayor desconfianza porque si llueve, el Salsipuedes va a crecer y el agua podría arrastrar el material a las partes bajas generando daños: 

“Está empezando (el temporal), estamos temerosos porque no sabemos qué vaya a pasar, tan solo ese tramo se viene un tormentón, nos puede afectar, el agua se va a cargar de nuevo las casas con ese material, está más peligroso que como estaba con ese material ahí”, dijo a Letra Fría un vecino quien pidió el anonimato por temor a represalias.

El desastre que dejó el desbordamiento del río obligó a las autoridades a desplegar 623 elementos de 28 dependencias, quienes se enfocaron en la limpieza, desazolve y la evaluación de daños que se causó al desbordarse el Salsipuedes. También recibieron el apoyo solidario de los municipios vecinos quienes los acompañaron en los días posteriores.

Poco a poco las autoridades y los voluntarios se fueron de San Gabriel y se quedaron prácticamente solos. Ahora se sientes abandonados, pues la administración municipal encabezada por el alcalde Bonifacio Villalvazo, no ha satisfecho las necesidades de la población que resultó afectada por la inundación.

Desde hace un año el gobierno del estado mediante la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP) ha realizado obras, como la construcción de puentes y gaviones en el río Salsipuedes, pero en 12 meses no han concluido.

De manera sorpresiva para los vecinos, los trabajos fueron acelerados desde este viernes 29 de mayo y durante el fin de semana. Piensan que la razón es la visita del gobernador Enrique Alfaro, quien, de acuerdo a su agenda, estaría en San Gabriel este martes 02 de junio para entregar algunas obras al municipio.

El desbordamiento en San Gabriel está relacionado al cambio de uso de suelo forestal a agrícola, que se realiza de forma ilegal. De acuerdo con Javier Medina Preciado, abogado en derecho ambiental, en los municipios prevalece la debilidad institucional, el desconocimiento de atribuciones y la incapacidad para enfrentar a las empresas involucradas. 

“Esa debilidad se da en dos escenarios, el primero por municipios pequeños que tiene  poca capacidad operativa y el problema se les sale de las manos, y en municipios más robustos, hay administraciones mejor conformadas pero igual se dificulta el poder actuar, porque se encuentran a poderes económicos a los que difícilmente pueden hacerles frente, como empresas, y la otra parte por falta de atención al tema por tema de atribuciones, muchas veces los municipios no saben qué les corresponde hacer”, señaló el abogado.

Dentro de los municipios tampoco existe un mecanismo que vigile y sancione las prácticas agrícolas irregulares, según cifras compartidas por el especialista en derecho ambiental, en 2019, 12 mil hectáreas fueron afectadas por un incendio forestal en San Gabriel, y para noviembre del mismo año la PROFEPA clausuró 300 hectáreas en 14 predios dentro del municipio, por cambio de uso de suelo ilegal, pero no hubo seguimiento al caso. 

“No existe mecanismo de regulación que sea restaurativa, progresiva, que haya seguimiento a las sanciones y que se restauren los sistemas afectados. Las actividades de cambio de uso de suelo ilegal son es un delito que está penado en Código Penal Federal, y el tema de incendios, sí se hacen sin las medidas adecuadas o causa daños a terceros, en el código también se estipula un delito, sin embargo, vemos que no hay un seguimiento a ese tipo de delitos a pesar de que están contemplados en la legislación y es un tema de sistemas de producción”, explicó

Los hechos asociados a la tala clandestina en San Gabriel, dañaron mil viviendas en las que viven más de 16 mil habitantes. 

MA/MA

Periodista egresada de la Licenciatura en Periodismo en el Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara. Tiene afinidad al periodismo narrativo. Colaboradora en Letra Fría desde 2017 y reportera a partir de mayo del 2019.

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio