Río Ayuquila en su paso por Zapotitlán de Vadillo. (Foto: Manfred Meiners)

Río Ayuquila, con 40 tipos de plaguicidas en sus aguas

en Área Metropolitana

Por: Redacción

Autlán, Jalisco; 22 de julio de 2019. (Letra Fría) De los 143 ingredientes activos que se comercializan en el Sur de Jalisco para el control de plagas en cultivos agrícolas, 40 fueron encontrados en el agua del río Ayuquila-Armería en diferentes ubicaciones, lo que enciende las alertas de investigadores por el problema ambiental y de salud pública que significa esta carga química –tanto en temporada de lluvias como en estiaje– en el principal soporte hídrico de la región, de acuerdo con una publicación de la periodista ambiental Violeta Meléndez en NTR Guadalajara.

El hallazgo fue documentado en el artículo científico “Análisis de residuos de plaguicidas en el agua superficial de la cuenca del río Ayuquila-Armería, México” realizado por los investigadores Brian Arturo Rodríguez Aguilar, Luis Manuel Martínez Rivera, Alejandro Aarón Peregrina Lucano, Claudia Irene Ortiz Arrona y Oscar Gilberto Cárdenas Hernández del CU Costa Sur en Autlán de Navarro, y publicado en febrero de 2019.

La investigación encabezada por el doctorante Brian Arturo Rodríguez Aguilar, consistió en tomar muestras de agua en 30 puntos diferentes del río a lo largo de sus 321 kilómetros de longitud y de otros que forman parte de dicha cuenca, lo que arrojó como resultado que del total de muestras, 66 por ciento contaba con al menos un compuesto químico en “niveles detectables”, pero en total fueron 40 distintos los que estaban presentes.

Se trata de una carga de plaguicidas que principalmente proviene de aspersiones en cultivos de maíz (se vierten 77 químicos diferentes en la región Sur), caña de azúcar y agave (reciben 11 y 12 pesticidas, respectivamente). Estos dos son los más dependientes a la aplicación de herbicidas e insecticidas como el glifosato, paraquat, 2,4-D, picloram, amitrina, entre otros, de los cuales los primeros tres están prohibidos en países de Europa al considerarse por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como probablemente cancerígenos y nocivos para el humano por su capacidad de perdurar en los frutos que eventualmente se consumirán.

Según el estudio, los puntos con mayor concentración de estos y otros compuestos nocivos en el agua, que además expone a la flora, fauna y poblaciones humanas que dependen de esa cuenca hidrológica, son la Presa El Nogal, el dren Autlán, dren El Grullo, Antes Manantlán, puente El Grullo, Palo Blanco, Acachales, Zenzontla, río Ayuquila, río Tuxcacuexco y arroyo La Lumbre.

También vierten aguas negras

A la carga contaminante química se le suma la biológica, es decir, la materia orgánica que se vierte y afecta al ecosistema acuático al restarle oxígeno y aportar bacterias nocivas, pues otro problema en la cuenca es que los municipios han ido en declive en el saneamiento de sus aguas negras.

De acuerdo con el propio Luis Manuel Martínez, ha habido intentos por sacar adelante plantas de tratamiento en la región con tecnología asequible, fácil de mantener con poco dinero, pero ha sido la propia Comisión Estatal del Agua (CEA), hoy dependiente de la Secretaría de Gestión Integral del Agua (Segia), la que ha frenado esos intentos para que sigan construyéndose las tradicionales, de lodos activados y de biodiscos, o sea, tecnología obsoleta y cara que termina por ser abandonada.

Sin tratamiento

Por su parte, Óscar Ponce Martínez, director de la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente para la Gestión Integral de la Cuenca Baja del Río Ayuquila (JIRA), reconoció, que alrededor de 90 por ciento de las aguas negras de los 10 municipios que forman parte de esta agrupación es descargada cruda al río, una cifra que ha ido en descenso en los últimos 10 años debido a que sí hay infraestructura de saneamiento, como la de Autlán; no obstante, se ha ido abandonando por falta de recursos municipales para tenerla en operación.

Actualmente, la única que trabaja es una en Unión de Tula y otra en El Grullo que tiene capacidad de tratar 4 litros por segundo. Esta última es un humedal artificial que a pesar de no recibir mantenimiento sigue trabajando, resaltó Ponce Martínez en entrevista para NTR Guadalajara, por lo que busca impulsar este tipo de opciones en la región por ser las más asequibles, aunque no son las favoritas del gobierno estatal, que apuesta por las plantas antiguas de lodos activados o biodiscos.

No obstante, el coordinador de la JIRA mencionó, que “el tratamiento en las cabeceras municipales es lo más atrasado tanto por costo como por involucramiento de los presidentes, como es un tema que no se ve, no lo ven como algo relevante, no ha sido prioritario para ellos, lo que hemos logrado es crear un consejo de administración para avanzar en este tema”.

Actualmente, la JIRA gestiona una plataforma web en la que publicará los resultados de estudios sobre calidad del agua del río a lo largo de los 10 municipios que forman parte de la junta intermunicipal. Además, su coordinador afirmó que hay mesas de trabajo con la Segia y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), así como con los Municipios involucrados para reactivar el saneamiento en la región y dejar de contaminar el río.

Información de Violeta Meléndez/ NTR Guadalajara.

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio