Agenda ciudadana|Crónica de una derrota no anunciada

Por: David Chávez Camacho

Autlán de Navarro, Jalisco. 26 de octubre del 2020. (Letra Fría).- Los recientes resultados electorales de Coahuila e Hidalgo, merecen una observación objetiva de la realidad, más que interpretaciones. Sin embargo, interpretar es inevitable. 

En todo caso, parte de la realidad es que el PRI es un partido político y como tal participa de las elecciones; puede perder o ganar. Desde el punto de vista de la legalidad resulta totalmente normal que resulte victorioso. Quienes votaron por el tricolor habrán tenido sus razones. ¿Hubo o no irregularidades? Ya sabremos.

Como sea, lo obvio es que estos resultados son una derrota temprana, en el mejor de los casos una fuerte llamada de atención, al partido del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. MORENA, al parecer, no es nada o es muy poco cuando AMLO no aparece en las boletas electorales. De hecho, MORENA es un partido percibido como una improvisación, una amalgama mal lograda.

Veamos cómo han interpretado esta derrota electoral, miembros destacados de MORENA. El senador Martí Batres dijo por Twitter que “Los resultados en Coahuila e Hidalgo obligan a Morena a recuperar su estrategia original: -Trabajo de base, a ras del suelo, casa por casa. -Candidaturas de personalidades conocidas y reconocidas; prestigiadas y queridas por la gente. –Alianzas”. Y al leer esto, uno se pregunta: ¿Y aquellos llamados como servidores de la Nación qué estuvieron haciendo?

El aspirante a presidir MORENA, el diputado Mario Delgado, señaló también por Twitter que: “Los resultados electorales de Hidalgo y Coahuila, además de poner en evidencia que el PRI sigue recurriendo a sus viejas prácticas antidemocráticas, confirman que #Morena necesita unidad y organización rumbo al 2021”. Y de esto uno sólo puede destacar que si MORENA necesita unidad y organización es porque carece de ellas.

Otro aspirante a presidir MORENA, el viejo Porfirio Muñoz Ledo, dijo por su Twitter que: “Las elecciones en Coahuila e Hidalgo constituyeron un serio revés para nuestro partido. Demuestran que necesitamos un partido sólido y organizado. Si AMLO no fuera Presidente hubiera hecho campaña y revertido la situación. Urge la reorganización de MORENA como lo he propuesto”. Como se verá, todo esto es un tanto lastimero, pareciera que MORENA no cuenta con casi todo el poder público en sus manos.

Por su parte, el presidente López Obrador, en su habitual y ya desgastada “mañanera”, se limitó a decir que él se entera de las elecciones por vías oficiales, a través de lo que dicen los órganos electorales y por los medios de información. “Quiero hacerlo así, no quiero estar monitoreando como era antes desde la campaña cómo están los partidos, no me corresponde. Yo no quiero involucrarme en las elecciones, quiero enterarme por organismos electorales y por los medios. Es un triunfo para la democracia si la gente participa y hay elecciones libres gane quien gane».

Lo cierto es que MORENA perdió, y aunque fueron elecciones locales, en circunstancias locales, también perdió el presidente López Obrador. Quien no observe lo obvio, ha de ser porque trae cubreojos ideológicos. Perdió la Cuarta Transformación, y no es que uno lo celebre, pues esta columna no es una apología de la mezquindad.

Por supuesto, uno observa la realidad, pero no se sorprende por tal derrota electoral de MORENA. Lo que sí sorprende, y mucho, es que el PRI haya ganado. Sorprende la desmemoria de largo plazo, la inmediatez de los intereses particulares, el aldeanismo en que se pierde la nación.

Habrá que notar, además, que el discurso no sirve para los procesos políticos de largo tiempo, los de resistencia. A su paso se atraviesan las estructuras partidistas, la capacidad y habilidad de operar, las ligas de intereses particulares. El discurso que no se acompaña de resultados reales, se queda atrás.

Te lo digo, Juan, para que escuches, Pedro.

*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Deja una respuesta