Agenda ciudadana | Reapertura y responsabilidad

en Plumas

Este lunes, David Chávez Camacho habla de los protocolos sanitarios de la fase cero en Jalisco, con los que se pretende reanudar las actividades económicas en el estado.

Por: David Chávez Camacho

Autlán de Navarro, Jalisco. 19 de mayo de 2020. (Letra Fría) Cuando esta columna sea publicada, estaremos ya en la etapa cero del Plan Jalisco de Reactivación Económica, que se trata de preparación de protocolos sanitarios previos a la reanudación de algunas actividades empresariales en nuestro estado.

Con modelos matemáticos y previsiones epidemiológicas, que en términos prácticos no son sino conjeturas en medio de la incertidumbre, el gobierno de Jalisco intenta —es de suponer— liberar parcialmente la actividad económica, para reducir los efectos negativos que ésta registrará.

Es una “apuesta” con la que es difícil no estar de acuerdo, pues las bajas en la economía familiar son muy dañinas, generan problemas muy graves, incluso en la salud. Es también, creo yo, una “legalización” de una demanda social.

Hay algo muy importante: esta preparación para la reapertura de actividades económicas empresariales tiene una condición, que es la responsabilidad de las personas. Se exige a las empresas la aplicación de protocolos de prevención y monitoreo, junto con las autoridades sanitarias.

La condición referida es un exhorto a la responsabilidad y una prueba, supongo, de conocimientos adquiridos. ¿Habremos aprendido algo ya? ¿Habremos recordado que como sociedad somos similares a un organismo y que si algo le pasa a uno nos pasa a todos?

A partir del 1 de junio, pueden volver a sus actividades industrias y comercios como supermercados, ferreterías, tiendas de conveniencia, librerías, establecimientos de pinturas, material eléctrico, componentes electrónicos, enseres domésticos, artículos deportivos, telas, mercerías, entre otros, así como los comercios que no generen aglomeración de personas tales como agencias de autos, motocicletas y bicicletas, mueblerías, electrodomésticos, y los comercios electrónicos o de venta a domicilio.

En la fase cero, el sector comercio debe garantizar el cumplimiento estricto de una restricción de densidad permitida de una persona por cada siete metros cuadrados. Por razones obvias, no podrán iniciar la implementación de protocolos en esta fase los comercios que por las características de su operación generan aglomeración tales, como plazas comerciales, centros y corredores de ropa, calzado, tecnología y accesorios, entre otros. Solo se permitirá la venta por catálogo y comercio electrónico.

Las empresas que se dediquen a actividades comerciales podrán abrir solo si cumplen las medidas de distanciamiento, protocolos sanitarios y acceso restringido al piso de venta a una persona por cada 7 metros cuadrados, con límite máximo de 50 personas simultáneamente.

Puede ser que haya quien no cumpla con estas condiciones nada difíciles de cumplir, incluso recomendables con pandemia o sin ella. Pero no creo haya quien se oponga a esta reapertura de actividades industriales y comerciales, especialmente entre quienes dependen de tal actividad para obtener ingresos.

Hubo una oposición institucional, la de la Universidad de Guadalajara, que recomendó aplazar esta reapertura hasta el 1 de junio. Tal recomendación no es asunto menor. Sin embargo, la fase cero implica una etapa preparatoria. Está también el reto, si se quiere ver así, que nos imponemos a nosotros mismos como sociedad, de reactivar la vida económica y social con las medidas sanitarias preventivas pertinentes. Si lo logramos, si abandonamos la indiferencia y asumimos plenamente la responsabilidad que toda vida en sociedad requiere, saldremos fortalecidos e inmunes de esta pandemia.

Si las previsiones resultan erradas y hay registro de contagios, el gobierno del estado ya advirtió que volveríamos al confinamiento.

LL/LL

*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio