¿Quién cuidará al hijo de Luz Raquel?

Antes del asesinato de Luz Raquel Padilla, el Centro Autismo de Zapopan dejó de atender a su hijo y las crisis del menor se intensificaron. La patrulla asignada llegaba, pero a petición del vecino agresor. Las autoridades que fallaron en todo cuando ella estuvo viva ahora ofrecen atención al niño. Lo que no dicen es cómo lo harán

Por: Pie de Página | Alianza de Medios

Guadalajara, Jalisco. 22 de julio de 2022 (Letra Fría).- Meses antes de que Luz Raquel Padilla fuera asesinada, el Centro Autismo de Zapopan, dependiente del DIF, dejó de atender a Bruno, su hijo de 11 años. Eso provocó un aumento en las crisis del niño que enfurecían a sus vecinos, particularmente a uno muy violento.

Anuncios

MEJORAVIT

Luz Raquel buscó ayuda para encontrar especialistas que le ayudaran con Bruno. El niño, diagnosticado con autismo y epilepsia, solía tener episodios violentos, donde tiraba patadas y mordidas a su madre. Muchos de estos episodios eran detonados por los propios gritos del vecino que tanto lo odiaba.

“La sobreestimulación auditiva puede provocar en personas autistas esta sensación de dolor. Por eso se tapan los oídos, por eso gritan, porque les duele; su sistema no canaliza los estímulos de la misma manera. Y eso detona las crisis. Buscan cómo tranquilizar ese dolor y es como decirte: ‘has algo para que me pueda regular´”, explica Millaray Bermeo, psicóloga educativa de la colectiva Yo cuido -México

Bruno entraba en cris cada vez que su vecino violento se ponía a gritar. Y cada vez que Bruno entraba en crisis, su vecino se ponía más violento. Así fue, hasta que en el Centro de Autismo Zapopan ya no quisieron atender al niño.

Anuncios

APYSA

“Ellos le dijeron: ‘llévate a tu hijo porque es muy violento y ya no sabemos qué hacer con él’”, dice Millaray, quien también es madre y cuidadora 7/24 de un niño con epilepsia refractaria.

Luz me habló para ver si, desde la Ciudad de México, podíamos encontrar a un especialista que quisiera atenderla a distancia, y en eso estábamos… pero imagínate que las instituciones, donde se supone que están los expertos, nos mandan a nosotras, las madres, a resolver cómo atenderlos: ‘tú busca, porque es tu hijo’”, narra, en una extensa conversación telefónica.

Cuenta también que las “medidas de protección” que le asignaron a Luz Raquel, y que ha presumido el gobernador Enrique Alfaro, sólo duraron 90 días.

“A partir del 9 de julio ya no las tenía. Y no eran nada especiales, eran llamar al 911 y decir: Código Violeta, pero en realidad, cuando llegaba la patrulla era porque este vecino la había llamado para quejarse de Bruno”, dice.

Luz Raquel y Millaray hablaban varias veces a la semana por las actividades de la colectiva, que tiene sus principales centros de operación en Jalisco y la Ciudad de México.

El viernes 15 de julio hubo una mesa de trabajo para la construcción del sistema de cuidados en Jalisco. Zapopan era el primer municipio donde se iba a implementar un sistema integral de cuidados.

Luz era integrante de Yo Cuido en Jalisco y ese día había recibido nuevas amenazas, pero las minimizó porque “se estaba acostumbrando” a las amenazas, que cada vez eran más seguidas, y porque “su mente estaba en el evento”.

Para leer todo el contenido, sigue leyendo en el sitio de Pie de Página

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad