/

Tenamaxtlán, sexto lugar en denuncias por abuso sexual infantil

Manifestación en Tenamaxtlán, Jalisco. (Foto: Esther Armenta)

Del 2018 a julio de este año, Tenamaxtlán sumó 6 carpetas de investigación por abuso sexual infantil. Sus denuncias son equivalentes al 4.95 por ciento de las denuncias presentadas en la Fiscalía Regional de Ameca Distrito IX, donde existen 121 carpetas de investigación por ese delito.

Por: Esther Armenta

Tenamaxtlán, Jalisco. 21 de septiembre del 2021. (Letra Fría) Tenamaxtlán es el sexto municipio en denuncias por abuso sexual infantil, según cifras de la Fiscalía Regional de Ameca Distrito IX. El distrito está conformado por nueve municipios, los cuales en conjunto, suman de 2018 a julio de 2021, 121 carpetas de investigación por el delito de abuso sexual cometido en contra de menores de edad.

Las víctimas de abuso sexual infantil presentaron 35 denuncias por dicho delito durante 2020, y en lo que va de este año, son 18 las investigaciones abiertas ante la misma Fiscalía Regional de Ameca, de acuerdo con datos obtenidos por Letra Fría vía transparencia.

A pesar de que en México el nivel de impunidad en altísimo, de hasta el 99 por ciento, de acuerdo con Tania Reneaum, directora de Amnistía Internacional (AI) México, existen víctimas que deciden denunciar. En el caso de esta región, los municipios con más denuncias de 2018 a julio de este año, son:  Ameca con 36, Cocula con 31, San Martín de Hidalgo con 17, Talpa con 16, Atengo con 8 y Tenamaxtlán con 6.

Una estimación del INEGI, indica que en el país no se denuncian 9 de cada 10 delitos. Siguiendo esta estimación, en Tenamaxtlán, en realidad, podrían haber ocurrido cerca de 54 abusos sexuales contra niñas, niños y adolescentes, mientras en todo el distrito habría un estimado de 1 mil 89 casos en los últimos tres años y medio.

Las cifras contrastan y autoridad no reconoce abuso sexual en Tenamaxtlán

Este año el DIF de Tenamaxtlán no ha registrado abusos sexuales contra menores, pero eso no significa que no existan. De acuerdo con datos de la Fiscalía Regional, en el municipio se levantó una denuncia por el delito en cuestión en los primeros siete meses de este año, sin embargo, el DIF Municipal señala que durante el 2021 no se presentaron denuncias al respecto en sus oficinas.

El DIF Municipal no reconoce como abuso sexual las agresiones cometidas contra menores. El DIF declaró a Letra Fría en respuesta a solicitudes de información vía transparencia, que se atendieron cuatro casos de “tocamiento” entre el 2018 y 2019, así como un caso de abuso y feminicidio en 2020. La dependencia no llama al delito por su nombre, pese a lo señalado por la UNICEF:

“El abuso sexual ocurre cuando un niño es utilizado para la estimulación sexual de su agresor (un adulto conocido o desconocido, un pariente u otro niño, niña y adolescente) o la gratificación de un observador. Implica toda interacción sexual en la que el consentimiento no existe o no puede ser dado, independientemente de si el niño entiende la naturaleza sexual de la actividad e incluso cuando no muestre signos de rechazo. El contacto sexual entre un adolescente y un niño o una niña más pequeños también puede ser abusivo si hay una significativa disparidad en la edad, el desarrollo, el tamaño o si existe un aprovechamiento intencionado de esas diferencias”, señala la UNICEF.

Acciones como manoseos, frotamientos, contactos,  besos sexuales, penetración o su intento, exhibicionismo y el voyeurismo, exhibición de pornografía, entre otras conductas, son abuso sexual.

Para finalizar, la dependencia declaró en total cinco casos de violencia sexual contra menores, casos que ocurrieron durante la administración 2018-2021, encabezada por Gilberto Pérez Barajas, y señala que la edad de los agresores va de los 26 a los 50 años de edad.

Manifestantes preparan pancartas en marcha por Heidi, Tenamaxtlán 2020 (Foto: Esther Armenta)

Otras violencias

El 15 de noviembre del 2020, la violencia sexual que acecha a los menores de edad de Tenamaxtlán se evidenció. Heidi, una niña de nueve años fue reportada como desaparecida y tres días más tarde, el 18 de noviembre, se localizó su cuerpo sin vida con signos de agresión sexual.

Cuatro días después de encontrado su cuerpo, la rabia y el deseo de justicia caminaron por Tenamaxtlán el domingo 22 de aquel mes. Algunos habitantes de ese y otros municipios cercanos, tomaron las calles para exigir la captura del culpable, en ese momento prófugo, y también con el objetivo de prevenir futuros casos.

A escasos siete minutos de haber comenzado la marcha, una mujer que vestía camisa morada y pañuelo blanco en su cuello, se detuvo frente a los asistentes para decir en voz alta y sin tabúes, que la salud mental y la educación sexual, deben ser prioridad en los hogares, sólo así podrán evitarse crímenes como el ocurrido ese año.

“Espero que tomemos conciencia, primeramente de que no es un desfile, este pueblo no está feliz, este pueblo está destrozado, en este pueblo estamos dolidos. A todos, yo creo, nos duele en el alma porque así como fue ella, pudo ser un familiar, un conocido, así como algunas la conocíamos y otros no, estamos unidos para exigir justicia para Heidi, justicia para todos”, dijo la manifestante.

Niñas y niños marchan por Heidi en Tenamaxtlán, noviembre del 2020. (Foto: Esther Armenta)
Foto: Ángeles Claustro

Una hora más tarde, cuando el pueblo se movió en silencio hasta el jardín principal, otra de las asistentes se pronunció con el fin de señalar la violencia en contra de menores, la necesidad de identificar a los responsables y también la intimidación que experimentan mujeres dentro de sus hogares.

“Tenamaxtlán despierta, tenemos que mover conciencias, que ningún niño o niña se callen las atrocidades que están sufriendo, que las madres de familia y las mujeres denuncien los atropellos de que son víctimas, que cada uno de nosotros nos convirtamos en agentes de seguridad para todos. Enseñemos a descubrir a los depredadores antes de que destrocen los sueños de los inocentes, todos somos culpables”, declaró.

Sus palabras son reales, en Tenamaxtlán hay violencia en los hogares y lesiona, principalmente a mujeres y niños. Lo dicho por aquella manifestante se materializa en las 8 carpetas de investigación por violencia familiar que promovieron víctimas que viven en Tenamaxtlán. Fueron presentadas entre enero del 2018 y julio del 2021 a la Fiscalía Regional de Ameca. De ellas, tres se crearon en 2021.

A nivel jurisdicción, existen 754 carpetas de investigación por agresiones al interior del núcleo familiar y de ellas, 91 se presentaron en los primeros siete meses de este año, siendo el municipio de Ameca el de mayor denuncias con 51, seguido por Talpa y Guachinango con 13 casos cada uno.

A los agresores no les basta con herir y dejar las evidencias mentales o físicas, hay quienes intentan quitar la vida. En el Distrito IX de la Fiscalía, existen dos investigaciones abiertas por homicidio en contra de mujeres y una más por tentativa de feminicidio.

En esas estadísticas está el asesinato de Heidi, una niña víctima de feminicidio. Su caso expone la violencia de género que perdura en Tenamaxtlán y los municipios cercanos. El eco de justicia por su feminicidio resuena mientras la sentencia para los culpables de este y otros delitos, todavía no llega.

EA/MA

*Queda prohibida la reproducción total o parcial. El contenido es propiedad de Letra Fría*

Periodista egresada de la Licenciatura en Periodismo en el Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara. Afinidad por el periodismo de investigación, narrativo y derechos humanos. Reportera en Letra Fría a partir de mayo del 2019. Conductora de Matutino LF, el noticiero de Letra Fría.

Deja una respuesta