//

10 de mayo: ¿Dónde están nuestros hijos?

El 10 de mayo se ha vuelto una fecha especialmente dolorosa desde que las desapariciones forzadas y la crisis forense fracturaron a miles de familias mexicanas y dejaron a cientos de madres sin hijos. Hoy madres buscadoras de todo el país salieron a marchar en el décimo aniversario de la Marcha por la Dignidad Nacional para exigir verdad y justicia.

En Autlán existen 50 registros de personas reportadas como desaparecidas. Siete de estos registros pertenecen a mujeres, una de ellas es Emily Samantha, quien tenía apenas 16 años de edad al momento de su desaparición, en 2013.

Por: Darinka Rodríguez

Autlán de Navarro, Jalisco. 10 de mayo de 2021. (Letra Fría) Diez de mayo del 2021, transcurre un año más en nuestro siglo, en apariencia hoy es simplemente un día de las madres más en el calendario. Sin embargo, a lo lejos hay un eco desgarrador que cimbra todo el país y rompe con esa falsa idea de que nada fuera de lo habitual ocurre. A 737 km de Autlán, en la capital del país, miles de madres caminan por las calles de la Ciudad de México, buscando a sus hijas e hijos desaparecidos.

Madres buscadoras de todo el país, salieron a marchar este 10 de mayo, en el décimo aniversario de la Marcha por la Dignidad Nacional; donde además de exigir verdad y justicia en los casos de sus hijas e hijos desaparecidos, rememoran su labor de más de 10 años de búsqueda colectiva de sus desaparecidos, en ausencia de las acciones por parte las autoridades federales, estatales y municipales. 

El contingente, integrado por madres y familiares de personas víctimas de desaparición forzada, pertenecientes a diversos colectivos de búsqueda de todo el país, partió a las 10:00 hrs del Ángel de la Independencia. Lonas, pancartas y fotografías con los rostros de las y los desaparecidos, fueron protagonistas en las manos de cientos de madres que unificaron sus voces para gritar consignas como: “¡Ahora, ahora se hace indispensable, presentación con vida y castigo a los culpables!”.

El 10 de mayo se ha vuelto una fecha especialmente dolorosa desde que las desapariciones forzadas y la crisis forense fracturaron a miles de familias mexicanas, y dejaron a cientos de madres sin hijos, y sin el menor indicio o respuesta acerca de su paradero. Simplemente, en Jalisco existe el registro de alrededor de 2,912  personas no localizadas, según los datos recopilados por la plataforma Data Cívica. 

Frente a este panorama, el pasado 9 de mayo, el colectivo de familiares de personas desaparecidas de Jalisco, “Por amor a ellxs”, organizó una velada para visibilizar la búsqueda de sus hijas e hijos desaparecidos, así como evidenciar la inacción y omisión de las fiscalías para dar seguimiento a las carpetas de investigación por desaparición forzada en el estado. Las madres y demás familiares de las víctimas de desaparición forzada, se reunieron a las 18:00 hrs del día de ayer, en el Mural #HastaEncontrarles, ubicado en el centro de Guadalajara, para pintar los nombres de sus hijas e hijos desaparecidos, así como para colocar veladoras en un acto de memoria por aquellos y aquellas que nos faltan.

Fotografía: Colectivo Por Amor a Ellxs.

La convocatoria de este acto fue abierta a todas las madres y familiares del estado de Jalisco, por lo que a la capital del estado acudieron personas de otros municipios del estado que también buscan respuestas al paradero de alguno de sus familiares.  

Y es que aunque el mayor número de personas desaparecidas se concentra en el área metropolitana del estado, y el foco la mayoría de veces está puesta en esa zona, en las diversas regiones de Jalisco las desapariciones forzadas también son un problema grave. Así lo confirmó el colectivo “Por Amor a Ellxs” a Letra Fría. El colectivo comentó que mucha gente de otros municipios se suma a las acciones de su colectivo, por lo que añadió que no está de más que las madres buscadoras en las regiones contemplen la creación de colectivos en sus municipios.

“Nuestro colectivo invita a los familiares de personas desaparecidas de otros municipios a que se organicen. Formen su propio colectivo, porque cada región tiene necesidades diferentes. Nosotros como colectivo podemos apoyar, pero el primer paso es que se animen a alzar la voz. Es difícil hacerlo porque en las regiones la mayoría de las personas saben quién se llevó a sus familiares, pero tienen miedo porque las autoridades están corrompidas. Pero tienen que hacer algo, porque al llevarse a nuestros hijos e hijas nos quitaron un pedazo de nosotros”. 

En las regiones Costa Sur y Sierra de Amula hay un total de 258 registros de personas desaparecidas, según los datos recopilados por la plataforma Data Cívica; ejercicio de transparencia realizado por organizaciones civiles, colectivos de búsqueda de personas desaparecidas y medios de comunicación en conjunto, que reúne los registros de distintas bases de datos estatales y federales de personas desaparecidas y no localizadas.

A este 10 de mayo en el municipio de Autlán existen 50 registros de personas reportadas como desaparecidas. Siete de estos registros pertenecen a mujeres, una de ellas Emily Samantha quien tenía apenas 16 años de edad al momento de su desaparición en 2013. De los 43 hombres desaparecidos, la mayoría de ellos tenía entre 20 y 40 años de edad al momento de su desaparición. 

El segundo municipio con más desaparecidos registrados es La Huerta. La entidad cuenta con 43 personas registradas como desaparecidas; 4 de ellas mujeres, la más joven de tan solo 17 años de edad. De los 39 hombres registrados como desaparecidos, 24 de ellos, fueron desaparecidos en el año 2013. 

Le sigue el municipio de Cihuatlán, con 36 personas registradas como desaparecidas. El registro muestra que cinco de los registros pertenecen a mujeres, todas por debajo de los 27 años. La más joven, Estefanía Cado Cárdenas de apenas 17 años al momento de su desaparición en octubre del 2013. Por otro lado el vecino municipio de El Grullo aparece en la plataforma con 25 personas registradas como desaparecidas; cuatro de ellas mujeres. La mayoría de los registros de desaparición comprenden los años del 2010 al 2015.

Lamentablemente la situación en estos municipios, no es distinta a la que se vive en la capital del estado, ni en el país; la mayoría de estas personas desaparecidas son carpetas de investigación arrumbadas en las fiscalías. 

Durante la décima Marcha por la Dignidad Nacional, las madres buscadoras exigieron al gobierno respuesta a las siete demandas planteadas por los colectivos de familiares de personas desaparecidas desde la primera marcha del 2012. Entre las demandas se encuentran un programa federal de atención a familiares de personas desaparecidas, la creación de una subprocuraduría especial para investigar los casos de desaparición forzada a nivel federal y un censo de todos los reportes de desaparición con cédula de reporte completa para cada caso. 

El tiempo avanza, cada día que transcurre es una lenta tortura para las madres de las y los desaparecidos. Pese al cansancio ellas seguirán marchando y gritando justicia por sus desaparecidos; lo repiten a cada paso, no podrán vivir tranquilas hasta que encuentren a sus hijas e hijos.

MA/MA

*Queda prohibida la reproducción total o parcial. El contenido es propiedad de Letra Fría*

Egresada de la Licenciatura en Periodismo del Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara. Colaboró como reportera para Radio Universidad de Guadalajara Ciudad Guzmán, y en el periódico mensual El Puente. Apasionada de las letras y la defensa de los Derechos Humanos.

Deja una respuesta