Marcharon para exigir la aparición con vida de Fátima y Nayeli

Fátima Ramírez Corona tiene 22 años de edad, María Nayeli, 20. Ambas son madres. Por ellas, grullenses solidarios tomaron las calles en una marcha, la primera de este tipo. A las 06:00 de la tarde, las más de sesenta personas salieron este pasado miércoles (31 de mayo) del domo hacia la Alameda, portaban carteles con consignas: "No nos cansaremos de buscarlas", "Las queremos de regreso", "Las queremos vivas", "#TodosSomosFátimayNayeli".

Imagen: Cortesía.

Por: Carmen Aggi Cabrera

El Grullo, Jalisco.- A siete días de su desaparición, más de sesenta personas salieron a las calles a marchar pacíficamente, para exigir la aparición con vida de Fátima y Nayeli. Las dos jóvenes fueron vistas por última vez el miércoles 24 de mayo en la colonia Senderos de Manantlán, en El Grullo, en la Sierra de Amula de Jalisco. El último mensaje que enviaron fue a su hermana Jessica, le avisaban que iban llegando a Tonaya y se comunicarían más tarde.

Anuncios

MEJORAVIT

«A mi se me hizo raro, ya no les contesté nada, pensé en hablar con ellas cuando regresaran. Fue todo. Desde ese día ya no sé nada porque ni siquiera las vi cuando se fueron, yo me salí y ellas se quedaron aquí en su casa», compartió a Letra Fría, Jessica, su hermana.

Fátima Ramírez Corona tiene 22 años de edad, María Nayeli, 20. Ambas son madres. Por ellas, grullenses solidarios tomaron las calles en una marcha, la primera de este tipo. A las 06:00 de la tarde, las más de sesenta personas salieron este pasado miércoles (31 de mayo) del domo hacia la Alameda, portaban carteles con consignas: «No nos cansaremos de buscarlas», «Las queremos de regreso», «Las queremos vivas», «#TodosSomosFátimayNayeli».

«Organizamos una marcha por mis hermanas que están desaparecidas desde hace ya, ocho días hoy, que no sabemos nada de ellas. No sabemos nada, por ningún lado. Sólo nos dicen haberlas visto en algún lugar pero la realidad es que no estamos seguros, porque son meras suposiciones. Queremos hacer presión y obtener respuestas porque esto no avanza», dice Jessica.

Anuncios

APYSA

(Foto: Cortesía)

Las personas portaban prendas blancas, como signo de paz y de esperanza.

De la Alameda, la marcha se dirigió a la presidencia municipal en donde colocaron una de las lonas que portaban. Enseguida se fueron al jardín municipal «Ramón Corona» y ahí colocaron lonas y fotografías con las imágenes de Fátima y Nayeli. La movilización duró una hora y estuvo custodiada por la policía municipal.

¿Quiénes son Fátima y Nayeli?

Jessica describe a sus hermanas como chavas alegres, trabajadoras y responsables con sus hijos. Fátima y Nayeli son personas de hábitos y rutinas establecidas.

"Mis hermanas son dos chavas que no se meten con nadie, no deben nada. Son personas normales que se dedican a trabajar, a hacer las cosas del diario como atender a sus hijos, porque las dos tienen hijos. Nayeli tiene a una niña de 2 años y Fátima tiene uno de 4 y otro de 6, a quienes aman con todo su corazón".

"Yo sé que ellas no serían capaces de abandonar a sus hijos. De irse así, porque hay quien me ha dicho eso, que a lo mejor tenían intenciones de irse y no volver, pero no. Mis hermanas son personas que se dedicaban a sacar a sus hijos adelante. Ellas iban a trabajar, llevaban a sus hijos a la escuela, volvían, estaban con ellos en las tardes. Tienen muchas amistades... no sé qué fue lo que pasó".

"Yo fui quien las vio por última vez. Ellas estaban aquí en mi casa, ese día habían venido temprano, como a eso de las 06:30 de la mañana porque ellas iban a un gimnasio de lunes a viernes y volvían a las 08:30 de la mañana a mi casa. Ese día me dijeron que si me podían dejar a la niña, la hija de Nayeli, y ellas irse al gimnasio. Cuando volvieron tenían prisa, me dijeron que iban a salir, yo estaba ocupada y no les puse atención, no me acerqué con ellas a dónde iban ni nada, porque en otras ocasiones sí lo hago. 

Llegaron con prisa y Fátima me pidió permiso de bañarse aquí porque no alcanzaba a devolverse a su casa, se metió a bañar y la otra se quedó haciendo otras cosas en la calle porque se le había ponchado la moto. Entonces se quedó ahí con el muchacho que vino a parchar la llanta", relata Jessica. 

Jessica salió de su casa por un asunto personal y dejó a sus hermanas ahí. Cuando regresó se habían ido. Les envió un mensaje a ambas para preguntarles dónde estaban, porque ya no las alcanzó, y Nayeli le respondió mediante un mensaje de WhatsApp, que iban llegando a Tonaya y se comunicarían más tarde. Ahí se perdió la comunicación.

Al día siguiente, el jueves 25 de mayo, Jessica les envió mensaje vía WhatsApp para preguntarles por qué no habían llegado a su casa antes de irse al gimnasio, como ocurría todos los días, pero los mensajes no fueron recibidos en sus celulares. Les llamó y los celulares no recibieron las llamadas.

«Yo les mandé mensaje como a las 07:00 de la mañana y les pregunté. Vi que los mensajes no les llegaron a ninguna de las dos. Les marcaba y nunca entró la llamada».

Después del silencio a Jessica le invadió la preocupación y se contactó con las autoridades. Primero con la Comisaría Municipal de Seguridad Pública de El Grullo que envió una patrulla a su domicilio y levantó un reporte. El Ministerio Público no le quiso recibir la denuncia en El Grullo y la derivaron a Autlán. El lunes 29 de mayo le aceptaron la denuncia y hasta hoy, jueves 1 de junio publicaron las fichas del Protocolo Alba.

(Foto: Cortesía)

Edición: MV

Carmen Aggi Cabrera es una periodista mexicana radicada en Autlán de Navarro, Jalisco. Cubre principalmente temas de corrupción, política y derechos humanos.

Es cofundadora de Letra Fría en donde se desempeña como CEO (Directora Ejecutiva).

Letra Fría es un medio nativo digital que hace periodismo hiperlocal, tiene sede en Autlán de Navarro, Jalisco. Forma parte de Macollo, la Red de Medios Independientes de Jalisco; y de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie.

Es Licenciada en Derecho por el Centro Universitario de la Costa Sur, de la Benemérita Universidad de Guadalajara. Egresada (no titulada) de la Maestría en Periodismo Digital del Sistema de Universidad Virtual (SUV) de la UDG.

Tiene 17 años de experiencia en medios de comunicación. Ha publicado en medios locales, estatales y nacionales. Es miembro activo de Frontline Freelance México, organización de periodistas independientes de México.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad