/

Las Elecciones que vienen…y van

Con este arbitro y reglas vamos a enfrentar la jornada electoral del 2 de junio e independientemente de quien resulte triunfador en los diversos cargos de elección, la ciudadanía tendrá que estar muy al pendiente del cumplimiento de sus promesas de campaña.

(Foto: Especial)

Desde que el ser humano inició su proceso civilizatorio y sobre todo cuando logró un avance considerable al implementar la agricultura a su sistema de vida y con ello hacerse sedentario, estableció las bases para impulsar un mayor desarrollo que incluía un incremento de la población, de la producción en general y por lo tanto de su organización, de sus formas de establecer relaciones sociales y estructuras de gobierno.

Todo parece indicar que la forma de gobierno en esta etapa fue la monarquía, con un rey apoyado en un consejo de gente de poder.

Anuncios

JRA PROMOTORES INMOBILIARIOS

Gobernantes en el México Prehispánico

La monarquía de los antiguos mexicanos estaba conformada por la nobleza. Los sacerdotes y guerreros tenían acceso a riquezas y tierras.

Mientras que la gente del pueblo llamada macehualtin se desempeñaba en labores de agricultura y artesanías, es así que el poder político y militar lo poseía un grupo minoritario que dominaba y tenía todos los privilegios, estaba compuesta además de sacerdotes, guerreros, también incluía arquitectos, artistas y comerciantes de élite que vivían en los centros ceremoniales; y el resto de la población subordinada, se dedicaba al campo principalmente aunque también existían diversos oficios que se llevaban a cabo con eficiencia y una gran creatividad, lo cual reflejaba los principios fundamentales de su cosmogonía.

Anuncios

APYSA

Los macehualtin tenían la posibilidad de mejorar su situación social incursionando en la guerra o el comercio. Ellos vivían en calpullis(barrios) los cuales estaban conformados por familias comunes que heredaban esos territorios.

En cada calpulli existía un delegado electo por el tlatoani para registrar cada una de las tierras de la comunidad y controlar las labores del cultivo.

Anuncios

Cuipala


El puesto de tlatoani tenía que ser precedido solo por aquellos que eran descendientes del primer tlatoani Foto: Mediateca INAH

El Huey tlatoani era el orador y jefe de todo el pueblo, era la máxima autoridad, pues estaba al mando del consejo supremo, conformado por otros gobernantes menores de otros pueblos, así como militares y delegados.

Con la invasión de los españoles en el siglo XVI a estas tierras, prácticamente se terminaron las estructuras sociales que sostenían al sistema.

Anuncios

Gallery

El México actual

Hasta antes de la creación del ahora INE, los comicios en el país se efectuaban a través de la Comisión Federal Electoral, un ente gubernamental que no garantizaba la transparencia ni legalidad.

Fue en 1990 cuando, a partir de las reformas realizadas a la Constitución en materia electoral, el Congreso de la Unión expidió el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE) y ordena la creación del Instituto Federal Electoral IFE, a fin de contar con una institución imparcial que dé certeza, transparencia y legalidad a las elecciones federales.

En 1993, el Poder Legislativo le otorgó al entonces IFE las siguientes atribuciones:

  • Declarar la validez de las elecciones de diputados y senadores
  • Expedir constancias de mayoría para los ganadores de estos cargos
  • Establecer topes a los gastos de campaña

Como las democracias al igual que las sociedades son dinámicas e inestables, en el año 2014 el IFE se transforma en INE, adquiere mayores atribuciones y un prestigio internacional ganado con el paso de los años.

Sin embargo, es necesario que, al finalizar el proceso electoral actual, se realice una convocatoria a nivel nacional que permita a los diversos sectores sociales expresar sus ideas y propuestas para mejorar todo el sistema electoral desde una perspectiva global y moderna, incluyendo la participación proactiva de los tres poderes.

Sobre todo, de los legisladores, el sector académico e iniciativa privada. Con apego a la normatividad las iglesias también tendrían que expresar su postura, dado la enorme influencia que aún ejercen en ciertos sectores de la población.

Por lo pronto con este arbitro y reglas vamos a enfrentar la jornada electoral del 2 de junio e independientemente de quien resulte triunfador en los diversos cargos de elección, la ciudadanía tendrá que estar muy al pendiente del cumplimiento de sus promesas de campaña. Ya existen diversos ¨observatorios ciudadanos”, con esa función.

No estaría nada mal implementarlos en la región, facilitaría un esquema de gobernanza: donde la ciudadanía tenga algún tipo de incidencia efectiva en la toma de decisiones en asuntos de interés público y estratégico.

Historiador y escritor. Ha publicado en diversas revistas, medios y modalidades. Es profesor investigador titular de la Universidad de Guadalajara.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad