Recorte federal afecta proyectos carreteros en Jalisco: Villa Purificación-Autlán y El Tuito-Melaque

Carretera Autlán-Villa Purificación (Foto: Mayra Vargas).

Además de que están inconclusas, se disparó el costo de todas las obras que el gobierno federal planeó en Jalisco.

Por: Redacción

Autlán de Navarro, Jalisco. 11 de junio de 2020. (Letra Fría) La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) solamente trabaja en dos de seis carreteras federales que debían estar concluidas desde el sexenio pasado, pero ninguna estará finalizada en este año. Entre los tramos inconclusos y con recortes para 2020 están la ruta Villa Purificación-Autlán, El Tuito-Melaque, Santa Rosa-La Barca y una parte de la carretera a Colotlán.

Aunque en la vía Villa Purificación-Autlán el gobierno de Jalisco retomará los trabajos, el recurso federal para el 2020 ha sido recortado. Las vías donde sí se está trabajando son Jiquilpan-Guadalajara, en el tramo Tizapán el Alto, y el camino de Acatlán-Ciudad Guzmán, en la parte del crucero a Tapalpa. Para la primera se tienen destinados 25.6 millones de pesos y en Acatlán prevén una inversión de 65.3 millones de pesos, de acuerdo con una publicación de El Informador de este jueves.

Además de que están inconclusas, se disparó el costo de todas las obras que el gobierno federal planeó en Jalisco. El camino de Jiquilpan a Guadalajara, ubicado en la ribera de Chapala, comenzó a construirse desde el 2013. Ahora prevén una inversión de 928.3 millones de pesos, cuando en un principio calcularon 674.6 millones. Se han trabajado en 46.3 de kilómetros, según el Centro Jalisco de la SCT. La meta para este año es de un kilómetro de obras, por lo que tampoco estará lista en 2020.

Por otra parte, la construcción de la vía de Acatlán a Ciudad Guzmán comenzó hace ocho años y, aunque plantearon terminarla en 2019 con una inversión de 635.9 millones, actualizaron su conclusión hasta 2021, con un costo de 684 millones, según el portal de Transparencia Presupuestaria del Gobierno federal, actualizado al primer trimestre de 2020.

La obra que más aumentó su estimación presupuestal fue la carretera 200, en el tramo El Tuito-Melaque: planearon que costaría tres mil 135 millones y subió a tres mil 907 millones. Registra un avance en 105 de 169 kilómetros (suma ocho años en construcción). De acuerdo con la delegación de la SCT, está pendiente el proceso de un fallo, ya que se le asignaron recursos por 23.50 millones.

Tampoco se han concluido los 31 kilómetros restantes de la carretera de Santa Rosa a La Barca, donde se estimaron 725 millones, aunque la cifra aumentó a 870 millones.  El balance más actual del Gobierno federal es que aún se deben realizar trabajos en 21.7 kilómetros, pero tampoco hay recursos.

La inversión proyectada para ampliar 15 kilómetros del camino hacia Colotlán, conocido como Carretera 23, fue de 310 millones, según registros de la Secretaría de Hacienda. Aunque después le destinaron otros 55 millones, los carriles se hicieron de asfalto y no de concreto hidráulico, como se indicó en un inicio. Además, dejaron sin terminar del kilómetro 10 al 12.5.

Detectan anomalías en proyecto millonario El Tuito-Melaque

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó, en una revisión en la Cuenta Pública 2018, que elaboraron de forma deficiente los proyectos ejecutivos en cuatro contratos de obras públicas en la carretera federal 200, en el tramo El Tuito-Melaque, una de las obras clave del sexenio del anterior presidente Enrique Peña Nieto.

En el documento se indica que la Dirección General de Carreteras, dependiente de la Subsecretaría de Infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, adjudicó dichos contratos de obras públicas “sin contar con los proyectos ejecutivos totalmente terminados, puesto que los proyectos ejecutivos de las obras que se proporcionaron a los licitantes no contaban con los planos constructivos, las memorias de cálculo, las plantas, las secciones y los detalles que ampararan las cantidades de obra consideradas en los catálogos de conceptos”.  En total se hicieron observaciones por 40.7 millones de pesos.

Enrique Peña Nieto inauguró los primeros 72 kilómetros de la obra en 2018. En ese entonces indicó que se habían invertido 1070 millones.

“Este año y antes de que termine la administración (2018), con una inversión de 356 millones de pesos, construiremos 38.4 kilómetros más para lograr un total de 110 kilómetros”, dijo Peña Nieto.

Sin embargo, el porcentaje de avance no se alcanzó, de acuerdo con la última actualización.

La ASF enfatiza que la vialidad conforma un importante eje carretero en la costa del Pacífico, la cual se integra al Norte con la carretera federal de Puerto Vallarta-Tepic y al Sur, con la vía Manzanillo-Lázaro Cárdenas. Sin embargo, esta carretera presenta deficiencias respecto a sus características geométricas, en comparación con la infraestructura existente y con el volumen de tránsito que atiende, lo que provocó una disminución importante en su nivel de servicio.

*Con información de El Informador*

LL/LL

*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Deja una respuesta