Asesinan al defensor Higinio Trinidad de la Cruz. Se oponía a la megaminería en la Sierra de Manantlán

Higinio fue citado en la presidencia municipal de Cuautitlán García Barragán. Entró pero ya no salió. Un día después hallaron su cuerpo. Dos años antes fue asesinado su compañero José Isaac Santos, en circunstancias parecidas. En una década se acumulan decenas de casos de violencia vinculados al crimen organizado y la megaminería

Imagen: Cortesía

Higinio fue citado en la presidencia municipal de Cuautitlán García Barragán. Entró pero ya no salió. Un día después hallaron su cuerpo. Dos años antes fue asesinado su compañero José Isaac Santos, en circunstancias parecidas. En una década se acumulan decenas de casos de violencia vinculados al crimen organizado y la megaminería

Texto: Lydiette Carrión

Foto: Cortesía

Anuncios

JRA PROMOTORES INMOBILIARIOS

GUADALAJARA.- Este 25 de noviembre, el defensor de derechos humanos, Higinio Trinidad de la Cruz, fue hallado sin vida, tras 24 horas de ser probable víctima de desaparición forzada. Higinio era un opositor activo a la minería ilegal y a la megaminería (ésta última impulsada por empresas trasnacionales) en la sierra de Manantlán, entre los límites de Jalisco y Colima. Además de promovía la democratización del ejido y la reivindicación de los pueblos indígenas. 

Era beneficiario del mecanismo de protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas del gobierno de la República, además de ser  Consejero de la Comisión Estatal Indígena del Estado de Jalisco.

Anuncios

APYSA

El pasado  24 de noviembre, Higinio fue citado en la presidencia municipal de Cuautitlán, por la mañana. A las 11 de la mañana Higinio entró efectivamente a la presidencia municipal pero no volvió a salir, según fuentes cercanas. Por la noche se dio aviso a diversas organizaciones de derechos humanos para emitir una alerta temprana. Pero al día siguiente, el 25 de noviembre a las 13:36, personas de la comunidad hallaron su cuerpo.  

La noticia la dio a conocer la organización d e defensa de los Derechos Humanos Tsikini, quienes dan seguimiento al caso.

Anuncios

Cuipala

No fue la primera desaparición

No fue la primera vez que Higinio Cruz era víctima de desaparición forzada. En mayo de 2022, encapuchados vestidos de uniforme privaron de su libertad a él y a otro compañero, Javier Elías Flores. Esto, poco después de que su amigo y compañero Isaac Santos Chávez fuera probable víctima de desaparición forzada y ejecución extrajudicial, en abril de 2022. 

Esta reportera entrevistó a Higinio en febrero de 2023, en el contexto de un reportaje amplio sobre la violencia en la sierra de Manantlán, y en específico la falta de investigación respecto a la probable ejecución extrajudicial de su amigo y colaborador Isaac Santos Chávez. Sin embargo, en aquel momento se determinó guardar la identidad de los entrevistados. 

En ese entonces, José Santos Isaac contendía para ser comisariado ejidal del ejido de Ayotitlán, en Jalisco. Había cuestionado públicamente los procedimientos de la Minera Peña Colorada, trasnacional que renta varias hectáreas al ejido de Ayotitlán. 

En la entrevista referida, Higinio Cruz confirmó que la desaparición forzada y tortura de la que fue víctima en  mayo de 2022 tuvo la finalidad de intimidarlos tras la muerte de su compañero Isaac. Querían que dejaran de exigir la democratización del ejido, y de cuestionar los acuerdos con la minera. Los agresores interrogaron y amenazaron a Higinio y a Elías durante horas. Al final, los retenidos fueron liberados gracias a la enorme presión internacional que ejercieron organizaciones de derechos humanos internacionales. 

José Santos Isaac

También, Higinio dio detalles sobre cómo se llevaron a Isaac en abril de 2022, cuando éste contendía por un cargo en la presidencia municipal. Explicó que la noche del 3 de abril de 2022, entre 8 y 10 hombres que dijeron ser “del gobierno” llegaron a la casa de Santos en Telcruz, municipio de Ayotitlán. Golpearon a su esposa y a un niño, por lo que Santos salió de su escondite (ya temía que fueran por él) y se fue con ellos. Los captores todavía dijeron con cinismo: “Al rato se lo regresamos”. Unos días después fue hallado sin vida en el fondo de una barranca, en su camioneta, con huellas de tortura. 

Higinio y sus demandas

Finalmente, Higinio narró parte de sus demandas de aquel entonces: 

–Solicitamos medidas cautelares a la Comisión Nacional de Derechos Humanos. La nacional, la estatal no, hemos pedido su ayuda y no hace nada. 

–¿Qué más exigen?

–Que el homicidio de Santos, hasta ahora no lo han investigado. Lo tratan como  cualquier  homicidio,  cuando él estaba peleando las hectáreas [a la minera a cielo abierto Peña Colorada].  Y aparte de las hectáreas, estaba peleando una indemnización multimillonaria. 

–¿Sobre la elección?

–Que nos otorguen medidas cautelares a los candidatos de la nueva mesa directiva. Evidentemente quienes vayan a ser no van a poder venir a vivir aquí. Lo segundo que buscamos es acudir a la CNDH, porque la estatal, desde los últimos años, desde que llegó Barrón, no hace nada. Solamente sirven para hacer minutas. 

“¿Puede creer que la comisión estatal pretendía hacer un acuerdo conciliatorio? ¿Cómo vamos a negociar con el CJNG o con el dueño [de la minera Peña Colorada] que tiene sus oficinas en Palermo–Italia?

“Finalmente, que se aperture la causa penal del homicidio de Santos y que lo atraiga la FGR en aras de que se pueda establecer la ley en esta región. Pensamos que sí participaron elementos de la fiscalía del estado o la policía municipal. Lo debe atraer la FGR. Queremos entablar un juicio contra esta empresa minera y presionar al senado.” 

En aquella misma entrevista, ya fuera de grabadora, Higinio expresó su cansancio por buscar traer legalidad a la sierra de Manantlán, y específicamente al municipio de Ayotitlán. 

Celedonio

Isaac no fue el primer compañero de lucha que le mataron a Higinio en la sierra de Manantlán. En 2012, Higinio trabajaba con Celedonio Monroy Prudencio, activista, interesado en mejorar las condiciones de vida de la población. Junto con Higinio y otros más, impulsaban una organización para llevar ayuda agrícola a los pobladores indígenas, educación, servicios. La noche en la que se llevaron a Celedonio, varios hombres armados, “vestidos de gobierno, como militares”,  llegaron en dos camionetas al domicilio de aquél, en Loma Colorada, Cuautitlán. Golpearon a su esposa, y destrozaron  la vivienda; luego acusaron al activista de “tener armas” y se lo llevaron. No se le ha vuelto a ver desde entonces. 

Celedonio tenía 37 años cuando fue víctima de desaparición forzada. Con esfuerzos de sus familiares logró estudiar la licenciatura de Administración Pública, en Colima. Era un joven muy destacado y comprometido con su pueblo, al que quiso regresar para  ayudar.

Celedonio e  Higinio tenían una organización llamada Pro México Nueva Ruralidad A.C, mediante la cual buscaban bajar recursos federales a su comunidad. Sin embargo, esto había ocasionado pugnas con caciques locales afiliados al PRI. 

Este texto fue publicado originalmente en Pie de Página

Tengo más de veinte años contando historias -o quizá a estas alturas del partido ellas me cuentan a mi-. He trabajado para diferentes medios, casi todos escritos y algunos radiofónicos. Busco que el periodismo mueva algo en mí, en las demás personas, en la sociedad. Creo en el periodismo hiperlocal, este que hacemos aquí, que impacta.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad