Defensores y activistas del medioambiente inquietos por plan climático del gobierno de Jalisco

(Foto: ZonaDocs)

El pasado 20 de mayo, la Junta de Coordinación Metropolitana (JCM), aprobó por unanimidad el documento: “Hacia la Planificación Climática Metropolitana: Diagnóstico y Escenarios para el Área Metropolitana de Guadalajara”, el cual, integra el diagnóstico y algunas acciones que conforman el Plan de Acción Climática Metropolitano (PAC-AMG).

Por: Eric Sandoval | ZonaDocs

Guadalajara, Jalisco. 3 de junio de 2020. (Letra Fría) 2050, es el año de proyección dentro del Plan de Acción Climática Metropolitano (PAC-AMG) para lograr hacer al Área Metropolitana de Guadalajara una metrópoli carbono neutral; es decir, reducir las emisiones de carbono a cero. Además, aborda las fortalezas, oportunidades, desventajas y amenazas de los municipios, y hace un diagnóstico a algunos sectores, entre éstos, al energético y de movilidad.

 Diagnóstico de carbono

Dentro del diagnóstico, se menciona que el objetivo es lograr que el AMG se convierta en una metrópoli carbono neutral; lo que significa, reducir las emisiones de carbono a cero para el año 2050. Sin embargo, las ciudades que se encuentran en liderazgo de acción climática como Barcelona, Hong Kong y París, se caracterizan por la inversión en energías renovables; contrario al plan elaborado por la Junta de Coordinación Metropolitana (JCM), señaló Roxana Salgado, integrante de Acción Climática, donde se contempla impulsar el uso de gas natural, un combustible fósil no renovable:

“Con el crecimiento económico, el consumo energético aumenta, por lo que es necesario reducir la intensidad del carbón dentro del suministro de energía y así prevenir un aumento de emisiones mediante el decrecimiento de la dependencia de combustibles fósiles”, comentó.

 Así mismo, Arlene Valle, coordinadora de FFF Guadalajara, se dijo sorprendida e inquieta por los datos de emisiones de carbono que se usaron para este diagnóstico, puesto que, estos son de 2016 y en una reunión que sostuvieron con el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (SEMADET), Sergio Graf, se aseguró que se elaboraría un nuevo diagnóstico de emisiones de carbono:

“Se nos dijo que iban a hacer un diagnóstico nuevo de carbono. Sin embargo, las cifras que se usan son de 2016. Entiendo que puede ser por la situación de la pandemia, pero espero que las acciones no se basen en números de hace tres años”, señaló Arlene.

Sin un presupuesto que responda a los compromisos adquiridos

Una de las inquietudes que comparten tanto los colectivos como las instancias que elaboraron el documento del Plan de Acción Climática Metropolitano (PAC-AMG), es el presupuesto que se destina a las acciones para combatir la crisis climática.

Y es que, tan sólo dos días después de la aprobación del documento, el Congreso del Estado de Jalisco aprobó un recorte del 35% del presupuesto a la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa), por lo que, pasó de 52 millones 23 mil 201 pesos a 33 millones 815 mil 378 pesos, lo que pone en duda el reconocimiento de la crisis climática por parte del Gobierno de Jalisco:

“Se menciona que el presupuesto no es claro, por lo que no es claro el camino que se puede tomar. Se podría decir que se cumplen los compromisos internacionales del Acuerdo de París, en puro texto. Sin embargo, un presupuesto limitado puede hacer que, en la práctica, estos compromisos se vean sesgados por otras prioridades del gobierno”, subraya Roxana.

Por su parte, Casandra Palacios, integrante de Acción Climática, puntualizó que ni en el estado ni el país existe un presupuesto destinado exclusivamente para el cuidado del medioambiente:

“En México y en Jalisco, no hay el presupuesto para que las personas trabajen en el cuidado del medio ambiente. No importa cuántos planes tengamos, mientras no tengamos a personas u organismos que tengan el presupuesto para hacer estas transformaciones, tenemos que pensar en cómo capitalizar o hacer que el gobierno de más presupuesto”.

(Foto: ZonaDocs)

No es integral

Uno de los puntos que más resaltan en este análisis del documento, es la poca aparición de la sociedad civil como parte de la conformación del PAC-AMG. Los colectivos mencionan que las autoridades siguen omitiendo la importancia de la participación de la sociedad civil para elaborar estos planes:

 “En nuestra experiencia de participación, no ha sido totalmente inclusivo e, incluso, algo sesgada. Nos contactan, pero en las mesas de trabajo nos damos cuenta que las convocatorias siguen siendo para un grupo reducido de personas que están ahí más por la invitación y no porque sea un ciudadano reconocido por el tema. Si no se cuenta con el apoyo de la sociedad civil, no va a ir hacia ningún lado”, expresó Zeltzin Astudillo, integrante de Acción Climática.

Educación ambiental

Sobre la educación ambiental se habla desde hace treinta años y con la conformación del Acuerdo de París se ha impulsado la idea de incluir conciencia ambiental en la educación pública. No obstante, estas activistas  mencionan que el compromiso de las autoridades para comunicar este tema como la crisis que es, ha sido poco:

“Estos programas se dirigen con un cierto nivel de culpa hacia la sociedad, porque la gente es apática, que no le interesa. Como sociedad civil, si no tenemos una educación ambiental mínima porque no se nos proporcionó, no es como para que podamos responder al nivel de exigencia que nos están pidiendo estos planes ambientales. Si un problema no se reconoce, no se entiende o no se le da debida importancia que significa, estos programas van a fracasar”, señaló Zeltzin, haciendo una crítica a la metodología utilizada para el diagnóstico.

Sin acciones a corto plazo

El tema más grave, manifestado por los colectivos climáticos, es la falta de acciones a corto plazo. El diagnóstico menciona objetivos con la mira en el 2050, año en que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), proyectó como fecha de NO RETORNO; es decir, si no se cumplen los objetivos ambientales para esa fecha, será muy tarde para revertir la crisis:

“Hay planes, hay leyes, pero la fecha límite que tienen todos es 2050. Deben tener acciones concretas en un corto plazo más limitado”, expresó Casandra.

“Para hablar del futuro se tiene que hablar de lo que se está haciendo en el presente. El diagnóstico en ningún momento mencionaron las acciones que se estaban tomando hoy. ¿Qué se está logrando este año?, ¿qué cosas están funcionando y qué cosas no?”, cuestionó Arlene.

Así mismo, los colectivos expusieron su preocupación por lo que sucederá con este plan al cambiar las administraciones. Por ello, reiteraron la importancia de tener acciones concretas y no sólo tener planes futuristas:

“Marcaban los objetivos como ambiciosos cuando es realmente lo que se debe cumplir. Cumplir con las metas internacionales. Más ambicioso sería avanzar de esos porcentajes, de esas emisiones. Esta es la oportunidad para sentar bases para las siguientes administraciones, no importa qué color se postule”, subrayó Casandra.

“No es un problema a futuro. No entienden que esto se empieza desde hoy”, dijo Adrián García, integrante de FFF Guadalajara.

Sin un análisis contundente sobre los efectos en las zonas vulnerables

Arlene Valle se dijo preocupada por el poco criterio para analizar la vulnerabilidad. Acepta que los municipios que integran el AMG son los que más huella de carbono dejan; sin embargo, no se toman en cuenta los municipios de alrededor que serán los más afectados por esas emisiones de carbono.

Con ello, señaló que no se tocaron las aristas de salud y vida silvestre:

 “No hablan de cuáles son los riesgos de salud para las personas, no hablan de las otras especies, siento que faltó mucho en ese sentido”

Finalmente, ambos colectivos mencionaron que este documento debería incluir la propuesta de la declaración de emergencia climática, desarrollar qué implica, qué cambios tendrán las industrias y su objetivo. Así como, la importancia de articular un agenda propia entre movimientos climáticos de diferentes orígenes como: Acción Climática, Fridays For Future, GreenPeace, entre otros. 

Deja una respuesta