De izquierda a derecha Francia, Angie, Paola y Amparo (Foto: Mayra Vargas)

Laboratorio Hipatia A.C.: Cuatro mujeres por la conservación y el cuidado ambiental

en Investigaciones Especiales/Medio Ambiente

Aunque esta asociación pretende iniciar con sus actividades en los municipios de la región Sierra de Amula de Jalisco, sus integrantes mencionan que no están limitadas territorialmente hablando. No descartan la posibilidad de colaborar con distintas dependencias y entidades.

Por: Mayra Vargas

Autlán de Navarro, Jalisco. 11 de mayo de 2020. (Letra Fría) Originarias de Autlán de Navarro, El Limón y Tonaya, cuatro mujeres impulsan el Laboratorio Hipatia: Análisis, investigación y divulgación científica de recursos naturales A.C., surgida en 2017 y que actualmente se reconfigura. Entre sus objetivos está gestionar y realizar proyectos que impacten en el cuidado, conservación y restauración de los recursos naturales, principalmente en los municipios de la región Sierra de Amula de Jalisco.

Francia Rodríguez Contreras es originaria de Tonaya, con formación en Administración, maestra en Ciencias en Manejo de Recursos Naturales y actual doctorante en Ciencias en Biosistemática, Ecología y Manejo de Recursos Naturales, ella señala que la idea de crear Laboratorio Hipatia A.C. surgió como una necesidad:

“Es la necesidad del cuidado del medio ambiente y estas necesidades que están en la región y en todo el mundo, por otro lado, es el gusto de dedicarse a ejecutar acciones para cuidar el medio ambiente, para enseñar a otros y otra cuestión también es la necesidad laboral que muchas veces está muy limitada, entonces también es un medio de autoempleo de cierta manera, para poder trabajar en lo que te gusta”.

Por su parte, la autlense Angie Isabel Tovar Peña, ingeniera en Recursos Naturales y Agropecuarios y maestra en Ciencias en Manejo de Recursos Naturales, explica que las cuatro mujeres tienen en común el interés por el cuidado del medio ambiente:

“Todas tenemos en común que nos interesa el medio ambiente, que desde chicas hemos tenido esta integración de preocuparnos por nuestro entorno, entonces en el momento en el que surge este proyecto, Francia empezó a buscar mujeres que coincidiéramos en la forma de pensar”.

Tovar Peña comparte que este proyecto busca ir más allá, trascender e impactar positivamente primero en la región y después en otros territorios. Buscan que existan estudios fiables que permitan a la sociedad desarrollarse hacia un ambiente más saludable.

En el equipo también está Amparo Contreras Zermeño, madre de Francia Rodríguez. Ella es maestra de primaria jubilada, pero continúa dando clases en el sistema federal y ve con preocupación las dinámicas que ocurren con los niños y sus familias en materia ambiental:

“Como maestra he visto muchas situaciones que a veces platican los niños, lo que hacen los papás o las prácticas que llevan a cabo, entonces si es preocupante ver a veces que en ocasiones desperdician cosas, tiran basura, entonces me preocupa eso desde siempre, por eso estoy en esta asociación”.

La cuarta integrante es Ana Paola Uribe Arévalo, del municipio de El Limón, ingeniera en Recursos Naturales y Agropecuarios. Ella se autodefine como ambientalista y habla claro acerca de sus aportes para el Laboratorio Hipatia A.C., principalmente en procesos agroecológicos:

“A mí me gusta mucho y he trabajado con procesos agroecológicos y algunos proyectos que tienen que ver con las mujeres y la equidad de género, pero desde la visión ambiental, entonces ya todo esto se suma a todas las necesidades que integra la asociación. Yo siento que podría aportar desde un enfoque más integral que tenga que ver con equidad de género, mujeres y medio ambiente que finalmente va unido”.

Sus fundadoras eligieron el nombre de Hipatia en honor a Hipatia de Alejandría, una de las primeras científicas de las que se tiene registro, mientras que el término laboratorio es usado en el sentido de un equipo de trabajo de investigación integral.

Las proyecciones del laboratorio

Francia, Angie y Amparo coinciden con Paola en que a la región le hace falta impulsar más la educación ambiental, aunque este proceso dice, no es algo nuevo:

“En toda la región ya hay antecedentes desde hace más de 20 años que se ha dado educación ambiental, pero las generaciones nuevas necesitan esta nueva visión, aunque ya todo el proceso de las redes sociales empodera, pero de todas formas”.

De manera puntual en educación ambiental, Paola enfatiza en que se debe incluir el manejo de residuos, el uso consciente de los recursos naturales que nos rodean, además del rescate de procesos agroecológicos de una manera más amigable o que sean empáticos con el medio ambiente.

La limonense expresa que se trata de dar continuidad a estos procesos y reforzarlos, además de identificar otras problemáticas regionales, por ejemplo, la situación de los mantos acuíferos:

“Estamos en una región donde hay recursos todavía que se pueden rescatar, se pueden seguir conservando y empoderando a las mujeres en las localidades porque son las principales proveedoras y el sostén de las familias, tiene que ver con el manejo de los recursos. Por ejemplo hay una relación muy directa de la mujer con el agua. Aquí en la región tenemos un problema que no se ha dado mucho a conocer, pero la mayoría de los mantos acuíferos están en focos rojos de alerta, esa es una de las situaciones que yo veo desde afuera y se tienen que atender”.

Para Francia es la oportunidad de aplicar los diversos conocimientos adquiridos, primero la parte administrativa para dirigir una organización como tal y por otro lado los enfoques de la maestría y el doctorado. De tal manera se podría configurar un proyecto multidisciplinario en el que sus integrantes aporten valores como la honestidad, compromiso y solidaridad.

Aunque esta asociación pretende iniciar con sus actividades en los municipios de la región Sierra de Amula de Jalisco, sus integrantes mencionan que no están limitadas territorialmente hablando. Angie apunta que no descartan la posibilidad de colaborar con distintas dependencias y entidades:

“No descartamos la colaboración con algunas otras entidades en dado momento y que ya están trabajando también en pro de los recursos naturales. Muchas veces también es ese el trabajo de apoyarnos y de unirnos para sacar con buen fin algún proyecto o alguna idea de la región, entonces no descartamos la posibilidad de trabajar en conjunto. Queremos llegar a hacer equipo con las áreas de aquí para poder lograr un impacto más grande”.

La importancia y expectativas en Hipatia A.C.

Paola añade que parte del valor e importancia de la asociación, radica en que no se conoce de una organización así en la región, conformada por mujeres de manera inicial, además de los diversos enfoques en los que pretenden centrarse:

“No nos enfocamos solamente a un tema, es decir, que tenga que ver solo con medio ambiente, sino también nos estamos enfocando a la investigación y divulgación. Cuestiones como equidad de género que ya engloba aspectos más sociales”.

También expresa que hay limitaciones, pues es un proyecto que recién despega y que, aunque algunas tienen otras ocupaciones como ser mamás u otras situaciones, explica que es un proceso nuevo el empezar a generar espacios para ellas mismas, pues además de ser madres desean ejercer como profesionistas apasionadas.

Amparo aspira a que el trabajo que puedan realizar como asociación tenga un impacto positivo en las personas en general, pero sobre todo en los niños. Paola espera que este proyecto sea viable, que cumpla con sus demandas y necesidades, pues una de sus principales expectativas es conocer y aprender nuevos procesos de producción de desarrollo, enlaces y relaciones.

Francia tiene la expectativa de que los compromisos que adquieran como asociación puedan sacarlos a flote de manera satisfactoria. En lo personal desea desarrollarse ampliamente en todo lo que ha aprendido y tener retroalimentación tanto de sus compañeras como de los proyectos venideros.

Angie confía en gestionar y desarrollar proyectos que impacten no solo a las personas, sino también en la conservación y en la restauración de los recursos naturales, además de continuar trabajando con un equipo de personas comprometidas y con una visión común para lograr resultados importantes.

Para contactar a esta asociación civil puede enviar un mensaje al correo electrónico laboratoriohipatia@gmail.com o en su red social Facebook como Laboratorio Hipatia A.C.

LL/LL

*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Egresada de la Licenciatura en Periodismo del Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara. Ganó el Premio Especial James Rowe al Periodismo de Investigación 2015, en la categoría estudiantes universitarios, otorgado por el Foro de Periodismo Argentino, en Buenos Aires. Recibió mención honorífica en el 2do. Hackatón de Periodismo Científico e Innovación, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Guadalajara, Jalisco, también en 2015. Ha publicado trabajos en diversos medios como Aristegui Noticias, en la revista digital Votán MX y Zona Docs. Desde 2017 es miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia (Red MPC), con sede en la Ciudad de México y es miembro activo del Capítulo Juvenil Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco (BSGEEJ) desde junio de 2018. Ganó el Premio Juventud 2019 en Autlán, Jalisco. Periodista en Letra Fría desde 2013.

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio