(Foto: Archivo Letra Fría)

“Ser cristiano es muy difícil, estamos en guerra”; señala obispo de la diócesis de Autlán

en Área Metropolitana

Por: Redacción

Autlán de Navarro, Jalisco; 18 de noviembre de 2019. (Letra Fría) El mundo, la carne y el demonio son los tres enemigos contra los que lucha todos los días el cristiano, señaló el obispo de la diócesis de Autlán, Rafael Sandoval Sandoval, durante la homilía en la misa dominical. Consideró que ser cristiano es muy difícil y que por ello los creyentes se encuentran en una batalla cotidiana:

“Estamos en guerra y por eso necesitamos purificación. La iglesia está pasando una época de purificación de fuego. Imagínense el fuego, le mete uno leña y queda ceniza, la paja desaparece, necesitamos purificación”, dijo el obispo.

Sandoval Saldoval recalcó que el primer enemigo a vencer es la carne, es decir, la debilidad que se encuentra en cada una de las personas:

“El primer enemigo es la carne, es decir el enemigo es nuestra debilidad, hay que identificar esto, el primer enemigo es el que está dentro de cada uno porque experimentamos como que hay dos fuerzas, una que nos impulsa al bien, a la verdad, a la justicia y otra que nos lo impide. No se trata de buscar enemigos fuera, el enemigo principal está dentro”.

El obispo dijo que el segundo enemigo es el mundo; se trata de todo lo anticristiano y lo contrario a la doctrina de Jesucristo. También se refirió al mundo que está contra la vida y contra el amor, además de quienes tergiversan las cosas y las confunden.

El prelado señaló como un tercer enemigo al demonio en forma de envidias, mentiras y falsos mesías, que provocarán las persecuciones y cambios de personas a otras iglesias:

“En medio de esta lucha, una lucha terrible, el señor dice miren: vendrán persecuciones hasta de su misma familia y sus mismas comunidades los odiarán, dirán mentiras contra ustedes, los llevarán ante tribunales, los traicionarán hasta los de su propia casa y muchos asustados se caerán”.

El obispo llamó a los feligreses a reflexionar sobre falsas doctrinas y pidió a los católicos quitarse las máscaras:

“Estamos llenos de máscaras, la máscara de buena gente, de que son muy devoto de la virgen, se caen las máscaras y qué es lo que queda, la verdad, solo la verdad, humilde, sencilla”.

Rafael Sandoval dijo que como iglesia darán batalla contra el mal que hay en sí mismos y en el mundo.

MA/MA

*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio