Realidad alterna | Sobre el dengue y la alerta que nunca fue

en Plumas

En su columna de hoy, Lourdes Cano aborda la problemática del dengue y la responsabilidad del gobierno de Jalisco frente a una emergencia sanitaria como esta.

Por: Lourdes Cano Vázquez

Autlán de Navarro, Jalisco. 9 de octubre de 2019. (Letra Fría) Probablemente lo más sabio entre las multitudes es conservar la calma. Prender la chispa para desbordar el pánico en una sociedad que en todo momento representa un caldo de cultivo es una amenaza inminente para cualquier gobierno; por lo tanto, estar en el poder exige mantener una constante alerta a que la muchedumbre cuestione y rebase tu autoridad en cualquier momento.

En las últimas semanas hemos sido testigo de situaciones similares, como manifestaciones que terminan en actos vandálicos por ejemplo; pero a nivel estatal existe una amenaza que bien podría colapsar en cualquier momento: el dengue.

En un jardín de niños en la zona oriente del Área Metropolitana de Guadalajara, los niños ausentes por dengue se cuentan a montones. Se están contagiando fuera de su casa, en grupos. Un paseo por el área de emergencias de cualquier clínica pública es muy revelador, pues un solo vistazo evidencia que nuestro sistema de salud a nivel estatal se encuentra al borde del colapso.

Sin embargo, las acciones en respuesta al dengue no parecen ser un tema importante para el gobierno del estado, que ante los crecientes casos se resiste a declarar una alerta sanitaria que permita la rápida intervención de las autoridades para el combate de la epidemia.

Quizás, gobierno del estado quiere lograr que la multitud conserve la calma y no decreta la emergencia con tal de no alterar el orden natural de las cosas, pero este no será el caso en que la gente no se vaya a enterar porque, ¡oh, sorpresa!, es la misma población que en carne propia padece la gravedad del asunto y advierte la ligereza de las autoridades para reaccionar ante una emergencia. Este no es el caso, gobernador, es momento de afrontar la situación como viene, la omisión es también una falta grave.

LL/LL

*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio