//

Pese a promesa de AMLO, prevén más recursos para el ‘fracking’

La Alianza Mexicana contra el Fracking alertó que en la propuesta de Presupuesto de Egresos de la federación enviada por el presidente López Obrador contempla triplicar los recursos para dos proyectos que emplean el método de la fractura hidráulica, que tiene graves impactos al medio ambiente y a la salud de las personas

Por: Arturo Contreras Camero | Pie de página

Ciudad de México. Jueves 21 de octubre de 2021 (Letra Fría) A pesar de que el presidente López Obrador se comprometió a inicios de su sexenio prohibir la extracción de gas natural por medio de la técnica de fractura hidráulica, o fracking, durante los tres años de su mandato se ha asignado más presupuesto que en los años anteriores. Organizaciones de la sociedad civil piden una ley para prohibir la actividad, sin embargo, hasta el momento solo se tiene la palabra del mandatario. 

El presupuesto de egresos de la federación propuesto por el Ejecutivo federal asignará 15 mil 212.6 millones de pesos a los proyectos Aceite Terciario del Golfo y Aceite y Gas en Lutitas en 2022. En ambos se emplea la fractura hidráulica. El presupuesto asignado a esos proyectos este año fue de 4 mil 766 millones. Este sería el mayor presupuesto asignado a ambos proyectos durante los últimos siete años.

Se espera que el incremento de recursos para el proyecto de Aceite y Gas en Lutitas sea de casi 11 mil 658 millones de pesos, 4.6 veces más respecto al año anterior (2 millones 289 mil pesos). Este proyecto inició en 2013 y es un proyecto de exploración que busca determinar las probabilidades para extraer recursos en una zona comprendida entre Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas y Veracruz, específicamente en las regiones con alto potencial de extracción en Sabinas, Burro-Picachos, Burgos y Tampico-Misantla. En estas zonas también se ubican comunidades originarias y campesinas.

El aumento a ese proyecto de exploración es el que eleva los recursos generales para la exploración en proyectos de Fracking. Con 3 mil campos de producción de aceite y gas asociado, se ubica en Puebla y Veracruz y se divide en ocho sectores: Soledad-Coyotes, Aguafria Coapechaca, Tajin-Corralillo, Presidente Aleman-Furbero, Sitio-Tenexcuila, Amatitlán-Agua Nacida, Coyol Humapa y Miquetla-Miahuapan.

Los proyectos Aceite Terciario del Golfo y Aceite y Gas en Lutitas se encuentran en la llamada Cuenca de Burgos, un yacimiento de hidrocarburos gigantesco que abarca gran parte de Texas y de los estados ya mencionados de México. En regiones de reserva ecológica como la Huasteca Potosina, Veracruz y Puebla, los pueblos originarios han presentado una férrea oposición a proyectos de extracción de gas de esquistos, como también se le conoce a esta técnica. 

Desde hace más de dos años en el Senado hay una propuesta para prohibir este tipo de procesos extractivos, pero ha permanecido en la congeladora legislativa por el mismo tiempo.

Las asignaciones de exploración con el fracking han continuado pese a la postura pública del presidente López Obrador.

En sus primeros meses de gobierno, AMLO reiteró el compromiso que había hecho. En una conferencia matutina y ante una pregunta explícita de Pie de Página, respondió: “No al fracking. Es un compromiso (…) Somos ambientalistas, de verdad. Auténticos”, dijo el 4 de febrero durante una conferencia de prensa matutina.

*Letra Fría tiene permiso para compartir este contenido, ambos medios pertenecen a la alianza de medios de la red de periodistas de a pie*

Deja una respuesta