La nutria es considerada un depredador tope de los ecosistemas dulceacuícolas. (Foto: José Cruz Gómez Llamas)

Jóvenes investigadores trabajan en conservación de la nutria en Manantlán

en Investigaciones Especiales/Medio Ambiente

Los doctorantes descubrieron que la nutria se encuentra presente en prácticamente toda la Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán, tanto en pequeños arroyos, como en los ríos que salen de la sierra, lo que convierte a Manantlán en el Área Natural Protegida con mayor cantidad de hábitat para las nutrias en casi todo México.

Actualmente evalúan la presencia de metales pesados, plaguicidas y parásitos intestinales en la nutria.

Por: Mayra Vargas

Autlán, Jalisco; 09 de julio de 2019. (Letra Fría) ¿Cuál es el verdadero estado de conservación de la nutria en la Sierra de Manantlán? Se preguntaron al inicio de sus estudios de posgrado los ahora Maestros en Ciencias en Recursos Naturales del Centro Universitario de la Costa Sur, Juan Guillermo Adrián Brito Ríos y Carol Alexis Flores Real, quienes actualmente cursan su doctorado investigando a la nutria.

Juan Guillermo Adrián Brito Ríos, describe a este mamífero como un animal especial e importante dentro de los ecosistemas acuáticos, considerado un depredador tope de los ecosistemas dulceacuícolas:

Es una especie controladora de especies exóticas, es una especie “paraguas”, es decir, que su presencia influye mucho en las demás poblaciones animales y vegetales, en general, es una especie indicadora de la buena calidad ambiental, explicaron en entrevista a Letra Fría.

En su investigación de maestría, se enfocaron tanto él como su compañera Carol Alexis Flores Real, en conocer cómo se encontraban las poblaciones de nutrias dentro de la reserva, monitoreando elementos clave como su distribución, abundancia, dieta y estado del hábitat. También indagaron cuál era la percepción social de los pobladores de la región y descubrieron que al menos el 80 por ciento de ellos la conocen e identifican aspectos básicos acerca de su ecología.

Después de un largo periodo de muestreo, recopilaron una gran cantidad de información acerca de la especie en la Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán, que los llevó a descubrir aspectos interesantes:

Lo primero que descubrimos es que la nutria se encuentra presente en prácticamente toda la reserva, tanto en pequeños arroyos, como en los ríos que salen de la sierra, lo que convierte a Manantlán en el Área Natural Protegida con mayor cantidad de hábitat para las nutrias en casi todo México.

También encontraron que la nutria se distribuye ampliamente tanto en el río Ayuquila-Armería, como en el río Marabasco, prefiriendo las zonas bien conservadas de cañón.

La nutria se encuentra presente en prácticamente toda la Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán. (Foto: José Cruz Gómez Llamas)

Brito Ríos menciona que, en promedio, la abundancia de nutrias fue de 1.3 individuos por kilómetro en el río Ayuquila y 2.5 nutrias por kilómetro en el río Marabasco, además de una presencia en sitios con ciertas características:

La abundancia de nutrias fue mayor en sitios mejor conservados que en aquellos que presentaban algún tipo de perturbación o degradación. La evaluación del hábitat arrojó que las nutrias prefieren zonas del río aisladas con vegetación densa y con presencia de pozas en donde pueden pescar.

Como parte del Programa de Recuperación y Repoblación de Especies en Riesgo (PROCER), realizaron una red de vigilantes comunitarios, que incluyó principalmente a pescadores de la región, con el objetivo de que los ayudaran a realizar un monitoreo continuo de la nutria:

A los participantes se les capacitó para la búsqueda y registro de rastros de nutria y se les equipó con binoculares, una libreta, una guía de identificación de rastros de nutria, una cámara, un GPS, una mochila y un uniforme, detalla el doctorante.

Los resultados del proyecto comunitario fueron muy buenos, pues en solo unos meses comenzaron a obtener registros y fotografías detalladas de nutrias. Esta actividad ayudó a mejorar la percepción de las personas, principalmente de aquellas que tenían un conflicto con la especie.

Los doctorantes realizaron una red de vigilantes comunitarios. (Foto: Cortesía)

Posteriormente realizaron más de treinta charlas de difusión en más de diez escuelas de la región, enfocadas a estudiantes de secundaria y preparatoria, también un foro de diálogo en Colima con actores políticos y sociales, además de un taller con los ayuntamientos municipales de la región.

Los doctorantes concluyeron que el estado de conservación de las nutrias en la Sierra de Manantlán es bueno y estable, sin embargo, su conservación a futuro no se encuentra asegurada, ya que depende de la aplicación de un manejo integral de las cuencas y de los recursos naturales de la zona en general.

Actualmente los jóvenes buscan realizar más acciones a futuro para estudiar, conservar y divulgar la importancia de la nutria, no solo en Manantlán, sino en todo el estado de Jalisco:

Nos encontramos realizando estudios acerca del consumo de especies de peces exóticos por parte de la nutria. También, nos encontramos realizando el registro de la distribución de la nutria en todo el estado de Jalisco, abarcando todas las cuencas, lagos y lagunas, presas, sitios RAMSAR y Áreas Naturales Protegidas del estado.

Los doctorantes también evalúan la presencia de metales pesados, plaguicidas y parásitos intestinales en la nutria y están por comenzar el primer monitoreo en Jalisco mediante foto trampeo, para estudiar la estructura de la comunidad y el comportamiento de la especie, así como un monitoreo mediante telemetría, con la intención de registrarlo en un documental, como producto final.

Los doctorantes también evalúan la presencia de metales pesados, plaguicidas y parásitos intestinales en la nutria. (Foto: Guillermo Brito)

Para los maestros en ciencias, ha habido un crecimiento en la abundancia de nutrias, gracias al hábitat que se encuentra mejor conservado, gracias a las acciones realizadas por dependencias como la Universidad de Guadalajara, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente para la Gestión Integral de la Cuenca Baja del Río Ayuquila (JIRA).

MA/AJEM

Egresada de la Licenciatura en Periodismo del Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara. Ganó el Premio Especial James Rowe al Periodismo de Investigación 2015, en la categoría estudiantes universitarios, otorgado por el Foro de Periodismo Argentino, en Buenos Aires. Recibió mención honorífica en el 2do. Hackatón de Periodismo Científico e Innovación, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Guadalajara, Jalisco, también en 2015. Ha publicado trabajos en diversos medios como Aristegui Noticias, en la revista digital Votán MX y Zona Docs. Desde 2017 es miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia (Red MPC), con sede en la Ciudad de México y es miembro activo del Capítulo Juvenil Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco (BSGEEJ) desde junio de 2018. Ganó el Premio Juventud 2019 en Autlán, Jalisco. Periodista en Letra Fría desde 2013.

1 Comment

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio