Contenedor de basura en Autlán de Navarro, Jalisco. (Foto: Esther Armenta)

Contenedores de basura evidencian el fracaso del tratamiento de residuos

en Investigaciones Especiales/Medio Ambiente

Por su impacto en la salud pública y paisaje urbano, los más de 200 contenedores de basura deberían ser removidos de las calles de Autlán de Navarro; estos depósitos evidencian el fracaso de la estrategia de separación de residuos y las políticas públicas municipales en materia ambiental.

Por: Esther Armenta

Autlán de Navarro, Jalisco. 15 de junio de 2020. (Letra Fría) Los contenedores de basura en Autlán de Navarro deberían ser removidos. La presencia de más de 200 vertederos es síntoma de un problema crónico que amenaza la salud pública y ambiental del municipio. 

Desde su colocación en la década de los 90’s, durante el periodo de gobierno del entonces presidente municipal Julián Iñiguez García, los contenedores afectaron los hábitos y calidad de vida de los autlenses, asegura el experto, Maestro en Ciencias en Educación Ambiental por la Universidad de Guadalajara, Salvador García Ruvalcaba. 

“Al poner contenedores en cada esquina, nos daban la facilidad de que no pasaran los camiones todos los días a recogerlos (…) no nos dábamos cuenta que tener un contenedor en la esquina, no solamente estéticamente se ve mal, si no que se emiten malos olores que atraen a moscas y que en esos mismos contenedores se desarrollan una gran cantidad de gérmenes que están afectando la salud”, dijo en entrevista a Letra Fría.

Para lograr que un contenedor se convierta en portador de infecciones, tendrá que recibir poco mantenimiento y protocolos sanitizantes; en Autlán, la falta de aseo y la producción masiva de residuos han hecho de la vía pública un punto contaminante. 

“Los contenedores son la fuente permanente que puede ocasionar daños a la salud, por los gérmenes que ahí se generan, no se lavan, no se sanitizan, entonces, si nos ocasiona un foco de infección, por otro lado tenemos la cantidad de residuos que se generan y después son depositados en los relleno sanitarios”, abundó García Ruvalcaba.

Contendor de basura en Autlán de Navarro, Jalisco. (Foto: Esther Armenta León)

De acuerdo con el investigador de la Universidad de Guadalajara, el cambio en la población de Autlán sucederá cuando la agenda local incorpore realmente el tema y se unan esfuerzos de distintos actores en la responsabilidad de producir desperdicios y de darles un correcto manejo.

“Es un grave problema, la agenda ambiental del municipio se tiene que atender de una manera muy meticulosa, para sacar un diagnóstico, no es cualquier cosa, es complejo y hay que abordarlo con estrategia y con participación”, enfatizó.

En octubre de 2019, este tema fue colocado en la agenda por el presidente municipal, Miguel Ángel Iñiguez Brambila, quien reconoció de manera pública en colonia La Grana, las  implicaciones sociales y la afectación a la salud de las personas provocadas por la acumulación de desechos en los contendores; en su discurso, el alcalde prometió la contratación de una empresa privada que se encargaría de dicha tarea para dar punto final al problema de la basura. 

“Desde hace un año que entramos, empezamos a ver cuál era la problemática, hicimos varias propuestas, hicimos varios proyectos y entre ese proyecto contactamos una empresa que se hiciera cargo de la recolección de basura”, declaró Miguel Iñiguez el 24 de octubre de 2019. 

Ese mismo día el funcionario reconoció que los contenedores de basura son una estrategia errónea para recoger los desechos, por lo que propuso retirarlos de las calles.

“Se van a retirar todos lo que son los contenedores porque yo no sé de quién fue la iniciativa esa, que son solamente botes de contaminación… pero no tenemos la cultura nosotros de echar la basura como tiene que ser”, dijo en ese momento.

Contingencia por basura lleva ocho meses activa en Autlán

Contenedores de basura en Autlán de Navarro, Jalisco. (Foto: Esther Armenta León)

Poco después del anuncio dado por el primer edil, la exigencia de contenedores vacíos y un sistema de recolección eficaz, llegó a su clímax en noviembre de 2019, cuando Autlán vivió una de sus peores crisis debido a la descompostura de camiones, lo que impidió hacer la recolección.

Esta problemática obligó a un grupo de personas a manifestarse a las afueras de presidencia municipal y minutos más tarde sostuvieron una reunión con autoridades locales. 

En el encuentro, una ciudadana señaló que la respuesta del gobierno ha sido apática porque los servidores públicos no viven el problema ambiental como el resto de la población, la réplica de Iñiguez Brambila se basó en decir que desde que entró a la presidencia, en octubre de 2018,  se enfrentan al mismo obstáculo. 

“Este problema que traemos desde que entramos aquí a la administración ha sido un gran pesar mío. (…) Yo no quiero esta situación, soy el que menos quiere, como la primera figura aquí en Autlán, soy el más interesado (en resolver el problema)”, declaró en ese momento el presidente municipal.  

La presión social obligó al Ayuntamiento a declarar a Autlán en contingencia. La declaratoria ocurrió el 06 de noviembre en sesión ordinaria. El alcalde Miguel Ángel Íñiguez Brambila emitió dicha declaratoria y también decretó sesión permanente.

“Declaro que estamos en contingencia por la situación insalubre que está causando la basura. Declaro en sesión abierta a todas las comisiones, ¿DIF qué puede hacer? Ocupamos a directores, vamos a jalar a los Jóvenes Construyendo el Futuro, vamos a pedir personas al CREAD si es necesario. (Debemos) colaborar todos para tener un Autlán limpio. Todos coincidimos en que estamos en una problemática fuerte y que no solamente es responsabilidad del presidente, sino del equipo”, dijo el primer edil.

Esta declaratoria no terminará hasta que se resuelva el problema y por esta razón, ocho meses después de haberla declarado, el gobierno municipal no ha podido solucionarlo.  

Los vecinos no quieren los contenedores cerca de sus casas

(Foto: Esther Armenta)

Entre octubre y diciembre de 2019, la Jefatura de Recolección de Residuos Sólidos Urbanos notificó 13 reportes de ciudadanos que solicitaron el retiro de contenedores por afectaciones de “olores fétidos y ubicación de los contenedores”, el 60 por ciento, es decir, 8 contenedores, fueron atendidos, de acuerdo con el documento “Indicadores y Ficha Técnica Correspondiente a OCT-NOV-DIC DE 2019”, disponible en el portal del gobierno municipal. 

De los más de 200 contenedores que existen en el municipio, según cifras del alcalde, el 30 por ciento recibió mantenimiento en el mismo periodo, de acuerdo con información del mismo archivo disponible en línea:

“Se dio atención a la población dando mantenimiento a los contenedores y canastas de valorizables en mal estado. Asimismo se trabaja para mantener limpia el área de cada contenedor ubicado en diferentes calles de la ciudad”, se lee en el texto. 

Pese a los trabajos notificados, la administración hace frente a la fallida estrategia de recolección de residuos, los contenedores siguen en vía pública y las repercusiones negativas son visibles tanto en el paisaje urbano y en los hábitos de la población.

MA/MA

*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Periodista egresada de la Licenciatura en Periodismo en el Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara. Tiene afinidad al periodismo narrativo. Colaboradora en Letra Fría desde 2017 y reportera a partir de mayo del 2019.

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio