Agenda ciudadana | Guerras frente al espejo

en Plumas

Por: David Chávez Camacho

Autlán de Navarro, Jalisco; 09 de diciembre de 2019. (Letra Fría) ¿Los mexicanos somos de izquierda? Me hago esta pregunta luego de escuchar una afirmación del expresidente de Uruguay, José Mujica, que hizo hace algunos días en México.

El gran orador y ex guerrillero, quien conoció varias cárceles durante los años duros de los sesentas y setentas en Latinoamérica, especialmente por el sur del continente, cuando se dieron las “guerras sucias”, dijo así: “los mexicanos no se volvieron de izquierda masivamente de un día para otro, sino que estaban hartos”.

Lo dicho por Mujica es exacto. Y vale para quienes se inscriben en el “chairismo”, como para quienes se manifiestan con un orgullo autosuficiente e ignorante como “fifís”. Los mexicanos estábamos hartos de tantísima corrupción, tantísima criminalidad institucionalizada, y simplemente no quisimos más de lo mismo.

Y vale para los “chairos” que se comportan como feligreses y no sólo como seguidores de Andrés Manuel López Obrador. Y es que AMLO, o más precisamente su gobierno, difícilmente podrían ser considerados de izquierda, aunque enfoque o diga enfocar más su actuar a lo social.

AMLO, si se atiende a su propio discurso, sería clasificable más como un gobernante cristiano a lo Concilio Vaticano II.

Luego, entonces, los “fifís” que han llegado incluso al absurdo de calificar a AMLO como comunista, están pero muy confundidos y muestran una ignorancia tremenda. Pero, además, los “fifís” omiten denunciar a los gobiernos anteriores que llevaron a la población mexicana al hartazgo que sabemos teníamos –o tenemos- ante gobernantes vergonzosos como Peña Nieto, Calderón o Vicente Fox, éste último realmente de pena ajena. Y, claro, omiten denunciar los destrozos propiciados por el neoliberalismo y su ideología de emprendurismo, falsa como toda ideología.

Sin embargo, lo dicho por Mujica revela aún más. Y es que resulta muy inquietante pensar que los mexicanos pudiéramos exigir un gobierno de izquierda sin ser nosotros izquierdistas o, por lo menos, sin tener gran interés en lo social, en los hechos. ¿Será que los mexicanos exigimos soluciones sociales venidas del gobierno, mientras aún actuamos con la mezquindad aprendida del neoliberalismo?

Por estos días, el mismo Mujica declaró que no hace falta que los latinoamericanos seamos de derecha o de izquierda, sino que seamos latinoamericanos. Esto tiene mucho sentido, y asumido significaría identidad al grado de respetarnos a nosotros mismos, hallar las soluciones en nosotros mismos, velar por nosotros mismos, nuestra población, nuestra cultura, etcétera, a pesar o gracias a nuestra diversidad.

Si así fuera, nos interesaría la salud de los latinoamericanos, invertir en Latinoamérica, ofrecer oportunidades a los latinoamericanos, contar con escuelas de gran calidad en Latinoamérica para latinoamericanos… en fin, creo que la idea se entiende.

Aún no ocurre, será que Latinoamérica es la utopía de Latinoamérica.

MA/MA

*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio